México, en busca de ingenieras

En el país sólo dos de cada 10 personas que estudian ingenierías son mujeres; se alejan de esta rama por estereotipos y prejuicios

Por Israel Zamarrón

Alejandra estudia la secundaria en el Estado de México, al intentar tomar un taller relacionado con la ingeniería le dijeron que las niñas solamente podían cursar corte y confección, lo cual la frustró por considerar que su opinión no fue tomada en cuenta.

Este testimonio fue obtenido por la organización Mexicanos Primero y retrata una realidad palpable en el país: las mujeres no se interesan en las ingenierías, ciencias o matemáticas por una combinación de estereotipos que empiezan en casa y se refuerzan en la escuela, y por falta de referentes femeninos.

Las ingenierías Industrial, Mecánica, Electrónica y Tecnológica son la quinta carrera con mayor número de profesionistas en México, con 325 mil 635 personas; el 76% son hombres y el 24% mujeres; es decir, por cada dos ingenieras en el país, hay ocho ingenieros.

Resultados de la prueba PISA 2015 indican que en México un 28% de los chicos tienen la expectativa de seguir una carrera como profesional de la ciencias o ingeniería, comparado con el 9% de las chicas.

En contraste, un 26% de las mujeres esperan seguir una carrera como profesional de la salud (doctoras, veterinarias o enfermeras), comparado con un 13% de los hombres que piensan dedicarse a esta rama.

El problema es conocido por la Secretaría de Educación Pública (SEP), cuyo titular, Aurelio Nuño, dijo el lunes que este fenómeno no se da porque los hombres sean más capaces que las mujeres, pues ambos compiten en igualdad de condiciones cognitivas.

Entonces ¿qué pasa?

El director general de Mexicanos Primero, David Calderón, explicó a Publimetro que esto ocurre por los estereotipos sobre que las ciencias y la ingeniería son ámbitos para hombres, y de hecho los padres ponen a los niños a jugar con autos y a las niñas con muñecas.

Estos estereotipos, detalló, se refuerzan en la escuela, donde los profesores muchas veces reconocen más las respuestas correctas de los niños o, como a Alejandra, se les niega cursar un taller de ingeniería y se le orilla a actividades que son consideradas, de manera errónea, sólo de mujeres.

Es un tema fundamentalmente de prejuicio, no hay ninguna base científica para suponer que hombres y mujeres pueden tener rendimientos diferentes en disciplinas diferentes; es una programación cultural que viene desde los primeros años”, explicó.

En lo anterior coincide la OCDE, que menciona que los estereotipos pueden hacer que algunos estudiantes desistan de continuar con su dedicación a las ciencias.

Por ello, afirma, los padres deben promover de manera más activa la participación de sus hijos en actividades científicas y respetar e impulsar sus inclinaciones académicas.

Más que estereotipar la ciencia o la ingeniería, los padres deben ayudar a sus hijos e hijas a tomar conciencia de todas las oportunidades laborales que se abrirían para ellos con una buena formación en ciencia y tecnología.

La OCDE considera que el actual “es un momento en el que los conocimientos científicos cada vez están más vinculados al crecimiento económico y se vuelven necesarios para dar soluciones a complejos problemas sociales y ambientales”.

Falta de referentes

Tras un vistazo al directorio histórico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se detecta que no ha existido una mujer que la presida, es decir, tampoco hay referentes para las mujeres.

La falta de referentes es otro factor, no menos importante, que no motiva a las mujeres a estudiar ciencias o ingenierías; las meritorias excepciones que hay en México confirman la regla: es un ámbito del conocimiento que no atrae demasiado al género femenino.

Dos grandes figuras femeninas destacas en la ciencia son Julieta Fierro, astrónoma y divulgadora de las ciencia; y Silvia Torres Castilleja, quien incluso es la presidenta de la Unión Astronómica Internacional; ambas egresadas de la UNAM.

Ante ello Calderón Martín del Campo afirma que es necesario que se vincule a mujeres con otras que han emprendido carreras exitosas en las ciencias o ingenierías para que funjan de mentoras y derribar los estereotipos que hay sobre este ámbito del conocimiento.

Además, dijo, el próximo lunes la SEP presentará el nuevo modelo educativo el cual podría cambiar el sentido de los talleres de las escuelas secundarias técnicas, para que no estén basados en roles de género y romper así con una tradición que data de los años 40.

DATOS

24%

De los profesionales en ingeniería en México son mujeres

9%

De las jóvenes en México piensan dedicarse a una carrera en el campo de la ciencia

Les llama más la atención el campo de la salud:

  • Doctoras
  • Enfermeras
  • Veterinarias

$12,118

Percepción promedio de un ingeniero

$9,757

Percepción promedio de una ingeniera

Loading...
Revisa el siguiente artículo