México necesita una alternativa a la guerra antidrogas: Milton Romani Gerner

Uno de los impulsores de la regulación de la cannabis en Uruguay platicó con Publimetro

Por Oscar Santillán

En Uruguay la estrategia para combatir la venta ilegal de marihuana no se instrumentó a punta de balas, sino bajo un nuevo parámetro: competirle al narcotráfico en precio, calidad y accesibilidad segura para los consumidores de la hierba.

Y Milton Romani Gerner, ex secretario de la Junta Nacional de Drogas e impulsor de la legalización de la cannabis en aquella nación asegura en entrevista con Publimetro que le ganarán al crimen organizado en los tres terrenos.

Por lo pronto ya no ingresa a Uruguay entre un 20 y 25% de  lo que vendía el crimen organizado.

Romani  comenta que ve con buenos ojos la legalización de la cannabis medicinal que recientemente se aprobó en México y recomendó que se analice una posible regulación con fines lúdicos, pero con una estrategia hecha a la medida de los problemas del país.

¿Qué opina de la regulación de la marihuana con fines medicinales en México?

Yo he mantenido un vínculo muy estrecho con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y tengo una relación sólida y estrecha con organizaciones de la sociedad civil como mis amigas y amigos de México Unido Contra la Delincuencia y he seguido el debate del tema de la marihuana y me parece que es un paso importante que da el Estado y la sociedad mexicana.

Yo veo con buenos ojos que México comience el desarrollo, investigación y la comercialización de la cannabis medicinal porque le hará bien a mucha gente y también a la política de drogas que comienza a levantar el velo a una sustancia que ha estado estigmatizada y criminalizada.

¿Tras las muertes que ha dejado la guerra contra el narcotráfico sería una buena opción valorar una posible legalización con fines lúdicos?

Eso lo tienen que decidir las autoridades mexicanas en su momento de acuerdo a sus criterios. Yo no estoy en condiciones de decir que la experiencia uruguaya se puede aplicar en cualquier lado, pero me permito hacer una reflexión.

 

Teniendo en cuenta que California –que es la séptima economía del mundo– va a legalizar la marihuana, eso va a tener un impacto directo en México y en las organizaciones que antes vendían al otro lado de la frontera, por lo tanto me parece que sería de buen criterio el ponerlo en la agenda teniendo esa experiencia tan cercana.

 

Posiblemente las organizaciones de narcotraficantes no tienen a la marihuana en el primer nivel de su rubro de giros, pero bueno, no estaría de más analizar el tema seriamente, es una recomendación de hermano latinoamericano.

 

México tendrá que buscar una alternativa a esto que ha sido una guerra contra las drogas y que en realidad terminó siendo una guerra contra las personas, y que le permita pacificar el país y manejar el tema de otra manera. Porque así no camina, así se ha incrementado la violencia, así tenemos más muertos.

 

Yo invito a pensar cuántos muertos tenemos por los enfrentamientos y cuántos muertos tenemos por sobredosis de todas las drogas en todas las salas de emergencia de México. Allí podemos sacar un parámetro de qué es lo que produce más daño.

La experiencia uruguaya

En la ley 19.172 que regula el uso lúdico de la marihuana en Uruguay se indica que dicha normativa tiene por objeto proteger a los uruguayos de los riesgos del comercio ilegal y el narcotráfico.  ¿Qué tanto estaba creciendo el narco en su país antes de que el Estado regulara su uso?

Uruguay no es un país en el que el narcotráfico muestre su faceta más criminal, como puede ser en México. Pero el negocio mayor para ellos es la marihuana, que se puede calcular más o menos en un promedio anual de 45 toneladas.

Entonces la situación legal que había era que el usuario  que quisiera consumir tenía que cometer un ilícito, porque lo tenía que conseguir en el mercado ilegal. Por ello ahora afirmo que ya hay 18 mil uruguayos e uruguayas que como tienen acceso legal, no concurren en cometer ningún ilícito y no se colocan en una situación de inseguridad.

¿Qué efectos puede traer la regulación de la marihuana en el negocio ilegal del narco?

El impacto que tendrá sobre el volumen y las ganancias del narcotráfico se tendrá que evaluar en un tiempo prudencial, pero Monitor Cannabis –que es un organismo que depende de la Facultad de Ciencias Sociales de Uruguay– en el cálculo que hace de los ciudadanos registrados por las tres vías (autocultivo, clubes cannábicos y farmacias) estima que ya no ingresa entre un 20 y un 25% de lo que antes vendía el narcotráfico.

Esto es un comentario primario sobre el tema, se tendrá que evaluar con otros parámetros, pero son las reflexiones primarias que tenemos.

¿Con la regulación se busca que los consumidores no accedan a otras drogas?

Es un efecto colateral que estamos buscando, que el usuario que vaya al cannabis legal no tome contacto con el narcotráfico que le puede ofrecer otras cosas. A eso le llamamos espacio seguro tanto para la seguridad individual como para su salud.

Entonces, la reflexión es que esta regulación le quita al narco el mercado y establece nuevas reglas.

Es un intento serio, pensado, de establecer una fiscalización y un control de drogas bajo otros parámetros, teniendo en cuenta derechos  humanos y garantías, es decir, las personas tienen derecho a consumir y hacer de su cuerpo lo que se le cante mientras no invadan las libertades y las garantías de otros.

Eso no quiere decir que renunciemos a las incautaciones, ni a la aplicación de la ley penal ni a la persecución de los criminales y al combate del lavado de dinero, que nos hemos especializado en el Uruguay.

Además el cannabis regulado es infinitamente más sano que el que brinda el narcotráfico porque tiene niveles de cannabinoides equilibrados con los niveles del THC, porque no tiene los agregados de amoniaco y otros cincuenta y dos tan tóxicos que tiene el prensado paraguayo –así se le conoce en Uruguay–.

Y el usuario tiene la posibilidad de acudir a un Estado que no los persigue sino que les hace prevención y precisamente lo dispensamos en farmacias para que en el caso de aquellos que tengan problemas puedan buscar una orientación.

El precio de la marihuana legal

¿De qué manera el Estado fijó el precio en el que se vende la marihuana?

El precio es menor que el que da el narcotráfico y estamos sujetos a la posibilidad de que haya una guerra de precios; sin embargo, en ese caso es una variable que fijará el Estado.

Pero no competimos con el narcotráfico sólo en precio, también en calidad, accesibilidad y le vamos a ganar en los tres terrenos.

¿Cuál es el precio en el que está fijado la marihuana?

Ahora está fijado a 1,30 dólares –en su equivalente uruguayo– el gramo y los adquirientes (consumidores) registrados que retiran en farmacia pueden pedir a razón de 10 gramos semanales y no más de 40 mensuales.

Ese tope también está para los clubes de membresía y ese nivel de producción está limitado para los autocultivadores.

¿El dinero que entra al Estado uruguayo por la venta de la marihuana se destina a un fin específico?

La ley especifica que tiene un destino bien preciso. En primera no es un impuesto, no va a rentas generales, lo administra el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), que es una institución nueva. Se destina para la administración de estudios y  para programas de prevención y tratamiento de drogas.

¿Cada año se lanza una licitación para que empresas produzcan la marihuana?

Sí, ahora mismo seguro se va a lanzar otra licitación, porque con la producción que tienen las dos únicas empresas que ganaron la licitación no estamos en condición de cubrir toda la demanda que comienza a haber.

Por lo tanto rápidamente habrá una licitación, la cual ha tenido todas las garantías. Ninguna de las 22 empresas que se presentaron hicieron ningún tipo de objeción  contra la licitación que eligió solamente a dos.

¿Por qué está prohibida la publicidad directa e indirecta de los productos del cannabis?

Porque la filosofía de regular el mercado de sustancias psicoactivas no es criar un nuevo mercado, ya que la lógica del mercado es competencia, ampliar el consumo y conseguir cada vez más ganancias.

El mercado de sustancias psicoactivas tiene que estar controlado, porque la sed de ganancia de las corporaciones no puede guiar la legalización de las drogas, tienen que ser criterios de salud pública y criterios, por supuesto comerciales, pero acotados a un margen de ganancia que debe administrar el Estado.

¿La regulación de la mariguana ha traído un aumento en su consumo?

Es muy temprano para tener esos datos. El consumo de la marihuana viene creciendo en Uruguay desde 2001 y en toda la región en forma paulatina. También ocurre en Estados Unidos y en el mundo, es decir, es la droga ilícita más consumida en el mundo.

Yo no creo que vaya aumentar el consumo de la marihuana por su regulación, en todo caso, habrá que evaluarlo.

¿Hay un estimado de cuánto ha invertido el Estado uruguayo desde que se inició esta regulación?

No, no se tiene, pero el Ircca que es el organismo que ha estado funcionando, el parlamento le ha votado un presupuesto anual de 500 mil pesos uruguayos, como 20 mil dólares, obviamente no funcionó solamente con eso.

Pero  en realidad las estimaciones que tenemos es que la inversión entre crear nuevas instituciones, en comprar las semillas, en investigar, no son de una magnitud que no se puedan recuperar. Y en estos tres años no me animo a darte una cifra, pero no han sido cifras ni siquiera millonarias.

Digamos que si se hace una comparación han gastado menos de lo que podrían haber destinado en aumentar la capacidad de fuego de sus policías o incrementar el número de militares.

Bueno, sin lugar a dudas invertir en salud, en regulación y fiscalización de drogas es mucho más barato que dotar de presupuesto a las agencias represivas, que en el mejor de los casos en el mundo entero, pueden incautar entre el 10 y el 15% de la droga circulante por lo tanto los términos de eficiencia son muy discutibles.

No estoy hablando de eficacia, hay policías en el Uruguay que son nada corruptos y muy efectivos, pero estamos hablando de eficiencia.

Las policías son militares que intervienen en el mercado manejado por bandas criminales y siempre que desbaratan a una organización criminal de alguna manera inciden en el mercado anulando a una organización y favoreciendo a las otras.

No se necesita corrupción para esto, estoy diciendo lo que es la lógica de la intervención represiva en el mercado ilícito.

Muchas veces las policías se nutren de información que da la competencia para destruir al otro, esto es así. Por lo tanto tenemos distorsiones del mercado por actuación de las agencias represivas que cuestan mucho, capturan poco, matan mucho y están sujetas a un nivel de corrupción muy importante, porque el contacto con el crimen organizado da la posibilidad de pactar, a veces de buena fe, para desmontar a otras, y otras veces, es el inicio de una corrupción creciente.

Datos

En diciembre de 2013 se aprobó en Uruguay la ley 19.172  y hasta el 2 de agosto de 2017 se han registrado 10 mil 481 adquirentes o consumidores que pueden comprar marihuana en las 16 farmacias habilitadas para venderla.

Se tiene un padrón de 6 mil 927 autocultivadores y 63 clubes de membresía.

TE RECOMENDAMOS:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo