Ganar el Nobel de la Paz es secundario, proteger a los migrantes lo principal: Solalinde

El director del albergue Hermanos en el Camino, de Ixtepec, Oaxaca conversó sobre su experiencia en la defensa de los migrantes y de su postulación al Premio Nobel de la Paz

Por Oscar Santillán

El padre Alejandro Solalinde recibió la noticia de su postulación al Premio Nobel de la Paz mientras realizaba ejercicios espirituales en Catemaco, Veracruz. De pronto, sintió que el peso de la responsabilidad caía sobre sus hombros y se preocupó.

Sin embargo, con humildad expone que no es el único que lucha por los derechos de los migrantes mexicanos y centroamericanos, pero reconoce que la postulación llega en medio de una crisis de derechos humanos en México, que al mismo tiempo le da fortaleza para seguir luchando.

En entrevista con Publimetro, Solalinde cuenta qué proyecto político le parece más viable para el país y que sea quien sea el ganador en 2018, el padre, ya le tiene una piedra en el zapato: una Contraloría Social que vigile el desempeño de quien llegue al poder.

¿Cómo se siente por la postulación al Premio Nobel de la Paz?

— Es mucha responsabilidad, yo soy consciente que no soy el único aquí en México que trabaja por los migrantes y también por los derechos humanos. Pero me siento con mucha responsabilidad como para entender eso y reconozco a mis compañeros y compañeras que están luchando mucho por lo mismo que yo.

¿Cómo se enteró de esta postulación y quién lo postuló?

— Me enteré por un comunicado que dio el Comité Noruego de la Paz y la verdad sí me preocupé mucho. Después pude ver el documento original y pues sí está un poco preocupante por todo lo que significa. Fue promovido por el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), pero en realidad él hizo una parte, fue clave y también seguramente intervino, aunque no lo sabemos porque todo esto es secreto, alguien que fue galardonado con el Premio Nobel que puedo haberme apoyado.

¿Y sí le importa ganar el premio?

— Lo digo sinceramente, ganar el premio es algo secundario, lo primario es que ya se fijó el Premio Nobel en 318 candidatos, de los cuales,  210 son personas físicas y las restantes personas morales, y todos los que fueron postulados hacen un trabajo magnífico por la paz, por los seres humanos. Entonces, cualquiera que gane sería secundario y lo importante es que ya somos una comunidad que trabaja por lo mismo. Al ganar uno, ganan todos los demás.

¿Qué significado tiene recibir la postulación en tiempos donde mayor ataque reciben los migrantes por parte del gobierno de Estados Unidos?

— Eso coincide con la situación que se agrava en Estados Unidos y en México, porque tenemos un gobierno que ha trabajado para los Estados Unidos aún en contra de los connacionales mexicanos y también de los mismos hermanos centroamericanos y sudamericanos. Por eso, es que esta postulación viene en un momento de crisis de derechos humanos en México pero también viene como una fortaleza para luchar por los derechos de los migrantes aquí y también en los Estados Unidos, puesto que ya tengo años luchando y acompañando a los migrantes en la unión americana.

Y el 1 de mayo voy a marchar con ellos y ellas. Mientras que el día dos, de ese mes, tenemos una reunión en Orange apoyada por la Iglesia Católica y es la primer ocasión que se van a juntar muchos líderes – hombres y mujeres – para buscar estrategias para luchar por los derechos humanos de los migrantes. Vamos a redoblar la lucha por los derechos humanos, que es pacífica, pero muy estratégica.

El gobierno mexicano no se comporta un poco como Trump cuando de migración centroamericana se trata. Por ejemplo, el Programa Frontera Sur.

Sí, de hecho, no hay diferencia. El Gobierno mexicano es ejecutor de las políticas migratorias de Estados Unidos. Sí allá los migrantes son ilegales, en México son irregulares administrativos, pero los tratan igual: porque los persiguen, los encarcelan y los deportan.

Nada más que acá somos más hipócritas, porque disfrazamos las realidades con eufemismos. Por ejemplo, el Instituto Nacional de Migración (INM) dice que los asegura en lugar de decir que los encarcela, porque son cárceles con gente armada y en lugar de decir que los deportan hablan de un retorno asistido. El gobierno mexicano los trata como delincuentes, como criminales.

Entonces, ¿qué acciones debe tomar el gobierno mexicano para dejar de criminalizar a los migrantes centroamericanos?

— Debe tener dignidad para no hacer el trabajo sucio de EU al pisotear los derechos humanos de las personas migrantes, porque la Ley de Migración es muy clara, ya que reconoce las garantías de todas las personas independientemente de su situación migratoria, pero de facto los gobiernos del PAN, antes y los del PRI, ahora, no respetan eso.

Entonces han implementado una ley secundaria o reglamento, pero también unos lineamientos que parecieran estar en contra de esas prerrogativas, respeto a las garantías que la ley mexicana les da.

Por eso yo creo que este gobierno, seguirá siendo servil a Estados Unidos y yo sólo espero que cuando salga esta administración en 2018 haya de verdad un gobierno diferente con dignidad hacia México y que respeto a nuestros hermanos centroamericanos y latinoamericanos.

Ya se acerca 2018 y ya se habla de las candidaturas a la presidencia de México. ¿Qué piensa de la candidatura de Andrés Manuel López Obrador (AMLO)?

— Te puedo decir que no hay muchos líderes y muchos son improvisados, que quién sabe si logren realmente ganarse la confianza de la gente y lo más importante, que logren unificar una estrategia para sacar definitivamente al PRI y también al PAN, porque son lo mismo, han sido comparsas. El PAN tuvo 12 años para transformar México, para sentar las bases de un país democrático y no lo hizo, al contrario, se hizo igual al PRI.

Por eso yo digo que qué bueno que hay iniciativas, pero tantos candidatos independientes en estos momentos van a servir para atomizar al electorado, para asegurar que el voto duro del PRI lo haga continuar en el poder.

¿Y qué piensa de la candidatura de Margarita Zavala?

— Yo quiero mucho a Margarita Zavala, es una muy buena mujer, pero sinceramente no tiene las cualidades de estadista ni la fuerza para dirigir un país que está en crisis. Ella ha sido honesta, pero si le quitan al mismo Calderón, como que se apaga la luz.

¿Entonces AMLO es una opción seria para el país?

— No hay de otra, no hay otra opción más seria, por eso no podemos darnos el lujo de que se pierdan o se desvíen. Tenemos que irlos acompañando, presionando, haciendo una Contraloría Social. Yo le propuse a Andrés Manuel que hiciéramos un Consejo Ciudadano de Contraloría Social y Ética. Y él sabe las implicaciones que esto tiene máxime porque yo estaría ahí y él lo aceptó.

¿Y qué funciones tendría esta Contraloría?

— Tendría la función de vigilar que en el gobierno no hubiera desviaciones, corrupción. Ya se está formado el Consejo Ciudadano de Contraloría Social y Ética con una representación plural con personas que no se rajen y no se vendan. Ya tenemos como cinco o seis sesiones, desde el año pasado empezamos y somos muy cuidadosos.

¿Y esta Contraloría entraría en funciones en caso de que ganara AMLO?

— No, no es sólo con él, pero ya lo aceptó. Yo lo hablé con Mancera pero no sabemos las posibilidades, pero estoy seguro que por lo menos con Andrés Manuel ya lo platicamos ampliamente, como dos horas, y él sabe las implicaciones que esto tiene y me dijo: “mira lo que me estás planteando es algo muy serio y además sé que contigo no se juega”. Metimos a los indígenas, a las mujeres, a las víctimas. Estamos trabajando lentamente y en consenso.

¿Qué opina de la candidatura a la presidencia de Emilio Álvarez Icaza?

– Yo creo que no estorba. Emilio es una persona muy sensata y muy realista y sabe que si no hay posibilidades, que si la ciudadanía misma ve que no hay posibilidades, él sabrá aceptar la realidad. Finalmente quien esté mejor posicionado para 2018 pues tendremos que sumarnos todos a él. A mí me han comentado mucho que lo único que falta probar es Morena, pero ya se sabrá, porque este sistema no se resignará muy fácil, querrá a toda costa comprar votos o a la mal, porque el poder que se detenta no fácilmente se deja.

Y bueno, el Estado de México (donde el 4 de junio se realizará la elección de gobernador) será un gran laboratorio para 2018. Porque si se le logra arrebatar el Edomex, al PRI se le puede dar por muerto. Aunque yo lo veo ya bien muerto, ya en las últimas.

Recientemente el presidente Enrique Peña Nieto declaró que la oposición no está preparada para gobernar este país ¿Qué piensa de esto?

– Yo no hago caso a lo que diga él, porque además de que es un mentiroso, todo lo que dice es inconsistente.

La guerra contra las drogas

Los migrantes centroamericanos han padecido mucha violencia por parte de las autoridades y por parte de los cárteles de la droga. Recomendemos las víctimas de San Fernando en Tamaulipas. ¿El gobierno debe cambiar el enfoque de combate a las drogas?

Es algo que debe cambiar. Se ha utilizado la guerra como pretexto para irse con todo contra los migrantes. Además, la guerra contra las drogas es algo que sólo se da en México, porque en Estados Unidos no hay nada de eso, entonces no es justo que nos estén vendiendo las armas para que nos matemos nosotros y no es justo que toda la carnicería que se ha desatado desde Felipe Calderón a Peña Nieto produzca tantos muertos como ha pasado.

Creo que se debe cambiar la legislación, porque no se debe perseguir de esa manera a los narcos, se debe de hacer con inteligencia, con estrategia, pero también se deben tener otras opciones, porque no hay que olvidar que México vive de las remesas, del narcotráfico y del comercio informal, porque el gobierno no ha logrado generar medios de producción para que las personas puedan explotar el campo, ni que puedan ganarse de otra forma la vida.

¿Está de acuerdo con una legalización de la marihuana?

Para que haya una regulación lo ideal sería que hubiera más educación por parte de la gente, que no hubiera tantos vacíos, tantas frustraciones y tanto abandono de parte del acompañamiento pastoral. Porque la gente llena muchos de esos vacíos con droga, con alcohol, con cigarro.

Yo creo que se tiene que dar ese paso, el problema no son las cosas sino el uso que se hacen de ellas. La marihuana ha servido para criminalizar a mucha gente y meterla a la cárcel por delitos contra la salud. Pienso que sería realista el aceptar que se regulara con tal de que hubiera un compromiso por parte del Estado, por parte de la Iglesia y de las Instituciones de apoyar a los jóvenes
con una buena orientación y que ellos no piensen que es algo bueno la marihuana.

Por ejemplo, tenemos el problema de que algunos migrantes vienen desde su lugar de origen con este problema, de consumo de marihuana.

TE RECOMENDAMOS:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo