Pete, el perro que sacrificó su vida para salvar a sus dueños

Sus dueños, Stephen y Cathi Parisi, paseaban al can de 14 años cuando fueron interceptados por un oso negro que se abalanzó contra ellos

Por Publimetro

Pete, un perro de la raza setter de 14 años, sacrificó su vida para salvar a sus dueños ante el ataque de un oso en Monkville, Nueva Jersey, Estados Unidos.

El ataque ocurrió el 10 de enero cuando sus dueños, Stephen y Cathi Parisi, paseaban a Pete junto con otras mascotas y fueron interceptados por un oso negro.

Inmediatamente el animal se abalanzó contra ellos, lo que ocasionó que los perros corrieran para escapar, excepto Pete, que se quedó a enfrentarlo para salvar a sus dueños.

Tras de ahuyentar al oso, Stephen envolvió a su mascota en una chamarra y lo llevó al hospital de animales de Oradell debido a las heridas ocasionadas por el ataque.

Ahí, los veterinarios le comunicaron que, de sobrevivir a las cirugías, Pete no volvería a caminar, por lo que la pareja decidió sacrificarlo.

La historia del valiente can se hizo viral en redes sociales, luego de que Stephen y Cathy difundieran la historia en su cuenta de Instagram.

A continuación el texto completo:

“Hoy perdimos a nuestro valiente, viejo Pete. Los perros se sorprendieron al ver un oso negro justo mientras estábamos caminando esta mañana (el pasado domingo). No debió habernos oído u olido con la lluvia torrencial. Se sintió amenazado y se dio la vuelta. Pete se levantó y enfrentó al oso hasta que pudimos sacar a los otros perros a un lugar seguro. Una vez que estuve seguro de que estaban a salvo, volví y asuste al oso, pero Pete resultó gravemente herido. Pude llevarlo al camino principal, y gracias a Cathi y Kate pudimos trasladarlo en automóvil al hospital con bastante rapidez. Se mantuvo como un verdadero soldado todo el tiempo y nunca estuvo solo en su dolor. Los rayos X revelaron un daño espinal bastante grave que significaría que nunca podría volver a caminar, si es que sobrevivía a todas las cirugías (no es muy probable a su edad). Decidimos que era mejor dejarlo ir esta tarde”.

“Corre libre Pete, ya no tienes todos esos dolores y molestias de la vejez. Tuviste unos grandes 18 meses con nosotros corriendo, como amabas. Enciendan una vela para Pete y recuerden que criar y rescatar a un perro a veces puede salvarlos. Los perros mayores tienen mucho para dar. Te amo, Pete. Guárdame un poco de queso para cuando nos volvamos a ver”, finaliza el escrito.

 

Below is an account from my husband of yesterdays pack walk. "Today we lost our brave, old man Pete. The dogs surprised a black bear just off the trail while we were hiking this morning. It must not have heard or smelled us with the pouring rain. It felt threatened and turned around. Pete stepped up and held off the bear until I could get the other dogs to safety. Once I was sure they were safe, I went back and scared the bear off, but Pete was gravely injured. I was able to get him back down to the main trail and, thanks to Cathi and Kate, we were able to get him in a car and to the hospital pretty quickly. He held on like a real trooper the whole time, and he was never alone in his pain. The x-rays revealed some pretty bad spinal damage that would mean he could never walk again, if he survived all the surgeries (not a certain thing at his age). We decided it was best to let him go this afternoon. Run free Pete, you no longer have all those aches and pains of old age. You had a great 18 months with us running the days away like you loved." Please light a candle for Pete and remember that fostering and rescuing a dog can sometimes save you. Senior dogs have so much to give. Love you Petey. Save me some cheese for when we see each other again. ❤️💔❤️

A post shared by Me & My Shadow Pets (@mmspets) on Feb 12, 2018 at 1:16pm PST

Loading...
Revisa el siguiente artículo