Terremoto destruye más de dos siglos de historia en 100 iglesias

La reconstrucción de estos centros religiosos se prevé que tarde varios años, y aunque no podrán ser demolidos, la Arquidiócesis de México buscará acceder a una serie de fondos para su total restauración

Por Daniel Flores
El pasado movimiento telúrico provocó serias afectaciones a decenas de centros religiosos. - Foto: Daniel Flores
Terremoto destruye más de dos siglos de historia en 100 iglesias

El sismo del 19 de septiembre devastó pinturas provenientes desde la época del virreinato, esculturas religiosas, estatuas y hasta murales de cientos de años en al menos 100 iglesias de la Ciudad de México.

Las pérdidas económicas se calculan por millones de pesos, sin contar la docena de obras, pinturas y objetos que quedaron inservibles y a los que se les considera invaluables, debido a su importancia histórica.

De acuerdo a una serie de informes de la Arquidiócesis de México, la reconstrucción de los centros religiosos fue múltiple y tardará varios años, pues la mayoría de los inmuebles tuvieron afectaciones severas, por lo que requerirán de una cirugía mayor.

Una de las 10 iglesias que se vieron forzadas a cerrar es la de Nuestra Señora de los Ángeles, ubicada en la colonia Guerrero, la cual sufrió el desprendimiento de su cúpula y fracturas al interior de sus paredes. Además de los daños estructurales, diversas piezas religiosas se rompieron y se fracturaron, que eran consideradas “irremplazables” por su antigüedad y valor eclesiástico.

Otro de los santuarios que reportaron diversas afectaciones fue la capilla Purísima concepción, en la colonia Roma Norte, donde varias esculturas se destruyeron luego del movimiento telúrico de magnitud 7.1. Mientras que los templos de Nuestra Señora de Loreto y la de Santiago Apóstol, en el Centro Histórico y la plaza de las Tres Culturas, tuvieron grietas, afectaciones y hundimientos en paredes y fachadas.

En todos estos centros religiosos hubo una constante: se destruyeron desde imágenes, cuadros y reliquias que no podrán ser remplazadas y que fueron valuadas en cientos de miles de pesos, y en algunos casos, en millones, dadas las características de las piezas y los tallados de cada una. Publimetro realizó un recorrido por estos templos donde constató que varios de los recintos se agrietaron y tuvieron derrumbes en sus fachadas y hundimientos en gran parte de sus estructuras principales.

A través de un archivo fotográfico la Arquidiócesis documentó los daños que percibieron decenas de estos santuarios, localizados principalmente en las delegaciones Benito Juárez, Cuauhtémoc, Tlalpan y Xochimilco.

En entrevista con esta casa editorial, Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis, detalló que los daños son incuantificables en al menos 100 iglesias de la capital del país.

“En Cuauhtémoc, Xochimilco, Tlalpan y Benito Juárez, las iglesias tuvieron más afectaciones. Realizamos un censo para contabilizar los daños y varios de estos centros tendrán que cerrar temporalmente hasta que sean reconstruidas en su totalidad”, sostuvo.

Aunque ninguno de los inmuebles podrá ser demolido por pertenecer a la categoría de patrimonio histórico de la ciudad, el padre Valdemar lamentó los daños que sufrieron las edificaciones, donde cientos de fieles acuden diariamente.

Las labores de reconstrucción estarán a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), por tratarse de propiedades federales. Darán misa donde se pueda Varios de los inmuebles quedaron inhabitables para sus fieles; sin embargo, padres de las iglesias de Tlatelolco, Guerrero y Centro Histórico, buscarán seguir con sus actividades como dar misa en centros de recreación de la delegación.

Incluso, si es necesario, en la calle, pues aseguran, que para los fieles y personas de estas zonas la religión es parte fundamental de su vida. “No podemos cruzar los brazos y dejar de dar misa, la gente lo necesita, es parte de su vida diaria y nosotros como representantes de Dios no podemos parar”, expresó Juan Álvarez, padre de una de las iglesias que resultaron afectadas tras el sismo pasado.

Datos:

200 años de antigüedad tenía la cúpula que se derrumbó de la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles en la colonia Guerrero. +
5 millones de pesos se perdieron en esculturas religiosas y murales de iglesias de la delegación Cuauhtémoc y Xochimilco, así como varios campanarios resultaron dañados.
10 centros religiosos cerraron de forma indefinida debido a los daños que presentaron tras el pasado movimiento telúrico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo