Detectan contrariedades en investigación de italianos desaparecidos

Autoridades estatales señalaron diferencias entre lo denunciado por los familiares de los tres napolitanos desaparecidos en Tecalitlán y sus actividades reales

Por Héctor Escamilla

Tras la desaparición de tres italianos en la zona sur de Jalisco y la presunta implicación de policías municipales de Tecalitlán en el hecho, la Fiscalía estatal anunció que los 33 elementos de la corporación fueron desarmados y el estado se hará cargo de las funciones preventivas en la demarcación. Los oficiales serán encuartelados para tomar capacitación en las instalaciones de la Académica de Policía en Guadalajara.

El pasado jueves 1 de febrero se reportó la desaparición de tres italianos en el sur de Jalisco. Procedentes de la ciudad de Nápoles, se trata de los comerciantes Raffaele Russo de 60 años, su hijo Antonio Russo de 25 años y su sobrino Vincenzo Cimmino de 29 años.

En rueda de prensa para reportar avances en las investigaciones, el fiscal estatal, Raúl Sánchez Jiménez informó que, tras una reunión con autoridades italianas e intercambio de información, se logró conocer que uno de los desaparecidos, Raffaele Russo de 60 años, no sólo contaba con antecedentes penales en Italia por el delito de fraude, sino que en 2015 fue detenido en el estado de Campeche por el mismo ilícito.

Además, se investiga el historial no sólo de los tres desaparecidos, sino de otros seis italianos que ingresaron al país con ellos.

El fiscal señaló que han existido contradicciones en los dichos de los familiares y los incidentes pues, a decir del fiscal, los desaparecidos no habían llegado a Ciudad Guzmán un día antes como informaron originalmente, sino tenían varios días en el municipio, además ingresaron al país como turistas, cuando los parientes declararon que estaban en actividades comerciales.

Pocos avances para localizar a tres italianos en el sur de Jalisco Los desaparecidos, de derecha a izquierda, son Raffaele Russo de 60 años, su hijo Antonio Russo de 25 años y su sobrino Vincenzo Cimmino de 29. / FOTO: Cortesía

Corporación de Tecalitlán sólo tiene camionetas y dos motocicletas

Luego que el último mensaje de audio de uno de los desaparecidos afirmara que “policías en dos motocicletas y un automóvil les pidieron que los siguieran”, fuentes en la policía municipal de Tecalitlán informaron a Publimetro que la corporación, a la cual se le ligó de inmediato con el incidente, sólo cuenta con camionetas tipo Ram y, en efecto, dos motocicletas, pero éstas no son utilizadas en carretera, sino para vigilar las colonias aledañas a la cabecera municipal.

Advierten también que en las bitácoras del miércoles 31 de enero no existen reportes de ingresos de personas a la cárcel municipal. Esta declaración surge, ya que desde Italia, familiares de los tres desaparecidos aseguran haber llamado a la policía municipal y que una mujer les reportó que Antonio y Vincenzo habían sido detenidos, aunque sobre Raffaelo no había datos al respecto. En una segunda llamada, la misma mujer habría negado esta información.

Reportes los identifican como magliari

La familia de los desaparecidos señaló que Raffaele, su hijo y sobrino se dedicaban a importar productos de China y revenderlos. En tanto, el gobierno del estado confirmó que su actividad era la venta de plantas de luz, para soldaduras y herramientas.

Según informes de la policía italiana, a los desaparecidos y a las personas que los acompañaban se les conocen como magliari. Este tipo de vendedores operan en México desde hace muchos años y su actividad no es ilegal, aunque muchos han sido vinculados con casos de fraude.

Durante 2013, a través de redes sociales, surgieron reportes de italianos que ofertaban productos a transeúntes en la zona metropolitana. Las personas trasladaban los artículos en sus automóviles y los ofrecían a bajo costo, señalando que no les convenía pasarlos por la aduana. Para concretar las compraventas, entregaban facturas.

Sin embargo; en varios estados del país se formó una red (integrada exclusivamente por ciudadanos italianos), donde las facturas eran apócrifas y productos de baja calidad. Posteriormente surgían denuncias por fraude.

Reportes periodísticos señalan que de 2010 a 2017, en 12 estados del país, han sido detenidos cuando menos 15 de estos magliari implicados en casos de fraude. Ciro Poli, asesinado en 2013 en Nuevo León, y Roberto Molinar, desaparecido en Veracruz en 2014, ambos napolitanos, fueron identificados como parte de una red de magliari en México, pero no fueron vinculados con actividades ilegales.

Los hechos

  • 2015 Raffaele Russo es detenido en Campeche por cohecho y fraude.
  • Enero de 2018 Entran a México Antonio Russo y Vincenzo Cimino,  junto con otras seis personas.
  • 28 de enero de 2018 Rafaelle Russo, Antonio Russo y Vincenzo Cimino se trasladan a Ciudad Guzmán. Rentan tres habitaciones en un hotel con domicilio 502 de la Calzada Madero y Carranza, en el centro de Ciudad Guzmán.
  • 31 de enero de 2018 Rafaelle desaparece cerca de las 15:30 horas. La última ubicación de su camioneta Honda CRV color blanca es en una gasolinera cerca de Tecalitlán.
  • 31 de enero de 2018 Un hermano de Antonio pide que él y su primo vayan a buscar a Rafaelle.  Llegan a la gasolinera con la última ubicación de Rafaelle también en una camioneta CRV blanca.
  • 31 de enero de 2018 Última comunicación con Antonio y Vincenzo. Dicen que llegaron a la gasolinera, policías en “dos motos y un coche” les piden acompañarlos.  La señal del GPS se pierde cerca del poblado El Refugio, en Tecalitlán.
  • 1 de febrero de 2018 La familia denuncia la desaparición de los tres napolitanos, acusan que no recibieron la atención adecuada por parte de la Fiscalía.
  • 17 de febrero de 2018 La familia acusa que no se trató de un secuestro, porque hasta la fecha no habían pedido un rescate. Inician las protestas en Italia, una de ellas en el estadio San Paolo, en Napoles, durante un juego de la Serie A.
Loading...
Revisa el siguiente artículo