Sedema privilegia dinero por tala, que reposición de árboles

Desde 2013 predomina el pago al Fondo Ambiental Público en lugar de exigir reponer el arbolado derribado, según datos de la propia dependencia

Por Israel Zamarrón
En 2015 vecinos se opusieron a la tala en Río Mixcoac por la construcción de un desnivel vehicular que ahora está por inaugurarse | Foto: Cuartoscuro
Sedema privilegia dinero por tala, que reposición de árboles

La Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México es la encargada de autorizar la tala de árboles y fijar a cambio una manera de restituir el impacto: aportar dinero al Fondo Ambiental Público o reponer el arbolado afectado.

Desde 2013 predomina la compensación económica, es decir, a cambio de autorizar la tala de cierto número de árboles, Sedema exige a los desarrolladores el pago de un monto al Fondo Ambiental Público y en pocos casos también reponer el arbolado afectado.

Datos de la dependencia, derivados de la solicitud de información 112000032516, indican que entre el 12 de noviembre de 2007 y el 22 de enero de 2016 se talaron 20 mil 845 árboles por desarrollos públicos y privados.

La tala por desarrollos públicos y privados ejecutados entre 2007 y diciembre de 2012, periodo en el que gobernó Marcelo Ebrard, fue restituida en todos los casos de manera física, es decir, reponiendo el arbolado afectado.

En cambio, desde 2013, ya con el gobierno de Miguel Ángel Mancera, empezó a predominar la restitución económica y en pocos casos se combinó con la física.

Asimismo en el primer periodo mencionado se autorizó la tala de dos mil 907 árboles para el desarrollo de proyectos privados y cuatro mil 829 para obras ejecutadas por el sector público; en todos los casos la restitución fue física de hasta más de 10 veces el número de árboles derribados.

Entre 2013 y enero de 2016 se autorizaron nueve mil 150 derribos para proyectos privados; en el caso del sector público se autorizaron tres mil 959 derribos entre 2014 y enero de 2016; en la mayoría de los casos predominó la restitución económica.

Por ejemplo, el 8 de diciembre de 2015 se autorizó a Banco Nacional de México S.A. la tala de 244 árboles en Periférico 3278 colonia Esperanza, delegación Iztapalapa; la restitución fue de 833 árboles y 10 millones de pesos.

En contraste, el 18 de noviembre de 2009 se autorizó a la Secretaría de Obras y Servicios la tala de mil 540 árboles, que se tuvo que compensar con cinco mil 238 ejemplares y no con dinero al Fondo Ambiental.

Dicho fondo fue creado en 2002 y el objetivo es orientar los recursos a programas y acciones enfocadas a la conservación ambiental de la Ciudad de México.

El 27 de mayo la Secretaría de Obras y Servicios taló cerca de 50 árboles en Calzada de los Misterios como parte de la construcción de la Línea 7 del Metrobús, que irá de Indios Verdes a Fuente de Petróleos, lo que causó molestia y oposición vecinal al proyecto.

El 8 de marzo de 2015 también hubo polémica debido a que de madrugada se talaron decenas de árboles para la construcción del deprimido vehicular de Río Mixcoac, lo que también generó oposición vecinal.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo