El antes y después de Netflix, la forma de ver televisión ha cambiado para siempre

Cuatro años después del estreno de "House of cards", los miembros de Netflix han cambiado los horarios televisivos para siempre.

Por Publimetro México

Comedia para despertar, drama para el almuerzo y documentales por la noche… desde la llegada de Netflix el usuario es quien tiene el poder de decidir qué quiere ver en televisión.

Este servicio de streaming rompió el molde al lanzar todos los episodios de House of Cards al mismo tiempo en 2013, pero son los consumidores quienes están cambiando la naturaleza de la televisión. Y no se trata solamente de los maratones: cuando los espectadores tienen el poder de programar su día y de elegir con qué series se levantan o se van a dormir, la forma de ver televisión ha cambiado para siempre.

“Por mucho tiempo tuvimos que adaptar nuestras vidas alrededor de la televisión; ahora es todo lo contrario. Les dimos el control a los consumidores y es muy interesante ver cómo responden cuando no están atados a una programación, más aún cuando estos patrones se replican en todo el mundo”, dice Cindy Holland, vicepresidenta de Contenido original.

Comedia y anime para el desayuno

Puede que en sus inicio, la familia Tanner haya salido en televisión por lo noche, pero ahora Fuller House es una de las series que se ve antes de las ocho de la mañana. Aunque parece inesperado que el sentido del humor sea tan popular en este horario, según datos de Netflix, cerca de las seis de la mañana es 34 % más probable que los miembros de la plataforma estén viendo comedias en comparación con el resto del día. La gente quiere despertar riendo con personajes como Dev Shah (Master of None), Chandler Bing (Friends) y Charlie Harper (Two and a Half Men), por mencionar algunos.

Sin embargo, en Argentina, México y Colombia, las mañanas no están completas sin una dosis de anime. Series como Naruto, Bleach y Death Note también aumentan su audiencia entre 6 a.m. y el mediodía.

El almuerzo se sirve con una ración de drama

Cuando los horarios los dicta el televidente y no el programador, la hora de la comida se convierte en el momento ideal para continuar el maratón. En todo el mundo los dramas ocupan casi la mitad (47 %) del streaming entre el mediodía y las dos de la tarde (un aumento del 5% en comparación con el resto del día).

Este horario es más popular en Brasil, donde es 25% más probable que el streaming ocurra en las horas de almuerzo en comparación con el resto del mundo.

¿Quién dice que series como Orange is the New Black, Shameless, House of Cards, Supernatural y Grey’s Anatomy son sólo para ver en la noche?

Cuando se trata de programas para irse a dormir, los géneros opuestos se atraen. Thrillers como The Walking Dead, Dexter, Breaking Bad y Stranger Things son algunas de las series elegidas para ver en la noche -globalmente el género tiene un aumento del 27 % a partir de las 21:00 horas.

Sin embargo, justo antes de dormir, los espectadores sacan de la cama a Rick Grimes, Dexter, Walter White y al Demogorgon para reemplazarlos con chistes como los de BoJack Horseman, Kimmy Schmidt (The Unbreakable Kimmy Schmidt), Michael Kelso (That ‘70s Show), Chava Iglesias (Club de Cuervos) Rick y Morty.

Al parecer, los miembros de Netflix quieren empezar y terminar su día riendo.

La trasnoche es para aprender

Globalmente 15% del streaming se produce entre la medianoche y las seis de la mañana, y sube hasta 21 % en Japón y Corea del Sur. Los favoritos de los trasnochadores son los documentales, por ejemplo: Chef’s Table, Making a Murderer, Planet Earth y Abstract, estos aumentan su audiencia en un 24 %.

Claro que hay otros que valoran las horas de sueño, en Colombia, por ejemplo, solo el 5 % del streaming ocurre durante esas horas. Al fin y al cabo, cualquier hora es buena para ver Netflix.

Cuando los espectadores adaptan las horas de TV a su vida diaria y no al revés, vemos que pueden haber picos de streaming en horarios tan diferentes como las conco de la tarde en India, a las nueve de la noche en Colombia, Perú y Chile y hasta las 22:00 horas en Argentina, México y Singapur.

Si se trata de definir las nuevas "reglas" para ver TV, Frank Underwood ya lo dijo mejor: “Si no te gusta cómo está puesta la mesa, dale la vuelta”.

También te puede interesar:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo