En tres años inundaciones en la CDMX pueden empeorar

La pérdida de áreas verdes y la proliferación de construcciones contribuyen a que se generen fenómenos climáticos que derivan en trombas como la del lunes

Por Israel Zamarrón

La Ciudad de México está expuesta a padecer inundaciones graves, “que nos puedan poner contra la pared”, en dos o tres años, estimó el ex Director de Prevención de la Secretaría de Protección Civil, Oscar Roa Flores.

Explicó a Publimetro que la pérdida de superficie de área verde y árboles, frente al auge de las grandes construcciones, genera una isla de calor que contribuye a que ocurran trombas como la registrada el lunes al sur de la capital.

La interacción entre el aire frío y el calor, dijo, provoca un fenómeno conocido como celdas convectivas, que a su vez propician fuertes ráfagas de viento combinadas con lluvia muy fuerte, que dejan mayores estragos.

Derivado de estas trombas, el drenaje va a colapsar generando inundaciones; los fuertes vientos tirarán árboles que pueden golpear personas, casas y autos y que también pueden tirar cables causando cortes de luz eléctrica.

Recordó que en 2010 “el sólo hecho de quedarse sin energía eléctrica puso al gobierno en jaque en cuestiones de seguridad, porque no había agua, las plantas de energía eléctrica no pueden estar funcionando más de seis horas”.

inundaciones2.jpg

Lo que sigue es estar expuestos a este tipo de fenómenos. Estamos muy cerca de tener tragedias que nos van a poner contra la pared como ciudadanos. La Ciudad no está preparada para este tipo de cosas”, Oscar Roa, ex Director de Prevención de la Secretaría de Protección Civil.

Áreas verdes contra inundaciones

Al resaltar la importancia de las áreas verdes para evitar inundaciones, el ex funcionario ejemplificó: cuando ocurre una tromba es como tirar agua al pasto o al piso, en el primer caso se irá absorbiendo poco a poco, en el segundo se va a quedar estancada.

Al lamentar que la Ciudad de México no ha invertido en su red de drenaje, la cual está dañada al 80%, destacó que si no con una lluvia normal el drenaje no funciona de manera adecuada, con una tromba la red va a colapsar.

“Imagínate que toda la lluvia que está calculada para que sea en un mes o dos meses, llueva en un punto en una sola hora, va a rebasar cualquier sistema de drenaje”, apuntó.

Y fue más lejos: “con una lluvia como la del lunes en más de la mitad de la Ciudad de México al mismo tiempo, lo que va a pasar es que vamos a tener el Zócalo con seis metros de agua”.

Por ello resaltó la importancia de darle prioridad al incremento de área verde sobre los metros cuadrados construidos, y a que los edificios tengan elementos de superficie verde y sistemas de captación de agua para aminorar su impacto ambiental.

“Se debe poner una moratoria en materia de construcción, no se trata de parar las construcciones porque sí, sino revisar cómo deben ser ya los proyectos y qué cosas deben de poner en beneficio ambiental.

“Entre más se construyan edificios sin sistemas de captación de agua de lluvia, esa agua se va ir al drenaje y el drenaje, que ya está colapsado, nos va a inundar a todos”, enfatizó.

Una hectárea de bosque purifica 500 mil metros cúbicos de agua al año, que equivalen a 500 mil tinacos”.

DATOS

  • 6ta

Lluvia más fuerte en 17 años, fue catalogada la del lunes

  • 98.5 mm

Alcanzó la tromba del 29 de mayo

  • 119 mm

Alcanzó la más fuerte, registrada en la delegación Cuauhtémoc en 2005

 

inundaciones3.jpg
Loading...
Revisa el siguiente artículo