Destacado TV

Familias rotas por la imprudencia

El mal estado de las carreteras, la mala o escasa legislación, la indolencia de las autoridades y la corrupción son, en gran parte, los causantes de estas muertes.

Por José Lebeña

Cada año mueren más de 1.2 millones de personas en las carreteras del mundo, de los que casi la mitad son motociclistas, ciclistas o peatones y entre 20 y 50 millones padecen traumatismos no mortales como consecuencia de un choque. Se trata de una epidemia que sigue en aumento en buena parte del planeta y que en el sexenio de Calderón dejó más de 140 mil fallecidos en el país, mientras que el narco dejó la tampoco insignificante cifra de 60 mil.

El mal estado de las carreteras, la mala o escasa legislación, la indolencia de las autoridades y la corrupción son, en gran parte, los causantes de estas muertes. Sin embargo me faltó por enumerar una, quizás la más importante: la imprudencia de los conductores.

El uso de teléfonos móviles al volante, la conducción bajo efectos del alcohol, sobrepasar los límites de velocidad o simplemente el me vale el semáforo en rojo puede llevar a apagar vidas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo