Roberto Castillo: el independiente que no le teme a los partidos

El integrante de la organización apartidista Wikipolítica conversó con esta casa editorial y habló de su aspiración de ser candidato sin partido por el Distrito 26 de la CDMX

Por Oscar Santillán
El día de ayer arrancó formalmente la campaña del integrante de Wikipolítica en su busqueda por un espacio en el Congreso local. | Foto: Cortesía.
Roberto Castillo: el independiente que no le teme a los partidos

Ser candidato independiente no es sinónimo de bueno, eso lo tiene claro el aspirante a candidato sin partido por el Distrito 26 de la Ciudad de México, Roberto Castillo. Por ello, expone en entrevista con Publimetro, se les debe evaluar igual de duro que a los candidatos partidistas.

Castillo busca implementar el modelo político que Pedro Kumamoto desarrolló en Jalisco y no le preocupa que se le llame el “Kumamoto chilango”, pues dice, los dos forman parte de la misma organización política, Wikipolítica, que tiene como objetivo poner al ciudadano en el centro de la toma de decisiones.

El aspirante a candidato a diputado local, quien estudió ciencias políticas en el CIDE, no teme al aparato electoral de los partidos políticos capitalinos y ve en el requisito de juntar firmas una oportunidad para conocer a las personas.

¿Por qué es necesaria una candidatura como la tuya en el Congreso local de la Ciudad de México?

– Porque vivimos en un sistema político muy cerrado que dice representar a las personas, pero que a la hora que vota en el Congreso lo hace en contra de la voluntad de las personas que dice representar. En la Ciudad de México lo vimos recientemente con la Ley de Reconstrucción, con la Hídrica, lo vemos, por ejemplo, a nivel nacional con la Ley de Seguridad Interior.

Tenemos una clase política que no representa a las personas y si la gente no empieza a tomar la política en sus manos vamos a delegarles el quehacer político a las Elba Estheres, a los Romeros Deschamps, quienes básicamente no nos representan.

¿Cómo fue el proceso para que te eligieran a ti?

-En Wikipolítica estamos muy felices porque vamos a impulsar candidaturas independientes en Jalisco, Yucatán, Nuevo León, San Luis Potosí, y en cada uno de los estados hicieron convocatorias abiertas para que todos los integrantes de la organización se registraran y luego la gente votó.

¿Fue una elección en redes?

-Exactamente, en la que tuve que convencer a la gente de Wikipolítica.

¿Y cómo piensas convencer a los ciudadanos para que puedas obtener las firmas que buscas para validar tu candidatura?

-Pues casa por casa, caminando. Justo el viernes iniciamos la primera brigada de nuestra candidatura independiente, ya hemos hecho brigadas para el tema de presupuesto participativo o cuando hemos hecho encuentros de Wikipolítica, entonces ya estamos acostumbrados a estar en la calle. La verdad esto no es más que de chamba y de caminar de sol a sol.

Lo cierto es que la mayoría de los vecinos nos han recibido muy bien, a la gente en general le motiva que haya personas intentando ocupar los espacios de una manera más austera y honesta en comparación con la clase política. Para convencer se trata de ir y ver a los ojos a las personas, ponerse a platicar, y hay quien está de acuerdo, hay quien no, pero es una experiencia enriquecedora y la verdad es que hay mucha apertura por parte de la gente.

Además, estamos viendo un vaciamiento total de los partidos políticos. Vemos partidos de izquierda aliándose con la derecha, vemos que las ideologías ya no representan nada y pues la verdad que ante esta desligitimación es muy refrescante salir a platicar con las personas.

¿Y tú ideológicamente cómo te defines… de izquierda o de derecha?

-Vivimos  en un país en el que muchas condiciones mínimas de legalidad no existen, la alta tasa de homicidios, la violación a los derechos humanos, pues de pronto hace que la gente antes que pensar en ideologías piensa en cómo construir un país mínimamente aceptable  en el que no se viole sistemáticamente los derechos humanos de las personas.

Pero sin duda el eje izquierda y derecha es algo que todavía existe y el punto es empezar a alimentarlo para que vuelva a significar algo para las personas. Yo personalmente me defino en la izquierda. Aunque esto (su candidatura) se trata de una construcción mucho más amplia, de construir algo más allá y no de reducirlo a sólo dos categorías. Tenemos que edificar una ciudad que sea realmente abierta a las personas y que las ponga en el centro de la toma de decisiones.

¿Qué piensas de esta etiqueta que se te empieza a poner de ser el “Kumamoto chilango”?

-Lo que yo siempre digo es que era normal que eso sucediera, pero realmente  no es que yo sea el Kumamoto chilango o sea el Roberto de Jalisco, más bien los dos somos integrantes de Wikipolítica y como tal somos muy parecidos, compartimos los mismos ideales, compartimos una forma de entender la política y así va a ser cada que vean a un integrante de Wikipolítica.

¿Qué experiencias que llevó a cabo Kumamoto en Jalisco te gustaría trasladar a la Ciudad de México?

Una de las cosas que sentamos como Wikipolítica desde la diputación de Kumamoto en Jalisco, y que es muy importante, es abrir el Congreso a las personas, esta visión que se ha perdido del representante que en efecto está cerca de la gente, que busca representar, que abre las oficinas, que la agenda la hace transparente todo el tiempo para que todas las personas puedan ver a qué hora y con quién nos reunimos sin andar ocultando secretos es una práctica muy sana que debe adoptarse en todos los Parlamentos en general, así como todos los representantes populares.

Ahora hay medidas que vamos a seguir impulsando, por ejemplo, la visión de la participación como eje rector y esta idea de que el gobierno ya no puede seguir tomando decisiones solo tras un escritorio, sino que ya  en el siglo XXI es forzoso que incluyamos a la sociedad civil, a los vecinos y a las vecinas, en la toma de decisiones.

Y obviamente continuar con medidas como Sin voto no hay dinero que reducen los privilegios de la clase política.

¿Qué tanto se ha desgastado la figura de los candidatos independientes?

Nosotros siempre lo decimos en Wikipolítica, una candidatura independiente no garantiza nada más que el hecho de que quien llegue al puesto  y a la candidatura, lo hace a través de firmas y no con un partido, eso es lo único que una candidatura independiente es. De ahí en fuera que si son honestos, que si no son corruptos o que tengan buenas ideas y sean capaces es otra historia.

Las personas tendrán que evaluar la experiencia de cada quien, si lo que dice es congruente con lo que ha hecho, si tiene los valores que dice tener o si el programa electoral que defiende hace sentido o no  y en ese punto justo un candidato independiente no es alguien puro, es otra persona que hay que evaluar igual de duro que como se evalúa una candidatura proveniente de un partido político.

¿Qué desventajas tienes ante los candidatos de los partidos políticos?

Nosotros podemos hacer campañas políticas austeras, lo demostramos con Kuma en 2015 y lo vamos a seguir haciendo. Los partidos políticos tienen una estructura de muchos años que les permiten movilizar votos y clientela, pero no estamos concentrados en eso. Realmente creemos que tenemos toda la capacidad para hacer frente desde la austeridad y la honestidad para hacer una acercamiento cara a cara y a nivel de tierra que hoy los partidos no hacen, porque han renunciado a esta parte que también tienen como entes obligados que es promover los valores de la democracia y nosotros estamos supliendo esa chamba y la gente lo valora.

La neta es que no nos concentramos en las dificultades o las desventajas que podríamos tener con los partidos. Se podría decir que la junta de firmas es un requisito excesivo, pero también es una forma de salir a las calles  para conocer a la gente.

¿Cuáles son tus banderas políticas?

La primera es poner  en el centro de la toma de las decisiones a las personas y abrir el gobierno y la política para las personas, que no solamente señores trajeados que están en una cúpula puedan tomar las decisiones que nos afectan. Sin duda hay luchas importantísimas como el tema de la equidad de género, las luchas de las causas feministas, de los derechos de los pueblos originarios. Es decir, hay una misión de restitución de derechos de comunidades y de personas que sistemáticamente han sido desaparecidas y violentadas por el Estado.

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo