EXCLUSIVA: 'Yo sigo siendo el rey', Atlantis

En tres meses, después de su lesión en la rodilla, no había dado entrevistas y decidió platicar con Publisport sobre su presente y su futuro

Por Aldo Miranda
El ídolo de los niños afirmó que volverá a los encordados en noviembre o diciembre|CARMEN ORTEGA
EXCLUSIVA: 'Yo sigo siendo el rey', Atlantis

En 34 años de carrera como luchador profesional, el ídolo de los niños nunca había tenido que pasar por el quirófano, razón que motiva aún más a Atlantis para volver lo antes posible; sin embargo, los doctores le han dicho que será hasta finales de noviembre y principios de diciembre cuando se de su regreso.

En tres meses, después de su lesión en la rodilla, no había dado entrevistas y decidió platicar con Publisport sobre su presente y su futuro, pasando por sus entrañables recuerdos, ya que ahora también tiene en mente el compromiso de catapultar a su hijo en su carrera como luchador.

¿En que nivel de tu recuperación te encuentras? 

­— Gracias por venir al templo de la lucha libre de México y del mundo entero. Yo tengo 34 años trabajando aquí y cada que lo hago me pongo nervioso. Voy muy bien, 100% en rehabilitación, ya estoy en proceso de reaparecer. No pronto, pero a finales de noviembre más o menos. Lo más importante es que ya extraño al público, ya quiero regresar a sentir esa adrenalina que  es lo más maravilloso aquí.

¿Cómo has vivido ese proceso desde tu lesión? 

­—Me desintegré por completo. No quería contestar ele teléfono para no inquietarme. Ésta es la primera entrevista después de tres meses. Gracias a los doctores que me operaron y el que me está dando la rehabilitación. Estamos con todo. Uno está como las calabazas: bueno por fuera, pero podrido por dentro. Siempre me habían lastimado pero se me rompió el tendón. Fue el 30 de julio, ese día ya no pude mover la pierna, ni caminar, ni estirar. No había más camino que operarme. La lucha libre ha sido muy buena conmigo y me dijo, ‘sabes qué Atlantis no te puedes ir sin cobrarte una facturita por ahí’, y pues claro hay que tomarlo por el lado amable y echarle muchas ganas. Regreso recargado. 

¿Qué planes tienes ahora para tu regreso?

­—Todos quieren ganarle a Atlantis. Desde que debuté he sido un luchador muy asediado por sus rivales. Todos quieren la máscara, todos quieren mis campeonatos, porque si me ganan dan un paso enorme. Yo siempre he estado preparado. Pero esto de la lesión pasó y ni modo. Voy a regresar mucho mejor que antes porque sigo siendo el rey. Yo tengo muchos enemigos en la lucha libre. Van a estar esperando a su presa. Lo que no saben es que voy a regresar superecargado y bastante  bien. Tengo un proyecto ya está confirmado. Otros proyectos anda muy cerca, pero ya se los diré próximamente, de un mega proyecto para finales de este año. Pero todo esto viene en el 2018.

¿Cuál ha sido la clave del éxito de Atlantis?

­—Es una máscara que es una disciplina. Cuando Atlantis empezó, en la lucha era bastante difícil ir escalando, pero Atlantis siempre llegó como estrella y se ha mantenido así. Es una disciplina de todos los días, al gimnasio, luchas, viajes, derrotas, triunfos. Pero gracias a Dios la disciplina siempre me ha ayudado. A mí el maestro el Diablo Velasco me inculcó dos disciplinas sensacionales: la alimentación y el gimnasio.

¿Cómo surgió el nombre de Atlantis?

­—Yo tenía 21 años y estaba debutando cuando el comentarista de Televisa, Alfonso Morales, un gran amigo, y me dijo ‘te voy a poner el ídolo de los niños porque siempre que luchas hay mucha gente y muchos niños llorando cuando te están pegando ¿hay algún problema?’ y yo le dije que no había problema, pero apenas era un chavo. Pasaron como seis meses y yo estaba acostado pensando y dije, este (los niños) es el público más fabuloso del mundo, es el que jala montañas, los niños. Un papá hace todo lo que quiere un niño. Empecé a bajarme del ring y a platicar con los niños pero como un niño, porque si lo haces como adulto pues no lo entienden. Y de ahí para acá he hecho muchas funciones con niños, eventos, apoyándolos, visitándolos, es una mancuerna maravillosa.

Aunque su debut sobre el cuadrilátero de manera formal todavía no tiene fecha, el hijo del ídolo de los niños sigue su preparación para llegar con todos los conocimientos que le permitan portar con honor la máscara más valiosa de la lucha libre mexicana: “Yo creo que para 2018 debuta Atlantis Jr. ahorita no lo estoy preparando (por la lesión). Que se vea en este espejo. Dice que va a ser mejor que yo. Lo que yo quiero es que sea mejor que Atlantis. Lo mando todos los días al gimnasio, bueno creo que ya no lo mando. Sale corriendo de la universidad y se viene a entrenar con algunos maestros que me están echando la mano ahora que yo no puedo. En diciembre o noviembre lo llevo a empezar a explicar las técnicas de la lucha libre”.

ATLANTIS JR. QUIERE SEGUIR CON LA TRADICIÓN

¿Qué significa para ti llevar el nombre de tu padre? 

— Es único tener este nombre. Está escrito en letras de oro en la lucha libre. Sería un sueño hecho realidad, una gran motivación sacar el nombre de Atlantis Jr. siguiendo los consejos que me da mi papá. A parte de tener una gran disciplina, mi papá ha dejado muy alto este nombre. Y lo más difícil será, creo, superar a mi papá, esa es mi principal meta y vamos a prepararnos al máximo.

¿Cuáles han sido las mayores enseñanzas que ha dado Atlantis?

— Mi papá siempre ha mostrado humildad ante todos sus seguidores, si a mí me piden una foto, lo que sea, ahí voy a estar. El público es el que manda. Desde chiquito siempre seguí a mi papá en las arenas. Algún día quise ser como él, y diario estoy aquí, entreno tanto en pesas como en el ring. Lo que más me ha recomendando es la disciplina y el respeto a este deporte. Como padre es maravilloso, cada día aprendo algo de él. Siempre me enseña todos para no cometer los mismo errores. Siempre aprendo de él y estoy feliz de ser como él.

¿Cómo diseñaste tu máscara? 

— Su primer máscara (de Atlantis) tenía como una boca de payaso y desde ahí la fuimos modificando para que se viera más moderno. Por el momento sólo tengo ésta y una blanca. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo