Piden más áreas para fincar casas; acusan hay desabasto de vivienda

A decir de la Canadevi, existen diversos pendientes para satisfacer la demanda de vivienda en la Zona Metropolitana de Guadalajara

Por Héctor Escamilla

La falta de innovación en los planes parciales de desarrollo, la disparidad de normas y reglamentos, así como la carencia de tierra para fincar, son factores para que no se pueda abastecer la demanda de vivienda en Guadalajara.

Javier Pelayo Aguilar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) Jalisco, mencionó que en el estado, cada año, existe una demanda de 50 mil nuevas viviendas, sin embargo, en el último lustro, el tope de generación llega a 37 mil unidades habitacionales por año; es decir, un déficit de 13 mil hogares. La mayor exigencia es en casas de interés social (menos de 500 mil pesos), que abarca 69% del mercado.

“La disponibilidad de tierra es uno de los elementos más importantes. Desde hace unos años se definieron los polígonos de contención urbana y la política es redensificar los centros de población, no crear vivienda lejana y desconectada; eso limitó la reserva territorial que se podía tener para la generación de vivienda”, destacó el empresario.

Explicó Pelayo Aguilar que se trabajará con las autoridades en busca de abrir las reservas urbanas pero de forma ordenada. “Para ello se requieren unos adecuados planes parciales de desarrollo”.

La Canadevi urgió modificar las políticas en materia de urbanismo; porque desincentivan la generación de vivienda económica. ; sin embargo, muchas de estas normas se crearon para controlar a las mismas desarrolladoras pues las casas incumplían en calidad e incluso se entregaban sin servicios. héctor escamilla

Prevalece idea de amurallar la ciudad

Luego que investigadores nacionales e internacionales denunciaran el fenómeno del amurallamiento de la ciudad a través de los cotos y fraccionamientos cerrados, el titular de la Canadevi Jalisco, Javier Pelayo Aguilar, mencionó que es importante generar una estrategia común si es que se busca revertir la situación, que a decir de los expertos, genera un fenómeno de expulsión y segregación socio-espacial.

La idea de los cotos cerrados ha sido impulsado por los desarrolladores de vivienda, con la promesa de mayor seguridad, pero rompen la idea de la convivencia en el espacio público.

“Debemos definir cual es el esquema más adecuado a las necesidades de la gente. Si es generar comunidad con espacios más abiertos, hacia allá tenemos que ir a buscar el fin común… pero necesitamos estar del mismo lado y con la misma visión”, dijo el empresario. Explicó que la reglamentación sobre la materia no está armonizada en los municipios y que se deberán buscar los foros para encontrar la mejor solución a la problemática.

Estudios del docente, investigador y consultor independiente Bernd Pfannenstein, en Guadalajara señalan que en el Área Metropolitana de Guadalajara existen dos 722 urbanizaciones cerradas que aglutinan 10 mil 169 hectáreas, es decir, 14.77% de la superficie urbanizada de la metrópoli.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo