Estados

Imágenes fuertes: Severo caso de cáncer en el rostro de una mujer moviliza a Chiapas

Un terrible caso de cáncer conmueve a redes sociales. Advertencia: Las imágenes podrían herir la sensibilidad del espectador; se recomienda discreción.

La señora Dora Alicia, mejor conocida como Doris, es una de las 598 mil habitantes de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Residente de la comunidad San José Terán, su historia sorprende a gran parte del país, pues una delicada forma de cáncer pone en peligro su vida.

Madre de tres hijos, dos de ellos aún menores de edad, Doris libra una descomunal batalla contra el cáncer. Pero este no es su único «enemigo». También ha tenido que sobrevivir a factores extremos como la pobreza, pues Chiapas es el principal estado de la República que tiene la mayor parte de su población en pobreza; según estadísticas publicadas en 2015 por el Coneval. Además, Doris (al igual que gran parte de la población del estado) ha navegado contra la corriente de los problemas derivada de la pobreza, como la ignorancia y la falta de acceso a servicios de salud pública.

Todo comenzó el año pasado, cuando su esposo Roselino Cervantes Sánchez mientras ella estuvo en tratamiento médico, descubrió una protuberancia en el lado derecho de su rostro. «Era como un barrito», explicó a César Cancino, reportero del canal local CCKNewsTV.

«Está así desde diciembre que la operó un doctor, que dijo que era un tumorcito y se fue haciendo más grande. Nunca me la recibieron en el hospital», explicó Roselino Cervantes Sánchez.

Sin embargo, dicho absceso no fue producto de acné o alguna causa similar. Durante los meses posteriores, aproximadamente ocho, el rostro de Alicia comenzó a empeorar, hasta llegar a la deformación. La situación se volvió incontrolable y Doris empezó a perder ante el dolor y una herida abierta que cada vez era más grave.

Tras esta situación, Doris ya no pudo realizar sus actividades. «Le quitaron el apoyo de Prospera porque dejó de ir a las juntas», explica don Roselino, quien explicó la dificultad de encontrar un empleo: «de repente tengo chambitas, me dan una despensa», dice sobre sus únicas fuentes de ingresos.

Poco después, Roselino y su familia -todos de escasos recursos- acudieron a pedir apoyo de los servicios de salud; sin embargo, la señora Doris simplemente no fue atendida. «Ellos nos apoyan con la morfina para el dolor, pero nada más».

Las imágenes de la severa enfermedad de Doris son impactantes. Muestran a una mujer con el rostro desfigurado, quien tiene una herida abierta, aparentemente infectada, que le cubre gran parte de la mejilla derecha desde el cuello hasta el ojo. Para proteger la sensibilidad de los lectores, presentamos la imagen editada, sin embargo, la original sin edición se puede consultar en este enlace.

Tags

Lo Último

Te recomendamos