Así daña tu salud la contaminación por partículas y esto debes hacer al respecto

Este jueves se decretó la segunda contingencia por partículas del año; eles casi imposible que el material particulado sea filtrado por los pulmones

Por Israel Zamarrón

No todo es frío en la temporada decembrina, pues en este mes también suele haber días con mala calidad del aire.

Contrario a la temporada de calor, cuando las contingencias son por altas concentraciones de ozono, en la temporada fría las contingencias se dan por partículas suspendidas.

De hecho, jueves la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) activó la segunda contingencia del año por partículas; la primera fue el seis de enero.

Las partículas suspendidas se refieren al material particulado respirable presente en la atmósfera en forma sólida.

Es decir: polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento, polen, partículas de materia fecal, entre otras.

Las partículas suspendidas se dividen según su tamaño: a las de diámetro inferior a los 10 micrómetros, es decir, la milésima parte de un milímetro, se les llama PM10.

En tanto a las de diámetro igual o inferior a 2.5 micrómetros, se les llama PM2.5; éstas son hasta 100 veces más delgadas que un cabello humano y es casi imposible que sean filtradas por los pulmones.

Efectos en la salud

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), la contaminación por partículas es la quinta causa de riesgo a la salud por el número de muertes prematuras que genera.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que las PM10 “pueden penetrar y alojarse en el interior profundo de los pulmones”, por lo que son las más dañinas para la salud.

“La exposición crónica a las partículas agrava el riesgo de desarrollar cardiopatías y neumopatías, así como cáncer de pulmón”, advierte.

La Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad agrega: “el riesgo es mayor a medida que se reduce el tamaño de la partícula, y el incremento en la concentración está relacionado con enfermedades respiratorias, cardiovasculares y un incremento en el riesgo de mortalidad.

Las respiración de partículas suspendidas está asociada también con cáncer de vejiga, accidentes cerebrovasculares, la aterosclerosis, enfermedades del sistema inmunológico, enfermedades neurológicas, como el párkinson y el alzhéimer, y recientemente con diabetes.

Las PM2.5 son emitidas en su mayoría por las actividades humanas como la quema de gasolinas y diesel para el transporte y la industria, o durante la quema de material orgánico para la preparación de la tierra para la agricultura.

Las partículas PM10 se generan principalmente por procesos de erosión, por erupciones volcánicas, por el levantamiento de polvo y tierra debida a vientos y tolvaneras o por resuspensión de polvo debida a la circulación de los automóviles.

¿Afecta por igual a la CDMX?

Según el investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Omar Muñoz, la contaminación por partículas no afecta por igual a toda la región.

“No todas las zonas en una Ciudad están expuestas a la misma cantidad de contaminantes, ni la misma zona tiene los mismos niveles de contaminación en diferentes momentos del año, o incluso en diferentes horas del día”, dice una publicación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

De esta manera, en la Ciudad de México el norte es la región más afectada por las partículas suspendidas PM2.5 y PM10.

Esto se debe a que los vientos dominantes que entran a la ciudad durante el día soplan de norte a sur, y traen consigo partículas provenientes del suelo de las zonas agrícolas aledañas o de las áreas erosionadas de la región.

Además, a esto se le suman los contaminantes generados por las industrias y los automóviles, explicó Omar Amador.

Entonces ¿Qué hago?

  • Se recomienda reducir el tiempo de exposición en exteriores a grupos sensibles como niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con problemas respiratorios y cardiovasculares.
  • Se recomienda a los deportistas abstenerse de realizar ejercicio o desarrollar actividades al aire libre.
  • Limitar las actividades cívicas, culturales, deportivas y de recreo al aire libre en centros escolares y la población en general.
  • Evitar fumar.
Loading...
Revisa el siguiente artículo