El infierno que vivió la primera trans recluida en un penal femenil

Las mujeres transexuales son doblemente discriminadas en las cárceles de la CDMX, al padecer violencia por los internos y las propias autoridades penitenciarias

Por Daniel Flores

Aislada y sin alimento Daniela Abrille Escobar vivió un verdadero vía crucis en el penal de Santa Martha Acatitla tras ser acusada del delito de trata de personas.

Sin una orden de aprehensión, Abrille, quien se asume como mujer transexual, fue directamente trasladada al reclusorio femenil luego de ser detenida el pasado 15 de diciembre por elementos de la Policía de Investigación presuntamente por pertenecer a una banda de extorsionadores.

Ahí, padeció de malos tratos y vejaciones a su persona por las custodias, quienes asegura, la discriminaron por su condición de género.

 

¿Cuál fue tu experiencia en el penal de Santa Martha Acatitla?

—Pisotearon mis derechos en el penal. Me encerraron, me aislaron y me dejaron sin comer bajo el pretexto de garantizar mi seguridad.

Me dijeron que no sabían cómo tratarme al ser la primera mujer transexual en entrar en un reclusorio femenil. No había ningún protocolo y con eso se quisieron justificar.

 

¿Por qué un transexual cuando se le dicta sentencia es trasladado a un reclusorio varonil y no a un centro femenil?

—La mayoría porque no se ha realizado un cambio de identidad. Como ellas tienen todavía su acta de nacimiento y su credencial de elector como hombres van directo al reclusorio varonil.

Existe un vacío legal enorme. Y es importante que se resuelva eso, ya que en estos centros las mujeres transexuales son discriminadas y sufren también de malo tratos por parte de los reclusos y los custodios.

 

¿Cuáles serían los pendientes que se deben trabajar para que no se repitan este tipo de casos?

—Primero que nada, elaborar un protocolo para saber cómo atender a una mujer transgénero o transexual. Las custodias y custodios no saben cómo actuar ante situaciones como estas.

Lo ideal es que cada mujer trans vaya directamente a un penal femenil.

 

Dato:

120

personas privadas de su libertad que se asumen como trans se encuentran recluidas en los centros de reclusión de la Ciudad de México.

186 mil pesos

pagó en 2017 la Secretaría de Gobierno de la CDMX a una transexual en indemnización por ser objeto de violencia al interior de los centros penitenciarios, de acuerdo a datos vía transparencia obtenidos por esta casa editorial.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo