CDMX respira media tonelada de materia fecal al día

Se calcula que en la capital hay 1.2 millones de perros, los cuales generan 400 gramos de heces fecales al día que se incorporan al aire y producen enfermedades gastrointestinales

Por Israel Zamarrón

La Ciudad de México está próxima a entrar de lleno en la temporada de ozono, la cual traerá episodios de contingencias ambientales que, se prevé, se agudicen en marzo y mayo.

No obstante, cuando se habla de contaminación del aire, se suele pensar en las emisiones de autos o fábricas, pero hay otro factor que a veces no llama la atención: el fecalismo canino.

Se calcula que en la Ciudad de México hay 1.2 millones de perros -de los cuales 120 mil serían callejeros- que generan hasta 400 gramos de materia fecal al día en promedio.

Esto da como resultado 480 kilos diarios de excremento producido en la Ciudad de México que van a parar al aire que respiramos.

En ese sentido, un mes crucial en el transporte de partículas de heces fecales será marzo, cuando se generan tolvaneras.

Partículas de excremento

Al desintegrarse por el sol, la materia fecal es dispersada por el aire y se une a las partículas suspendidas, que ya traen hidrocarburos, esporas, entre otros componentes tóxicos.

“Las bacterias que se liberan se unen a las partículas suspendidas, cuando las analizamos tienen pegados los elementos (de la materia fecal)”, explicó la directora del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), Amparo Martínez.

Las partículas suspendidas se dividen en PM10 y PM2.5; las primeras cabrían cinco veces en el grueso de un cabello; de las segundas cabrían al menos 20.

La investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, Irma Rosas, dijo a Publimetro que ya investigan más a fondo la composición de las partículas suspendidas, del cual derivará el impacto del fecalismo.

El estudio, adelantó estará hacia el tercer trimestre del año y es financiado por la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Gobierno de la Ciudad de México.

Daños a la salud

El fecalismo canino al aire libre es responsable de causar enfermedades zoonóticas, parasitarias, bacterianas y virales.

Las enfermedades zoonóticas son transmitidas de animales a humanos y algunos padecimientos son vómitos, diarrea y lesiones en ojos.

También daños en el sistema nervioso de los fetos humanos; síntomas de gripe; daño hepático; úlceras, entre otras.

Asímismo contribuye a generar diarrea, colitis hemorrágica e infecciones en el intestino delgado.

De acuerdo con la directora del INECC, Amparo Martínez, el fecalismo al aire libre genera cepas de escherichia coli, que afectan a la salud.

Algunos síntomas son fuertes dolores abdominales, diarrea intensa, náuseas, vómito y fiebre leve, los cuales suelen aparecer tres o cuatro días después del contagio.

¿Riesgo en casa?

De acuerdo con el doctor Ignacio Martínez, investigador del Departamento de Atención a la Salud de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), también hay riesgo del fecalismo canino intramuros.

Esto ya que cuando el perro olfatea en jardines para buscar un lugar dónde defecar, puede infectarse de heces de otros caninos o por él mismo al asearse la región anal.

El parásito conocido como Toxocara cannis en perros, se observa con mayor frecuencia en individuos jóvenes y provoca fiebre y diarrea acuosa acompañada de moco de olor fétido, dolor abdominal, falta de apetito y pérdida de peso.

En los seres humanos, se le llama Cryptosporidium y produce un síndrome diarreico de intensidad y duración variables.

Para el caso de personas inmunocompetentes -con un sistema inmunológico normal- presenta cuadros de diarrea acuosa y voluminosa con moco.

En personas inmunocomprometidas – con alteraciones en los mecanismos de defensa- la diarrea tiende a ser severa y persistente, acompañada de fiebre, náusea, vómito, ataque al estado general e importante pérdida de peso con alto grado de morbilidad y mortalidad.

Gran cantidad de brotes reportados ha sido producida por frutas y vegetales lavados con agua contaminada.

Los parásitos sobreviven a la cloración, la yodación, así como a la refrigeración o el calentamiento pues requieren temperaturas por arriba de los 72 grados centígrados durante un minuto para su inactivación.

Focos de riesgo

Entre mayo y julio de 2013 se realizó un muestreo exploratorio descriptivo para la búsqueda de ooquistes de Cryptosporidium spp y otros parásitos en perros domiciliados de la Ciudad de México.

Ese trabajo incluyó el análisis de 183 muestras de materia fecal obtenida de perros aparentemente sanos y bien cuidados –113 machos y 70 hembras con edades de tres meses a 12 años– colectadas en 12 delegaciones:

  • Álvaro Obregón, Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Iztacalco, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Hidalgo, Tláhuac, Tlalpan, Xochimilco.

De acuerdo con los resultados obtenidos, la frecuencia de perros infectados con enteroparásitos fue de 21.

El nivel de infección de Cryptosporidium spp resultó estadísticamente significativo en perros de razas de pelo largo: pastor alemán, golden, cocker y en criollos.

De esta manera se comprobó la presencia de Cryptosporidium y otros parásitos zoonóticos intestinales en perros domiciliados de la Ciudad de México.

Los resultados sugieren que los perros de las delegaciones Iztacalco y Tlalpan representaron mayor riesgo para transmitir las formas infectantes de Cryptosporidium, T. canis y Ancylostomideos a sus dueños.

¿Qué hacer?

Para el especialista en temas ambientales y académico de la Universidad Iberoamericana, Javier Riojas, hace falta un programa de educación y comunicación para que los dueños de mascotas se responsabilicen más para recoger las heces fecales de sus perros.

Una acción que podría reducir el fecalismo canino al aire libre sería colocar más espacios exclusivos para mascotas en los parques, que podría obligar a los dueños a recoger las heces de sus perros.

También aplicar de manera más exigente el artículo 26 de la Ley de Cultura Cívica de la Ciudad de México, que establece multas de 830 a mil 509 pesos o arresto de 13 a 24 horas.

DATOS

  • 1.2 Millones de perros en la Ciudad de México
  • 400 Gramos de excremento puede producir un perro al día
  • 24 Horas de arresto puede ser la sanción por no recoger heces fecales de mascotas en la calle
Loading...
Revisa el siguiente artículo