La mujer que aspira dirigir la CDMX: Lucía Riojas

La oferta de la aspirante al Gobierno capitalino es en materia al combate a la corrupción, cero compadrazgos y un modelo colaborativo que integren la figura ciudadana

Por Oscar Santillán
Bajo la figura independiente Lucía buscará ser la primera jefa de Gobierno de la CDMX - Foto: Oscar Santillán
La mujer que aspira dirigir la CDMX: Lucía Riojas

Ana Lucía Riojas Martínez asegura que su aspiración por ser candidata a jefa de gobierno de la Ciudad de México no nació para declinar por nadie y que Ahora,−el movimiento político que integra− la respaldará para dar batalla certera en lo local.

En entrevista con Publimetro, la candidata sin partido en la capital del país, expone que apuesta por un modelo colaborativo que permita que los ciudadanos de a pie sean escuchados.

Y adelantó que a sus promesas no se las llevará el viento, pues firmará un contrato con la gente y de no cumplir se retirará de la política.

¿Por qué es necesaria una candidatura como la tuya en la Ciudad de México?

-Esta candidatura no es unipersonal, claramente se necesita de una persona para inscribir una candidatura, pero desde hace siete meses colaboro en la iniciativa Ahora y nosotros creemos en una manera distinta de hacer política. Esta candidatura pretende emplear un modelo colaborativo, en donde entendemos de facto que la solución no vendrá de una persona, que no podemos impulsar un proyecto mesiánico sino colectivo.

¿Cómo fue el proceso para que te eligieran a ti?

-En Ahora existe el Consejo Nacional Promotor, que es gente de todo el país que básicamente fuimos los fundadores de la organización, y en la capital hay un Consejo Promotor Estatal, que fue en ese órgano que se discutió la posibilidad de presentar una candidatura a la jefatura de gobierno y un conjunto de candidaturas al congreso local, porque a partir de retirar la candidatura de Emilio Álvarez Icaza a la presidencia decidimos que tenemos que dar la batalla en lo local con todas nuestras fuerzas y ganas. Por ejemplo, en la capital Ahora tiene 30 mil avales, es decir, 30 mil personas que conocen el proyecto, que ya saben de qué va y a quienes podría interesarles una candidatura como esta.

He participado en proyectos dentro de Ahora y la gente me empezó a preguntar: “por qué no te lanzas”.

Y seré muy honesta, yo decía: “cómo creen, yo cómo le voy a hacer”. Pero el problema de la democracia en México y de la idea que tenemos de política es justo eso, que creemos que nosotros no podemos participar en una forma más incisiva, directa y real. Entonces cuando me puse a pensar en todo eso, dije: “vinimos a juntarnos para romper esos moldes”. Se hizo un ejercicio de consulta y entonces dijimos, bueno, sí vamos.

¿Ideológicamente cómo te defines?

-Me defino como una persona que cree que las derechas y las izquierdas ya están rebasadas, que las coordenadas se deben de colocar en la gente, en el bienestar y en proyectos que nos hagan sentir bien, que nos den oportunidad de vivir dignamente.

El debate ya no es si eres de izquierda o derecha, el debate es, de qué lado de la mesa te pones, a quién piensas responderle. Y yo Lucía pienso que la única manera que debería de existir para gobernar, es obedeciendo y para obedecer hay que escuchar a la gente.

¿Cómo piensas convencer a los ciudadanos para que puedas obtener las casi 80 mil firmas que buscas para validar tu candidatura?

-Yo no pienso salir a convencer a nadie, yo pienso salir a invitar. Voy a tocar a la puerta y voy a decir: “Hola, soy Lucía, pertenezco a esta organización política y mi experiencia es esta y esto es lo que he hecho. Y hoy quiero hacer esto, pero contigo”.

Pretendemos caminar las calles, a juntarnos con los Comités vecinales, con la gente que conoce sus colonias Hay muchas preguntas que necesitamos hacernos sobre la ciudad en la que vivimos, empezando por cómo nos gustaría vivirla e invitaré a que hagamos las preguntas juntos y que luego las contestemos, y las contestemos además enfocando todo eso hacia la creación de un programa de gobierno colaborativo. ¿Qué importancia simbólica y política tiene el competir por la jefatura de gobierno de la capital del país? Creemos que en lo local tenemos muchas oportunidades, estamos dando batallas certeras, estamos creciendo, y creemos que sí nos alcanza para impulsar estos proyectos a nivel local y que no es hacerle el juego a nadie.

Esto es decir: “sí es en serio, sí venimos a desafiarlos porque no nos sentimos representados”. Y es momento de rendirle cuentas a las personas que diariamente están talacheando, con las que no conoces, pero que compartes esta casa que es la ciudad.

Somos esas personas y de esas personas somos, entonces tiene toda la importancia simbólica dar la batalla en lo local, en disputar esos espacios. Queremos intentar representar a la gente, rendirle cuentas, ser transparentes, construir un gobierno de y para la gente, honesto, sencillo, moderno y con sencillo me refiero sin esta sobreburocracia que aleja a la gente.

De lograr la candidatura y dependiendo del escenario que se cree en 2018, ¿pensarías declinar por alguien?

-Este proyecto no nace para declinar, este proyecto nace para dar la batalla. No es competir por competir, sino competir por una ciudad vivible. ¿Tus decisiones las someterías a consulta popular? Intentemos concebir las cosas desde antes de ese proceso, la idea es no someter posibles decisiones sino antes de tomarlas, preguntar. No hay nadie que pueda tener un mejor diagnóstico de la vida en la ciudad que la propia gente que la vive, la padece y la disfruta.

¿Qué tanto se ha desgastado la figura de los candidatos independientes?

-Con la figura de independiente pasa algo curioso, porque la gente no termina de entender cómo funciona esa figura y a la vez hay ciertos personajes que ya se han encargado de desgastarla. Pero no sólo existen los Broncos, también existen los Kumamotos, los Rodriguez Cornejos, las Susanas Ochoas, o sea hay que voltear a ver a esos otros. Hay que entender y saber distinguir que no es lo mismo una candidatura independiente siendo Margarita Zavala, que una candidata independiente siendo una ciudadana ejerciendo su derecho político.

¿Tú cómo te defines?

-Cómo la segunda, como una candidata independiente ciudadana. Yo nunca he militado en una partido político, creo que los partidos actualmente están rebasados para ofrecerle a las personas el velar por sus intereses de verdad.

¿Qué desventajas tienes ante los partidos políticos?

-En la cuestión del dinero estamos en desventaja, los partidos tienen un presupuesto fijo, los independientes o en la Ciudad de México los llamados candidatos sin partido, dependen de una bolsa que luego es repartida entre los que se registran.

En Ahora nuestras herramienta es salir a caminar la calle, son las ideas, la organización, nuestro motor no es el dinero. Esta idea de la equidad en la contienda no es más que una simulación, desde el principios lo vemos. ¿Para no caer en esos vicios cómo se financia tu candidatura? Como se financia desde que nació: con la aportación de los que participamos. No hemos tenido muchos gastos, claro que cuesta abrir una A.C. pero lo aportamos entre varios porque es un proyecto que se ideó así.

Incluso, muy pronto presentaremos mi plataforma digital en la que la gente podrá aportar dinero, pero fijaremos topes porque creemos que es mes la manera de hacer las cosas. Además de que el mayor motor para el crecimiento de Ahora han sido los voluntarios y voluntarias.

¿Cuál sería el tope en las aportaciones?

-Todavía está en discusión. Tenemos que esperar varias cosas. Pero habrá la oportunidad de que la gente que participe y que ayude con mil pesos, tenga constancia de que seremos transparentes. Cualquier candidato que se postule por parte de Ahora va a firmar un contrato con la gente y si no se cumple algo, te retiras porque hay que predicar con el ejemplo. Además, en Ahora hay un órgano que es el Comité de Ética Pública que preside Sergio Aguayo, que puede investigar a las personas por denuncia y por iniciativa propia. ¿Cuáles son tus banderas políticas? Desde hace siete meses trabajamos en cuatro ejes que hemos enarbolado a nivel nacional y local.

Lo primero es corrupción e impunidad; seguridad y justicia; democracia y representación y una economía para el bienestar. Además nos parece muy importante para esta ciudad tener como pilar el impulsar un nuevo modelo de política ambiental, de movilidad, seguir atendiendo las políticas de juventud.

Tenemos muy claro que debemos trabajar temas de derechos reproductivos, feminicidio, así como los derechos y la seguridad de las personas LGBTIQ. Por último, ¿qué piensas de los 73 mil 430 pesos netos mensuales que gana un jefe de gobierno? Me queda claro que es mucho dinero y creo que si quiero ser representante de la gente no puedo ser diferente a ellos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo