Juan Pedro Franco mantiene su lucha contra la obesidad

Con 32 años de edad, el catalogado el hombre más obeso del planeta busca mejorar su calidad de vida y se prepara para una bypass gástrico en Guadalajara

Por Gabriela Acosta

Juan Pedro Franco Salas nació el 12 de julio de 1984, y desde pequeño tuvo problemas con su peso.

Ahora a sus 32 años afronta un gran cambio, ya que espera una operación de bypass gástrico para fin de año, que le permitirá tener una mejor calidad de vida.

El año pasado, Juan Pedro fue trasladado de Aguascalientes a Guadalajara, Jalisco, para un tratamiento contra la obesidad extrema.

El viaje no fue fácil, ya que sus casi 600 kilos de peso y la falta de un vehículo especial atrasaron su viaje a Guadalajara.

“Hace quince años tuve un accidente, pues se volteó un autobús en el que viajaba y tuve fractura en la mitad del cuerpo. Desde que nací, mi cuerpo fui subiendo 10 kilos por año y pues nadie supo porqué. Me hicieron estudios y solo decían que cuando creciera se me iba a quitar".

"Estamos pidiendo ayuda desde hace nueve años y apenas se nos concedió el año pasado, que tuve la oportunidad de que me contactaran con el doctor (José A. Castañeda), así que tengo la fortuna que me esté apoyando”, dijo Juan Pedro en entrevista con Publimetro.

La batalla que está librando Juan Pedro, no sólo es física, sino emocional, pero espera salir victorioso.

“Las expectativas son muy buenas, yo quisiera que todo saliera bien para volver a levantarme, caminar y empezar a trabajar. No quiero adelantarme, pero estoy ilusionado y contento”.

Sin poder levantarse de su cama que tiene una estructura especial de metal, y bajo los cuidados de su madre, Franco Salas, mantiene una actitud positiva y se informa a través de su celular, en el que lee todo lo que se dice de él, tanto lo bueno como lo malo.

“Estamos pensando en hacer una fundación, en la que pudiéramos apoyar a gente como yo. Hay muchos casos, tan solo en Aguascalientes hay muchos que conocí y fallecieron porque les daba pena pedir ayuda o salir en la tele, pero en México hay muchos casos y el gobierno se debería poner las pilas en ese sentido”.

La familia de Juan Pedro tuvo que cambiar su residencia a Guadalajara, para seguir el tratamiento que requería, que le ha permitido bajar 170 kilos.

“Somos el país con más gente gordita en el mundo y no tener un lugar donde atenderte o un vehículo para transportar a la gente, es difícil. A lo mejor piensan, que es por culpa de uno estar así, ya sea porque come mucho o no hace ejercicio; en mi caso no es por eso, yo cuando pude -antes de accidentarme- hice mucho ejercicio y todavía después de mi recuperación seguí yendo al gimnasio y comiendo normal, pero aún estoy así".

"Hay gente que está así porque le gusta comer, pero no estamos para crucificarnos o criticarnos (…), cada quien trae su cabeza con depresiones o ansiedades. Invito al gobierno a ponerse las pilas para crear un lugar para apoyar o implementar vehículos para mover a esas personas”.

El doctor José A. Castañeda de GastricBypass México está al cargo del caso, y cubre los gastos de la operación, que es de 100 a 180 mil pesos aproximadamente, ya que se cuenta con un fondo para apoyar -cada año- a una persona con obesidad extrema.

 

Ayuda

En un domicilio de Guadalajara, el hidrocálido pasa el tiempo con sus padres y su mascota. Su mamá se hace cargo de cada una de sus necesidades físicas, pero ante el cambio de residencia piden apoyo de la sociedad para solventar los gastos diarios.

Para quien pueda apoyarlos esta la cuenta bancaria de Santander 60-5858-2329-4 a nombre de María de Jesús Salas Lemus.

Siguiente operación

Juan Pedro Franco tuvo una primera cirugía, de reducción gástrica, el pasado 9 de mayo.

“A finales del años pasado inicié una dieta muy fuerte , llevo 170 kilos perdidos y estoy luchando. Recién salí del hospital, mentalmente estoy echándole ganas. Estamos con la dieta y preparándome para bajar más de peso y tener menos riesgo para la operación a finales de año”.

Doctor José A. Castañeda. Cirujano bariátrico experto en manga gástrica y bypass gástrico.

Lo abordamos en diciembre para evaluar el caso de Juan Pedro Franco. Un paciente con obesidad extrema de casi 600 kilos, que arrastraba problemas de salud bastante graves, entre ellos una enfermedad pulmonar crónica, diabetes y tiroides descontrolada; además de tumoraciones bastantes grandes entre sus piernas.

Durante cinco meses se sometió a estudios de rutina, dietas, controles; ya ha perdido 170 kilos y lo llevamos a la primera etapa de la cirugía. Los siguientes meses tendrá una segunda etapa de la cirugía para hacerle el bypass gástrico. Se hizo dos tiempos para que tuviera mínimos riesgos.

Tuvimos que adaptar el hospital, el equipo, lo instrumental e inclusive mandamos a hacer tres camas diferentes para quirófano que soportaran el peso de Juan Pedro.

El paciente ha respondido favorablemente y esperamos que baje otros 150 kilos antes de que termine el año.

Hemos tenido otros casos de menos de 400 kilos, unos exitosos y otros no tanto, ya que algunos pacientes han fallecido en el intento y no derivado  del proceso quirúrgico, sino de la misma obesidad.

Este es el primer caso en la historia de la humanidad que el paciente se lleva a quirófano con este peso de 600 kilos; el último caso fue Manuel Uribe de Monterrey que no se sometió  a un proceso quirúrgico pero que falleció a consecuencia de un infarto, él pesaba casi 540 kilos.

Juan Pedro Franco es un nuevo Récord Guinness, como el hombre  más obeso del planeta que ha sido llevado al quirófano. Durante un año y medio, le daremos seguimiento para darle un peso más aceptable.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo