Así es el cheesecake de calabaza que debes probar en Día de Muertos

La empresa estadounidense The Cheesecake Factory lanzó en México por tiempo limitado dos variedades de pastel de queso hecho a base de calabaza

Por Diego Rammsy
Cecilia Borja
Así es el cheesecake de calabaza que debes probar en Día de Muertos

Nada como un buen cheesecake. Nadie puede resistirse a esa consistencia dulce y a la vez cremosa de un buen pastel de queso. Y pocos tienen tanta experiencia como la empresa californiana The Cheesecake Factory.

La cadena, que cuenta con tres sucursales en México, acaba de lanzar una edición limitada de dos variedades de cheesecake hecho a base de calabaza a propósito de la temporada de Halloween y Día de Muertos. Y, tras probarlos, podemos decir que vale la pena ir por ellos antes de que se agoten.

Pumpkin Cheesecake Cecilia Borja

Pumpkin Cheesecake es la primera variedad y así, aunque suena sencillo, su sabor no deja nada que desear.  Es un pastel de queso tradicional que en su mezcla incluye la calabaza, lo que le otorga un color ligeramente anaranjado. La base es de galleta Graham, la que usualmente usan en Estados Unidos en la preparación de casi todos sus pasteles, y como topping lleva nueces caramelizadas que se esconden tras una pequeña torre de crema chantilly.

El sabor es muy agradable y amable a cualquier paladar. No es demasiado dulce, pero deja entrever ese sabor de la calabaza al mezclarse con el queso con un sofisticado toque de canela.

Pumpkin Pecan Cheesecake Cecilia Borja

La segunda variedad de temporada es el Pumpkin Pecan Cheesecake, que es una variación del primero. La diferencia es que este pastel está dividido en dos. La parte superior es de cheesecake de calabaza pero la parte inferior es un pie de nuez caramelizada y su base es crujiente. Al combinar estos dos sabores, se logra un pastel con mucho más carácter, más dulce y que combina la textura crujiente de las nueces con la cremosidad del cheesecake de calabaza.

La tradición de un buen pastel de queso

Ustedes elijan, el primero o el segundo, o sino, cualquiera de los cerca de 30 diferentes que hay en la carta de The Cheesecake Factory. Cada uno de los pasteles que venden acá, viene directamente desde los cuarteles centrales de la marca en Calabasas Hills, California. Viajan congelados hasta llegar a los restaurantes mexicanos, donde son descongelados para su consumo en las próximas 36 horas, para que conserven la frescura de la preparación y sus ingredientes.

Una última anotación. Todas las rebanadas de cheesecake están a mitad de precio hasta el 3 de noviembre. ¡Provecho!

Aquí el video de cómo lucen:

Save

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo