Exoesqueleto permite a personas en sillas de ruedas volver a caminar

Wandercraft es el único exoesqueleto con el que los usuarios no necesitan muletas para caminar

Por Daniel Casillas
Exoesqueleto permite a personas en sillas de ruedas volver a caminar

Después de 5 años trabajando en la tecnología, Wandercraft ha creado el primer exoesqueleto autónomo capaz de caminar como un humano.

El desarrollo está destinado a ayudar a millones de usuarios de sillas de ruedas. A diferencia de otros exoesqueleto, el creado por la startup con sede en París permite a los discapacitados caminar sin muletas y utilizar un sistema operativo en tiempo real que controla exo.

Metro charla con Matthieu Masselin, fundador y director general de Wandercraft:

 

¿Qué es Wanderbrain?
Wanderbrain es la computadora en tiempo real, el sistema operativo y el software que controla el exo. Funciona con un hardware similar a un PC (fuerte) y lleva una arquitectura SW en tiempo real rápida y robusta, que ejecuta algoritmos complejos.

Exoesqueleto

¿Cómo ayuda a la gente?
Es el primer exo autónomo con marcha realista y contribuye a mejorar la salud de los pacientes. Las personas en silla de ruedas tienen muchas condiciones secundarias, que afectan gravemente la vida de los pacientes, y que la literatura científica demuestra que es potencialmente mejorable mediante una caminata: digestión, urología, afección de la piel, déficit muscular abdominal y dorsal y sobrepeso y, sobre todo, autoimagen.

¿Cómo permite que la gente camine?
El exo de Wandercraft es el primero en aprovechar los recientes avances de la robótica dinámica, que permite controlar un robot andante controlando dinámicamente los estados desequilibrados exactamente como un andador humano. Esto permite caminar con las manos libres, sin muletas, a diferencia de todos los demás exoesqueletos.

¿Cómo lo lograron?
La solución matemática del problema para crear un andar realista y compatible con el ser humano conduce a 12 grados de libertad, es decir, 12 articulaciones motorizadas: 6 alrededor de las caderas, 2 en las rodillas y 4 en los tobillos. Esto es controlado por capas de algoritmos que envían comandos de 12k por segundo. Los sensores y las unidades de medición de inercia proporcionan retroalimentación a los algoritmos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo