Las contradicciones en el caso Marco Antonio

Este lunes, la PGJ difundió videos en donde se observa al joven ser liberado 10 minutos después de su detención registrada en la delegación Azcapotzalco

Por Aabye Vargas

El caso del estudiante de la UNAM, Marco Antonio Sánchez, ha estado envuelto en contradicciones entre la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina y de los padres del joven desde que se registró su detención por parte de oficiales de la SSP el pasado 23 de enero, en la delegación Azcapotzalco.

Este lunes, la dependencia difundió videos en donde se observa al joven de 17 años ser liberado 10 minutos después de su detención ocurrida en el Metrobús El Rosario, y posteriormente ser captado caminando por calles de Tlalnepantla los cinco días que estuvo desaparecido; sin embargo, sus padres rechazaron que sea su hijo quien aparece en las imágenes.

Chocan versiones

Edmundo Garrido, titular de la dependencia, indicó que se concluyó que el sujeto que aparece en los videos era Marco Antonio luego de que uno de sus amigos, quien presenció la detención, reconociera a la víctima por su vestimenta y se hiciera el análisis de 53 cámaras de seguridad, tanto privadas como del gobierno de la Ciudad de México y del Estado de México.

Sin embargo, el padre de Marco Antonio rechazó que el joven que aparece en los videos difundidos por la PGJ fuera su hijo, y apuntó que faltan las grabaciones en donde los policías lo golpean, esposan y lo bajan de la patrulla “salvajemente”.

“No es Marco Antonio (…) Su mamá luego luego dijo ‘no es mi hijo’, no es lo mismo cuando los videos que vimos en Tlalnepantla, borroso y todo y dijimos ese día: es mi hijo. Su mamá, con perdón de la palabra, les dijo que ella no se chupaba el dedo y que no era una tonta como para avalar ese video y que está fuera de contexto”, puntualizó en entrevista para Milenio su progenitor.

Incluso, el sábado 3 de febrero cuando se presentaron dichas grabaciones a los padres en la Fiscalía de Servidores Públicos, éstos aseguraron que el muchacho que aparece en las imágenes no era Marco Antonio y pidieron a la PGJ no difundir los videos debido a que podría ser una situación “revictimizante”, por lo que de hacerlo incurrirían en una violación a la dignidad, como lo estipula la suspensión provisional obtenida el 2 de febrero.

“El procurador, violando la suspensión de amparo, violando la voluntad de los papás y sobre todo, los derechos de Marco Antonio como víctima del delito, hace este pronunciamiento público, queriendo señalar que Marco Antonio fue liberado por lo policías, de lo cual no hay ninguna constancia”.

“Nos parece muy grave que las altas autoridades de la Ciudad de México instigan, en lugar de esclarecer, en revictimizar y culpabilizar a Marco Antonio de lo que sucedió, porque no han podido esclarecer que fue lo que pasó en esos días que él estuvo desaparecido”, indicó el abogado de la familia, Simón Hernández.

No se violó ningún amparo: PGJ-CDMX

El Subprocurador de Planeación, Coordinación y de Derechos Humanos de la PGJ, Jorge Antonio Mirón Reyes, negó que se violara la suspensión decretada en un juicio de amparo, ya que en ese momento no existía ningún impedimento para dar a conocer información al respecto, pues la dependencia fue notificada de dicha determinación hasta las 12:21 horas de este martes.

En entrevista, el funcionario indicó que el titular de la Procuraduría, Edmundo Garrido, ofreció datos del caso en atención a su deber de mantener informada a la ciudadanía sobre las acciones que realiza la institución, la cual se “lleva a cabo con pleno respeto a los derechos humanos del adolescente”.

En cuanto a la restricción que se desprende de las medidas precautorias decretadas por la Comisión de Derechos Humanos (CDH), explicó que ésta hace referencia a la condición de salud del menor, así como el tratamiento o atención médica que él y a sus familiares reciben, temas que se han reservado en todo momento por respeto a la víctima y sus allegados.

Sin embargo, a partir del amparo interpuesto y concedido el 2 de febrero, la Procuraduría ya no podrá difundir información del caso del menor para evitar su “revictimización”.

Cabe resaltar que los padres de Marco Antonio no se han reunido con el procurador, ya que el caso está siendo tratado por la Fiscalía para la Investigación de los Delitos Cometidos por Servidores Públicos.

Contexto

Marco Antonio Sánchez fue detenido por oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) el pasado 23 de enero en las inmediaciones del Metrobús El Rosario, en la delegación Azcapotzalco, luego de que presuntamente intentara asaltar a una persona.

Luego de cinco días de estar desaparecido, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, informó que el estudiante de la UNAM fue encontrado en calles del municipio Melchor Ocampo, en el Estado de México; en las fotografías difundidas por autoridades capitalinas, se observó al joven con varios golpes en el rostro.

Un día después, el 29 de enero, Marco Antonio fue ingresado al hospital psiquiátrico infantil Juan N. Navarro luego depresentar una actitud "inusual". Incluso, se difundió en redes sociales una valoración médica revela posible cuadro de delirium.

Posteriormente, este lunes, la PGJ difundió videos en donde aseguraron que 10 minutos después de su detención oficiales capitalinos dejaron en libertad a Marco Antonio, y que éste estuvo deambulando por calles de Tlalnepantla los cinco días que estuvo desaparecido.

 

 

TE RECOMENDAMOS:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo