IMSS otorga contrato millonario a empresa sin empleados

La compañía Key Thinking deberá entregar en 120 días más de 1.5 millones de sábanas quirúrgicas y para camas de hospitales

Por EFE

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) asignó un contrato millonario para la adquisición de ropa hospitalaria a una empresa que carece de obreros y que incumplió con normas oficiales en las prendas que proveerá.

De acuerdo con documentos oficiales a los que tuvo acceso la agencia Efe, el instituto otorgó un contrato por 161 millones de pesos (9.1 millones de dólares) a la compañía Key Thinking, que deberá entregar en 120 días más de 1.5 millones de sábanas quirúrgicas y para camas de hospitales.

El organismo abrió el 30 de mayo pasado una convocatoria para la adquisición de insumos hospitalarios por hasta 700 millones de pesos (39 millones de dólares), que van desde compresas para ojos y heridas, pantalones y batas para cirugías, hasta colchonetas con ciertas especificaciones.

Las bases de la licitación eran tan detalladas que para las compresas de ojos se pedían cuadradas, con abertura circular al centro y refuerzo cuadrado, dobladillos perimetrales en el refuerzo y en el contorno.

Un total 24 compañías participaron en el concurso. De 56 productos, según información oficial del IMSS, se asignaron 50 claves licitadas el viernes pasado a nueve empresas por un monto de 595 millones de pesos (33.8 millones de dólares).

Las compañías son: Indajim, Rogeri, Confecciones Epilef, Especialistas en Esterilización y Envase, Ghigasa Comercial, Hinfra, Key Thinking, Ropa Desechable de México y Servicios y Asesoría de Producción.

El contrato más alto fue para Key Thinking, que debe surtir alrededor de 1.5 millones de sábanas, según el fallo de la licitación.

La asignación de los contratos fue avalada por los titulares de la División de Bienes no Terapéuticos, Fabiola Fernanda Torres, y de la de Servicios Complementarios, Francisco Reyes Torres, mientras que Roberto Benjamín Carmona, de la Secretaría de la Función Pública, participó como testigo social.

Irregularidades en empresa

Key Thinking, con dirección en la delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México, no reportó un solo empleado en su nómina, según el Sistema Integral de Derechos y Obligaciones del IMSS, un ente que además de dar servicios de salud a los trabajadores del país y sus familias, lleva un control del número de empleados de la empresas.

En una consulta de patrones realizada el 4 de julio, que permite verificar las condiciones obrero patronales, la empresa reportó cero trabajadores permanentes y cero empleados eventuales.

Esta compañía deberá entregar en metros de tela el equivalente a la distancia de la Ciudad de México a Dallas (Texas, EU), es decir, un millón 300 mil metros.

Uno de los contratos que se adjudicó Key Thinking establece que la primera entrega será del 50% de un millón de sábanas hospitalarias en 60 días después del fallo y un 30 % en 120.

Empresas textileras consultadas por Efe consideran "complicado" movilizar tal cantidad de tela sin empleados y distribuirlas a 63 almacenes de delegaciones del IMSS en todo el país.

Además, los estampados del instituto en las sábanas no pueden ser importados, ya que deben realizarse en la propia fábrica, de acuerdo con los requisitos fijados en la licitación.

También se detectó que la empresa no presentó la evaluación de las dimensiones del logo ni el informe sobre la prueba de lavado de la tela utilizada para las sábanas.

Key Thinking no presentó el informe de los ensayos realizados a las prendas que venderá a la institución pública y tampoco la constancia de que cumple con la norma relativa a la información comercial que incluye el etiquetado de productos textiles, prendas de vestir y ropa de casa.

La omisión de esos documentos y requisitos establecidos en las bases de la licitación son causal para desestimar su propuesta por afectar la solvencia de la misma, y pese a ello ganó dos contratos.

Key Thinking presentó ofertas para otros productos, como compresas de ojos, compresas de heridas, sábanas de pubis y sábanas hendidas para cirugía de cara, pero fueron desechadas porque ofreció prendas de lana, en lugar de algodón, y no presentó la constancia de cumplimiento de la norma relativa a la información comercial del etiquetado.

Al dar a conocer el fallo de la licitación, el IMSS destacó el ahorro de 78 millones de pesos (4.4 millones de dólares) en su esquema de compra.

 

TE RECOMENDAMOS:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo