Un Barrio Chino ni tan chino

El mestizaje de varias generaciones ha dado una nueva cara a este sitio turístico que se resiste a la desaparición. Ahora, son dirigidos por mexicanos

Por Daniel Flores
El barrio cada vez más pierde su identidad - Foto: Daniel Flores
Un Barrio Chino ni tan chino

La comunidad china en México se transformó. Uno de los sitios más emblemáticos de la Ciudad de México conocido como el Barrio Chino vive una nueva etapa: un barrio oriental… sin chinos.

En la actualidad dicha estirpe enfrenta una metamorfosis, debido al mestizaje de la comunidad que tiene raíces en la capital desde la década de los años 60 y 70. Mientras que los cinco restaurantes, ocho tiendas de comida y artículos de decoración oriental, son dirigidos, en su mayoría, por mexicanos descendientes del grupo de familias que llegaron al país para fundar este sitio turístico.

Ellos batallan desde hace décadas por mantener sus negocios, a pesar de las bajas ventas en los últimos años, el deterioro de la infraestructura y la proliferación del comercio ambulante. Uno de sus principales fundadores, quien pidió el anonimato por temor a represalias, contó a Publimetro que el declive económico de esta zona se debió a la rapiña, invasión de personas en situación de calle en los alrededores de los negocios, ambulantaje y falta de identidad.

“Los barrios chinos en el mundo son conocidos por albergar identidad, pero el barrio de la Ciudad de México tiene todo menos eso; venden comida que no es china ni japonesa, el ambulantaje se apoderó de los alrededores, y ahora los que dirigen son familias mestizas”, sostuvo.

En sus inicios, el restaurante Shangai, surgió como uno de los lugares más representativos de este lugar; sin embargo, la prostitución que se ejercía en el conocido callejón de “Las Damas”, la venta de droga y la disputa de grupos organizados forzaron a cerrar este lugar.

Ahora, en la calle de Dolores se encuentran otros comercios de comida cantonesa como el Chung-King, el Oriental, el 4 Mares, Hong King, en los que se venden productos nacionales y sólo algunas cosas son importadas desde China.

Pero los ambulantes han encapsulado el área, lo que ha dejado una severa merma económica por años a los propietarios del barrio oriental.

 

Rehabilitación busca revivir tradición milenaria

Luego de un cúmulo de solicitudes y peticiones de los propietarios para rescatar esta zona, el Gobierno capitalino lanzó un plan de rehabilitación con una inyección de 66 millones de pesos. En la actualidad sólo un tramo de la calle de Dolores es ocupada por comercios del Barrio Chino, que va de Independencia a Artículo 123.

Por ello, la administración capitalina busca crear un polígono que represente la cultura china, y no como sucede en una calle, por lo que se colocarán elementos distintivos de esta cultura. Incluso, se ampliarán las banquetas y se reducirán los carriles de circulación de tres calles que rodean al Barrio Chino, para que pueda incrementarse el número de peatones y así potencializar la zona.

 

DATOS:

1000 familias conforman el Barrio Chino de la CDMX.

13 negocios conforman el Barrio Chino; 5 son de comida y el resto vende diversos artículos.

El Barrio Chino de la capital del país es el más pequeño de mundo.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo