UNAM reprueba en otorgamiento de becas

La máxima casa de estudios presentó debilidades en la integración de los padrones de beneficiarios y falta de documentación comprobatoria, según la ASF

Por Oscar Santillán

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) financió con becas a cientos de alumnos que no cumplieron con el requisito obligatorio de mantener un promedio mínimo de 8.0, de acuerdo con la más reciente revisión de la Cuenta Pública presentada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El análisis de la dependencia fiscalizadora determinó que la manutención de los 344 estudiantes que cursaban el tercer, cuarto y quinto semestre del plan de estudios del nivel superior causó un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un millón 312 mil 960 pesos.

“(Este) criterio de elegibilidad era requisito a partir del tercer año de acuerdo con las Reglas de Operación del Programa Nacional de Becas para el ejercicio de 2015 y con la convocatoria 2015-2016”, detalló la ASF.

Según establece la página de la Coordinación Nacional de Becas de Educación Superior (CNBES), la beca de manutención tiene como objetivo apoyar a estudiantes inscritos a universidades públicas que provienen de hogares cuyo ingreso es igual o menor a cuatro salarios mínimos por persona.

Más becas para más estudiantes

Atzelbi Libertad, integrante del Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior (MAES) expuso en entrevista que las becas deben brindarse a todos los estudiantes.

“Independientemente de lo que establece la normatividad, a nosotros nos parece que es correcto que se otorguen becas a estudiantes aun cuando tengan promedios bajos”.

“(Nos parece adecuado) que haya programas de becas para aquellos estudiantes que no son regulares, que no pueden mantener promedios de excelencia académica, porque trabajan o porque tienen situaciones familiares complicadas y que también necesitan recursos para estudiar”, argumentó.

En cambio, Libertad expuso que debe revisarse a detalle cómo se gastan los recursos en pagos de salarios de directores, rectores y ex rectores, además de analizar la disparidad que existe entre los salarios de los profesores de carrera y de asignatura.

“Sí creemos que hay problemas en la administración de los recursos públicos en la UNAM, pero habría que ver más hacia lo que invierten en mejoras estéticas de sus oficinas o de los espacios administrativos”, apuntó.

Otras deficiencias

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó en su revisión a la Cuenta Pública 2015 que 147 millones de pesos reportados como ejercidos para el Programa Nacional de Becas- Manutención no se depositaron directamente en un fideicomiso, como se estableció en un convenio de coordinación entre la UNAM y la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En primer instancia, el monto ejercido se aplicó como un donativo a la Fundación UNAM.

Además, se reportaron como ejercidos remanentes y pagos de otros subsidios en los programas de becas de Posgrado y de Posdoctorado.

DATO

344 estudiantes fueron beneficiados sin que cumplieran el requisito de un promedio mínimo de 8.0

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo