Vivir para llenar el tanque

Un chofer de microbús destina 750 pesos diarios para combustible, en promedio, 150 pesos más de lo que destinaba anteriormente

Por Uno TV

El despertador suena todos los días a las 5:45 de la mañana. Mientras Arturo se prepara para comenzar su jornada laboral, su esposa le prepara el desayuno.

En la recámara ya lo esperan el mismo par de zapatos que no ha cambiado desde hace un año, un pantalón de mezclilla y una camisa. Afuera está listo el Tsuru modelo 2013 que apenas terminó de pagar y le permite trabajar como taxista.

La ruta habitual comienza en la zona norte de la Ciudad de México. A la altura de San Cosme el taxímetro del automóvil marca la palabra "libre", luego de dar unas cuantas vueltas en la zona, Arturo consigue su primer "viaje". Así transcurren las siguientes 10 horas del día, en las que él puede llegar a ganar sólo 400 pesos, pues la mayor parte debe destinarlo a gasolina,  la renta de las placas del taxi y mantenimiento del auto.

Apenado acepta que "se vive para medio llenar el tanque" del taxi, pues a pesar de que aprendió el "viejo truco" de los 20 litros, gasta más de 300 pesos al día y casi 10 mil pesos al mes en gasolina, ya que desde febrero la Comisión Reguladora de Energía da a conocer el ajuste a los precios de las gasolinas, cada día.

"Con el precio de la gasolina mis ingresos bajaron y pues hay que trabajar una hora más, dos o hasta tres horas más. Con la consecuencia de que aumenta el cansancio y el riesgo", asegura Arturo Rodríguez.

Al igual que él, Juan José también trabaja 10 horas diarias. La ruta de su microbús va de Chapultepec, ubicado en la Ciudad de México a Valle Dorado, en el Estado de México. El trayecto dura tres horas aproximadamente y en promedio destina entre 650 y 750 pesos diarios al combustible que utiliza su microbús, en promedio, 150 pesos más de lo que destinaba anteriormente. Lo que significa que al mes realiza un gasto de 22 mil 500 pesos en gasolina.

A pesar de trabajar varios días de la semana hasta la una de la mañana, Juan José admite que con tres hijos estudiando la primera, secundaria y preparatoria, no le alcanza, pero que trabaja más para sacar los gastos.

"Ahora sí que si no me alcanza tengo que darme otra vuelta de más para poder que me alcance, llenarlo y para mis gastos".

En la Ciudad de México, operadores de corredores de transporte público ya alertaron  que han tenido que parar unidades debido a que ya no pueden sostener los costos del combustible y mantenimiento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo