SEP ni coordina ni orienta investigación científica y tecnológica: ASF

Con un programa el gobierno federal propuso hacer del desarrollo científico y tecnológico pilares del progreso económico y social, pero la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en su operación

Por Oscar Santillán

El objetivo de transformar a México en un sociedad del conocimiento se frustró.

Esto porque la Secretaría de Educación Pública (SEP) no coordinó ni orientó la investigación científica y tecnológica que realizaron la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad Pedagógica Nacional (UPN).

Y con ello dio al traste con el objetivo de vincular el conocimiento a la solución de los problemas nacionales, como quedó estipulado en el Programa Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico.

Así lo dictaminó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su revisión a la Cuenta Pública 2015.

Universidades sí cumplen

En 2015, la UNAM realizó 7 mil 833 proyectos de investigación científica y desarrollo tecnológico – para lo cual recibió 8 millones 167 mil 169 pesos – orientados a temas de sociedad, salud, ambiente, conocimiento del universo, desarrollo sustentable y energía.

De éstos la ASF revisó 367 proyectos, de los cuales 98.4%, es decir 361, se relacionaron con áreas de atención relacionadas a los problemas del país.

En tanto, el IPN llevó a cabo mil 690 proyectos de investigación – con un millón 748 mil 573 pesos – de los cuales 87.1%, es decir 276, se vincularon con áreas de atención especial sobre temas de aprovechamiento y protección de ecosistemas y de la biodiversidad.

Así como de medicina preventiva, atención de la salud, enfermedades emergentes, biotecnología, desarrollo de tecnologías de la información, telecomunicación, entre otros.

Mientras que el UPN formuló 39 proyectos – con un presupuesto de 27 mil 516 pesos – de los cuales el 100% tuvo relación con los problemas señalados en el Programa Sectorial de Educación, ya que investigaron los rezagos en la calidad, inclusión y equidad que padece la población que cursa algún nivel escolar.

Por lo que la Auditoría concluyó que las tres instituciones de educación superior atendieron el problema que dio origen al programa. No obstante, identificó que la UPN presentó deficiencias en el registro de información y de control interno, las cuales, deben ser atendidas.

Recomendaciones de la ASF

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) recomendó a la SEP investigar las causas por las cuales no coordinó ni orientó la investigación científica y tecnológica con las tres instituciones de educación superior.

E incluso le sugirió implementar mecanismos para asegurar dicha coordinación con miras a que la investigación científica y el desarrollo tecnológico contribuyan a resolver los problemas nacionales.

Además para identificar los avances del programa se constituyó una Matriz de Indicadores para Resultados (MIR); sin embargo, dicha herramienta fue útil pero insuficiente para realizar una valoración objetiva del desempeño del programa, concluyó la ASF.

Por ello la Auditoría recomendó a la SEP definir una MIR que le permita medir la generación de conocimiento que se vincule con los sectores de la economía nacional.

DATO

13 millones 182 mil 846 pesos se asignaron en 2015 al Programa Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo