Monreal abre posibilidad de ir en alianza con el PRD en 2018

El actual delegado de la Cuauhtémoc y aspirante a la candidatura de Morena por la CDMX indicó que se tiene que buscar acercamiento con todas las izquierdas

Por Publimetro

El actual delegado de la Cuauhtémoc y aspirante a la candidatura de Morena por el Gobierno de la Ciudad de México, Ricardo Monreal, aseguró que hay posibilidad de ir en alianza con el PRD en las elecciones de 2018.

Durante la presentación de su proyecto Visión Metropolitana 2.5 en el Monumento a la Revolución ante más de 20 mil personas, el ex gobernador de Zacatecas indicó que se tiene que buscar acercamiento con todas las izquierdas.

“Creo que el PRD debería estar con Morena, toda la izquierda de la ciudad, la progresista debería estar porque es una zona metropolitana, ya no es una ciudad aislada, por eso se tienen que buscar acercamientos con el PRD, Movimiento Ciudadano, PT; todos hacen falta”, destacó.

Además, el delegado pidió a todos los ciudadanos de la capital su apoyo para transformar la CDMX, ya que atraviesa por un mal momento.

“Necesito de su apoyo, los necesito, de verdad los necesito. Con toda humildad y sencillez te necesito. Los necesitamos, pero que sea en serio porque aquí no se vale ni la simulación, ni el doble juego ni la hipocresía, estamos todos juntos, vamos a transformar esta ciudad pese a quien le pese. Le amos a dar una sacudida a nuestra CDMX”, enfatizó.

Sobre el proceso de Morena para definir a su candidato por la CDMX, Monreal aseguró que el líder del partido, Andrés Manuel López Obrador, se mantiene imparcial y descartó que haya "dedazo" para elegir al abanderado.

“No lo creo (que haya dedazo), no opera de esa manera, es un hombre limpio y honesto”, aseguró el delegado de la Cuauhtémoc.

Proyecto Visión Metropolitana 2.5

El aspirante a la candidatura indicó que el proyecto Visión Metropolitana 2.5 contempla siete ejes rectores, los cuales son:

Uno: Recuperar el mando ciudadano y vecinal de la policía, crear la policía de barrio junto con las nuevas alcaldías; verificable, evaluable y hasta elegible por las y los vecinos, si fuera el caso. Impulsar una política de cero delitos violentos en transporte público y paraderos y cero accidentes mortales en nuestras vialidades.

Dos: Desarrollo con equidad social, para que la educación de calidad, el acceso a la salud y la seguridad social, la cultura y la creatividad, y el acceso a la vivienda digna, acrecienten la calidad de vida de nuestros habitantes. Además, se planea implementar el programa Ingreso Básico Ciudadano, que está destinado a cubrir primero a los grupos socialmente más vulnerables (jefas madres de familia; varones adultos de 40 a 59 años en edad productiva, pero que se encuentran en el desempleo crónico; y a las y los jóvenes que ni estudian ni trabajan por falta de oportunidades).

Tres: Crecimiento Sustentable, para que la ciudad siga creciendo sin sacrificar el interés vital prioritario de preservar y mejorar el medio ambiente. De manera especial, el cuidado del agua, la calidad del aire y el reordenamiento del suelo urbano.

Cuatro: Desarrollo urbano orientado a las personas, con el fin de que el peatón sea lo más importante en la ciudad, que los ciclistas sean respetados por automovilistas y transportistas, que los servicios públicos como la recolección de basura, la reposición de luminarias, la pavimentación de calles, la poda y reposición de árboles, y el mantenimiento de nuestros parques y jardines sea motivo de orgullo, no de preocupación o decepción, de quienes viven en la capital.

Cinco: Que las y los capitalinos puedan acceder a más empleos y mejor pagados, para poder tener una ciudad competitiva y productiva, que sostenga e incremente su posición nacional e internacional como polo de inversión productiva: pública, privada y social.

Seis: Combatir de manera frontal la corrupción para incrementar la fiscalización y la vigilancia ciudadanas e independientes en el gasto de los recursos públicos, con el fin de que el gobierno ―sin perder su piel morena― sea plural, incluyente, tolerante y con perspectiva de género. En suma, para hacer realidad las nuevas figuras de la democracia participativa directa que la nueva Constitución de la Ciudad de México ha adoptado, como el referéndum, el plebiscito, la iniciativa popular y la revocación de mandato.

Siete: Convertir a la ciudad en la capital de la justicia y los derechos humanos para reducir la violencia y eliminar la impunidad en los delitos que más impactan y agravian a las víctimas. Que la equidad de género deje de ser una frase y se convierta en una práctica cotidiana; que la diversidad sexual sea respetada y atendida; que los pueblos indígenas sientan como suya esta ciudad que ellos fundaron; que las marchas y protestas no paralicen la ciudad y puedan ser mejor escuchadas y atendidas; para que las niñas y los niños dibujen, propongan y definan la ciudad de sus sueños.

 

 

TE RECOMENDAMOS:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo