Cambia dinámica de los migrantes en la Zona Metropolitana de Guadalajara

La Zona Metropolitana dejó de ser sólo una zona de paso para llegar a la frontera norte; hay varios migrantes que han optado por asentarse en la metrópoli aunque vivan en condiciones paupérrimas

Por Héctor Escamilla
Según un estudio de FM4, uno de los objetivos de los migrantes en los campamentos en la Zona Metropolitana no es llegar a Estados Unidos, sino quedarse en México, en actividades agropecuarias de la zona norte del país./FOTO: Cuartoscuro
Cambia dinámica de los migrantes en la Zona Metropolitana de Guadalajara

Jorge Ledesma nació en el departamento de Ahuachapán en El Salvador y ahora pide dinero en el crucero de Arcos e Inglaterra en Guadalajara. Salió de su país hace cuatro meses con dirección a Estados Unidos y decidió tomar la ruta “occidental” para no toparse a Los Zetas en Veracruz y Tamaulipas, por donde había pasado ya en dos ocasiones hacia los Estados Unidos.

“Aquí está bien, no hay tanto peligro por este lado y la gente aquí te trata bien, te da dinero” señaló Jorge quien explicó que no se irá del país por un rato, hasta que tenga suficiente dinero y garantías que sí podrá cruzar la frontera en la zona de Nogales. Ahora vive en un campamento cerca de Mariano Otero.

A partir de 2010, los cárteles de la droga incrementaron el secuestro de migrantes en los estados de Tamaulipas y Veracruz. El corredor del Golfo de México se convirtió en uno de los más peligrosos para mexicanos y centroamericanos que trataban de llegar a la Unión Americana. Muchos optaron entonces por tomar la ruta del Pacífico que si bien es más larga, implica menos riesgos. Una zona de paso era Guadalajara y desde entonces los migrantes comenzaron a pasar por la metrópoli.

Cambia dinámica de los migrantes Guadalajara se convirtió en zona de paso de los migrantes a partir de 2010. / FOTO: Cuartoscuro

Sin embargo, a partir de 2014 se tiene detectada una nueva tendencia: los migrantes se quedan en Guadalajara, conforman un patrimonio y continúan su viaje; la metrópoli ya no es sólo una zona de paso, sino de estancia.

Algunos instalan campamentos alrededor de las vías del tren y optan por vivir en condición de indigencia: “Los encontramos en lugares más fijos, en lo que llamamos los campamentos y debajo de los puentes, donde se juntan unas 8 a 15 personas que tienen fuego, cobijas, lugares de sombra y protección. Saben dónde hay fuentes de agua y hasta conexiones piratas al servicio eléctrico donde recargan sus celulares”, señala un reporte de FM4 paso libre, organismo dedicado a la protección de los migrantes.

Destacan que muchos de estos migrantes incluso desarrollan disputas por el control de los cruceros que puedan dejarles mayor beneficio a través de la solicitud de apoyos económicos y comida.

El reporte de FM4 también cita que muchos migrantes en estos campamentos no tienen intención de llegar a Estados Unidos, sino quedarse en zonas fronterizas y dedicarse a las cosechas en Chihuahua o los campos ganaderos de Sonora. Si pueden llegar a pasar a la Unión Americana lo harán, pero no es su prioridad.

A decir del organismo, es importante modificar las leyes para que las políticas con los migrantes no sean asistencialistas o de caridad, sino sujetos de derechos y puedan ser incorporados a mejores condiciones de vida a su paso por la metrópoli.

33,000 migrantes pasaron por territorio mexicano sólo en 2016, según organismos defensores de los migrantes

Migrantes en Guadalajara

Según organismos, estos son los lugares de origen de los migrantes a su paso por la ZMG:

  • Honduras: 43%
  • México: 30%
  • Guatemala: 15%
  • Otras naciones: 12% (El Salvador, Belice, Cuba, Panamá)
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo