Menú para Hipocondríacos

Mi padre nacido en el norte de España por ahí de 1907, conocía una gran cantidad de padecimientos que hoy tienen otro nombre y algunos que ya salieron de circulación

Menú para Hipocondríacos

¿Usted es de aquellas personas que sienten que “todo se les pega”? No, no como al cleptómano Javidú, sino que todo se les contagia… mejor ni le doy ideas. Pero si USTED es alguien morbosón…no deje de lado su PUBLIMETRO y siga leyendo

Mi padre nacido en el norte de España por ahí de 1907, conocía una gran cantidad de padecimientos que hoy tienen otro nombre, algunos que ya salieron de circulación y una cantidad de tratamientos salvajones que aún hoy en día nos preguntamos ¡¿CÓMO SOBREVIVIERON?! Por ejemplo, el Dolor de Costado (apendicitis) era combatido con paños bañados en mostaza hirviendo, cosa que invariablemente reventaba el apéndice. Otro de estos males de la “antigüedad” es la Fiebre de las Montañas Rocosas, que es una enfermedad infecciosa “la cual produce fiebre alta o moderada, dolor de cabeza y muscular intensos, fatiga, escalofríos y erupciones en la piel.

La causa es la mordedura de una garrapata que transmite la bacteria Rickettsia rickettssi”. Ya sé, ya sé que los síntomas son muy “vagos” y que podrían responder a adolescencia, a menopausia o embarazo… pero no la tiren en saco roto porque los pueden mandar a calacas.Y se cree que “ya existía en las épocas prehistóricas, pues en algunos restos de mitocondrias se ha podido identificar a esta bacteria, que probablemente ya antes de acabar fosilizada había acabado con la vida de muchos seres”. Que mello. Otra, Tracoma, de esta enfermedad conjuntiva (que actualmente sigue siendo la principal causante de ceguera en el mundo) ya se hablaba en el código de Hammurabi y el papiro de Ebers. Los científicos aseguran que hay un montón de evidencia para pensar que filósofos como Horacio y Cicerón, la padecieron.

Por cierto, algunos restos de esta enfermedad fueron hallados en un esqueleto aborigen de 10 mil años de antigüedad en Australia. La Malaria o Paludismo se menciona en montonal de textos, pa muestra un botón: “en el libro chino Nei Ching, traducido como Libro de la Medicina, del año 2,700 a.C.”, ahí se menciona por primera vez y luego en el Wall Street Journal un estudio asegura “que esta infección podría haber sido causante de la muerte de la mitad de la población humana desde la edad de piedra”. Y a mí que me comen los mosquitos :0 En el Tai Pang (la novela) cuentan cómo hacía unos 100 años se acababa de descubrir algún tipo de cura en lo que ellos llamaban el nuevo continente y que de milagro llegó a salvar a la amante asiática del Taipán. Otra que ha perdurado hasta nuestros días sobre todo en zonas de muchas carencias es la Lepra. Y aunque no lo crean, algo que debería de darnos vergüenza como civilización es que ya estaba muy avanzado el siglo XX y los leprosos seguían siendo “aislados en colonias y condenados a vivir una vida alejada del resto de la sociedad”. Es mencionada hasta en la Biblia y papiros egipcios de 1,500 a.C. En la India, ahí es donde se encontraron restos óseos de casi 5 mil años de antigüedad con evidencia de esta patología. Por otro lado una que se dice fue la guerra bacteriológica que ayudó a los españoles a conquistar a los pobladores de América fue la Viruela.

Allá por 1921, los Estudios de paleopatología en Egipto de sir Marc Armand Ruffer, constatan el hallazgo de “rastros de Viruela en tres momias egipcias, la más antigua del 1,500 a.C”. Algunos investigadores aseguran que esta enfermedad pudiese haber existido en la Tierra desde hace más de 10 mil años. En el 400 a.C., Hipócrates, padre de la medicina, se encargó de nombrar y describir el Cólera. Algunas teorías aseguran que el Cólera “pudo haberse originado en las costas del río Ganges”. Ya saben: mal manejo de aguas, o bien aguas encharcadas… y luego se extendió a las zonas urbanas a partir del siglo XV, las epidemias se hicieron más y más frecuentes. La Fiebre Tifoidea funcionó sin querer queriendo, como arma bacteriológica, otorgando la victoria a Esparta en la Guerra del Peloponeso, en el 430 a.C. Pobres atenienses, ni quién tenga ánimos de pelear con vómito y diarrea ¡¡Iuuuuuuu!!. En la actualidad su índice de mortalidad es muchísimo más bajo que hace 2,500 años, con todo y que nos encanta la comida callejera como los tacos de “suaperro”.

LO CHIDO

• Lo único bueno aparte del aprendizaje que nos dejan las enfermedades, son las pelis que suscitan: El hombre elefante (The Elephant Man, David Lynch, 1980). Una joya total. Como cine, como historia humana y como historia médica. Un milagro para Lorenzo (Lorenzo’s Oil, George Miller, 1992).La lucha de los padres de un niño afectado de adrenoleucodistrofia. El octavo día (Le huitième jour, Jaco Van Dormael, 1996). La relación de un hombre de negocios exitoso y su incapacidad social, con un muchacho Down y su capacidad social.

• El chico de la burbuja de plástico (The Boy in the Plastic Bubble, Randal Kleiser, 1976). Sobre inmunodeficiencia combinada severa. Los niños de la oscuridad (Children of the Dark, Michael Switzer, 1994). Sobre xeroderma pigmentoso, del que hay además una referencia en Los otros (The others, Alejandro Amenábar, 2001). Alex: The Life of a Child (Robert Markowitz, 1986). La lucha de una familia con la fibrosis quística. Medidas extraordinarias (Extraordinary Measures, Tom Vaughan, 2010). Buscando el desarrollo de una cura para la enfermedad de Pompe.

• Lewandowsky-Lutz Dysplasia: enfermedad que provoca la aparición de verrugas de gran tamaño en todo el cuerpo, sus extremidades comienzan a cubrirse con verrugas que cada vez se hacían más grandes, hasta que le hacen imposible actividades cotidianas como usar las manos y le dificultan enormemente poder andar. La enfermedad puede surgir en cualquier momento aunque es habitual que se desencadene en la adolescencia.

LO QUE CALIENTA

Deutsche Welle ha enlistado los peores virus:

1) El virus más peligroso que puede infectar a un humano es el Marburg ( como la ciudad alemana) Muy similar al virus de Ébola, pero más gandalla; los enfermos sufren fiebre alta, calambres y sangrado de las membranas mucosas, piel y órganos. El 80% de los infectados muere.

2) El virus del Ébola en su variedad Zaire, con una tasa de mortalidad del 90%, es la más peligrosa. Los investigadores creen que los zorros voladores (una especie de murciélago) pudieron llevar el virus Zaire a las ciudades.

3) El virus Hanta es en realidad una serie de virus. Lleva el nombre de un río en el que se infectaron 1,950 soldados estadounidenses por primera vez con este virus. Fue durante la Guerra de Corea. Sus síntomas son enfermedades pulmonares, fiebre e insuficiencia renal.

4) La gripe aviar alimentó el pánico durante meses. Este temor estaba justificado puesto que la tasa de mortalidad entre los infectados es del 70%. Y esto ocurre mucho en Asia, ya que hombres y gallinas viven juntos en espacios muy reducidos.

5) Una enfermera en Nigeria fue la primera persona en infectarse con el virus de Lassa. El virus se propagó a través de roedores de manera endémica, es decir, que es frecuente en una región concreta, en este caso, en África occidental. En cualquier momento, puede volver a haber un brote. Los investigadores creen que el 15% de las ratas que viven allí son portadores del virus.

PARA PENSARLE

Y aunque usted no lo crea existen epidemias por demás peculiares, por ejemplo, había escuchado de la “epidemia de baile” que currió en Estrasburgo (Francia) en julio de 1518. Un día, repentinamente un buen puñado de personas se pusieron a bailar y ya no pararon. Estuvieron bailando durante días sin ninguna razón aparente. En estas épocas podríamos pensar que sólo se trataba de algun FLASHMOB. Lo malo fue que muchas de estas personas empezaron a morir de ataques al corazón, derrames cerebrales y agotamiento cuando ya llevaban varios días sin dejar de mover el esqueleto.Los galenos de la época recomendaron que, para curarse, debían SEGUIR BAILANDO y ai” sí se armó la romería: “se abrieron mercados e incluso se construyó un escenario y se contrataron músicos para mantener a todo el mundo moviéndose”. Actualmente se sabe que este mal tiene nombre y se trata de la coreomanía o baile de San Vito. Que fue muy frecuente en Europa durante los siglos VII al XVII. Uno de los primeros brotes conocidos se produjo en Bernburg en la década de 1020. Y otro posterior en 1237, donde un grupo de niños viajó de Erfurt a Arnstadt bailando (y que puede ser el origen de la leyenda del flautista de Hamelin). Para algunos más que enfermedad real, fue un fenómeno social. Algunos piensan que era producida por envenenamiento de cornezuelo, otros que era epilepsia o tifus. Algunos más creen que eran escenificaciones de sectas religiosas. En lo que casi todos están de acuerdo es en que se trató de una forma de histeria colectiva. Pues, como los llamados “retos” en las redes de hoy.

ARRIBA

Durante el 2014 el IMSS aplicó más de 40 millones de vacunas. Ni siquiera quise averiguar las del año anterior porque… ¿qué tal que las de Duarte de verdad eran piratas?

ABAJO

Con todo y todo, el Dengue infecta a entre 50 y 100 millones de personas en destinos turísticos como Tailandia y la India. En la actualidad, 2 mil millones de personas viven en zonas vulnerables al virus del Dengue.