En riesgo ingresos de más de 2 mil familias por 'sequía' de las Cascadas de Agua Azul

Nunca en 41 años que lleva abierto este destino turístico se había presentado un fenómeno así, ni por la falta de lluvias

Por Miguel Ángel Bravo
En riesgo ingresos de más de 2 mil familias por 'sequía' de las Cascadas de Agua Azul

En total incertidumbre viven los pobladores de los municipios de Tumbalá, Salto de Agua y Chilón tras la disminución del nivel del agua en las turísticas Cascadas de Agua Azul en Chiapas.

Ante esta situación, la Secretaría de Protección Civil, la Comisión Nacional del Agua (CNA) y la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp) comenzaron una investigación para determinar las verdaderas causas de este fenómeno.

En conferencia de prensa, determinaron que el principal culpable no fue la mano del hombre sino una posible fractura en la roca caliza que cargó el afluente del río hacia el lado izquierdo.

De igual manera, dieron a conocer la hipótesis de que tras el sismo de magnitud 8.2 se pudo haber generado una fractura que causó la filtración de agua hacia el subsuelo.

Para comprobar esta hipótesis, un equipo interdisciplinario trabaja  en conjunto con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para conocer los daños en el suelo y saber si hay un cambio en la placa tectónica cercana a este destino turístico.

Las Cascadas de Agua Azul surten de agua potable a más de dos mil 400 pobladores que se asientan río abajo y al año recibe más de 200 mil turistas que recorren la ruta turística Palenque- San Cristobal de las Casas, una de las más transitadas de Chiapas.

Asimismo, este destino turístico es una fuente de ingreso directo para la Sociedad Cooperativa de las Cascadas de Agua Azul, la cual administra el parque, e indirectamente de cientos de pobladores que ofrecen sus servicios como transporte, guía, alimentos, artesanías y hospedaje en localidades vecinas como  Arroyo Azul, Tumbalá, Yajalón, Bachajón y Palenque.

¿Qué sucedió en Agua Azul?

Desde el 7 de septiembre, día del terremoto de magnitud 8.2 grados con epicentro en Tonalá, Chiapas, el nivel del agua comenzó a descender hasta que este viernes pasado la principal cascada llamada La Golondrina se secó.

De acuerdo a Alberto López Urbina, presidente de la Sociedad Cooperativa de las Cascadas de Agua Azul, “nunca en 41 años que lleva el centro ecoturístico funcionando había pasado algo igual, ni en abril o mayo en que baja un poco el nivel de agua por la falta de lluvias”.

Destacó que esto presuntamente se debió a un fenómeno natural que desvío el cauce del río el cual alimenta las cascadas y que aunado a la caída de un árbol generó la disminución en el cuerpo de agua.

Señaló que se recorrió el río en la parte de arriba y se encontró un tapón de ramas y hojas; sin embargo, al ser quitados no ayudaron a restablecer el nivel del agua.

Las indagatorias continúan para encontrarle pronto solución a este fenómeno y restablecer el flujo de el agua que se deriva de dos afluentes uno que lleva a este lugar turístico y otro más que rodea la zona.

Por su parte, el titular de Protección Civil de Chiapas, Luis Manuel García, indicó que a pesar de la disminución en caudal las actividades turísticas no se verán afectadas ya que aún fluye agua por las cascadas y por las pozas color turquesa.

También puedes leer:

Lo más visto en Publimetro TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo