'Tengo la voluntad inquebrantable de servir a Puebla': Enrique Doger

El candidato del PRI a la gubernatura del estado platicó con Publimetro sobre los desafíos que enfrenta la entidad en el marco del actual proceso electoral

Por Publimetro

El candidato del PRI a la gubernatura del estado conversó con Publimetro sobre su trayectoria política y los desafíos que enfrenta Puebla en el marco del actual proceso electoral, en el cual se renovarán cargos públicos en todos los niveles de gobierno

¿En qué momento de su vida se dio cuenta que su vocación era el servicio público?

—Para mí el servicio público es una pasión, yo me formé en una universidad pública, la BUAP, de la cual tuve el honor de llegar a ser rector, es una de las satisfacciones más grandes de mi vida personal y profesional. Por ejemplo cuando iba a las graduaciones, entregar a la sociedad un profesionista con nivel y capacidad fue una gran satisfacción. Como presidente municipal, desde la campaña cuando iba a una colonia y ver que les hacía falta el pavimento y después regresar, hacer la obra y entregar la calle pavimentada, era una gran satisfacción.

Mi carrera en la universidad se fue dando, yo inicié como académico, formé parte del sistema Nacional de Investigadores, me dedicaba a la investigación en Neurofisiología, recibí una invitación para estar en la administración universitaria, después fui rector y me invitaron a ser candidato a presidente municipal, competí, gané, fui honrosamente presidente municipal de esta gran ciudad y después otros retos como el de ser legislador local, diputado federal, delegado del Seguro Social y por supuesto, quien está en la política y ama a su estado tiene aspiraciones, pero no sólo es el deseo personal ¿La gente realmente quiere que seas? ¿Tienes el respaldo de la ciudadanía? Eso es lo importante y eso es en lo que debemos trabajar

¿Cuáles fueron los retos que afrontó cuando estuvo a cargo de la capital?

—Uno de los retos fue la seguridad, no estaba tan grave como ahora, pero sí encontré una ciudad con poca infraestructura, sin patrullas, sin policías suficientes, con índices delictivos serios, con falta de pavimentación en colonias, con deuda, en fin.

Representé al gobierno municipal que más obra pública había hecho en esa época, sin haber pedido un solo centavo de deuda pública, hicimos once puentes vehiculares, pavimentamos miles de calles y lo más importante, dimos seguridad pública a la ciudadanía, fundamos el Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI), fuimos los primeros en poner cámaras de vigilancia para la ciudad, los primeros en usar el helicóptero para vigilancia, lo que ahora el gobierno ha replicado. Para mí es un gran honor y un reto poder atender las necesidades de Puebla.

¿Cómo plantear soluciones en intercampaña sin quebrantar la ley?

—Tengo que ser muy respetuoso de la ley, créanme que ya tenemos un planteamiento muy serio, en campaña vamos a hablar de los cómo, o sea no sólo decir hay inseguridad, todos podemos decir, el tema es cómo la vas a enfrentar, en efecto es lo más importante pero la ley me impide en este momento decirlo. Sin embargo lo que sí puedo señalar es que la gente pueda ver la experiencia previa porque no es lo mismo hablar de seguridad cuando nunca has gobernado y a mi me tocó ser edil en la cuarta ciudad más grande del país.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Aspirante del PAN a alcaldía de Puebla presume armas del Ejército

¿El PRI está unido para enfrentar el proceso electoral?

—El PRI está listo para dar la batalla, para apoyar a Pepe Meade, quien va a ser el próximo Presidente de la República y el partido tricolor está unido para convencer en el caso de mi estado, a los poblanos.

¿Cree que la guerra sucia pueda influir en el abstencionismo de los ciudadanos?

—La gente está cansada de los pleitos y sobre todo, está más cansada de la falta de resultados, pero no hay que perder de vista que una campaña también se trata de contrastes, una campaña es debate, en los países más avanzados las campañas son bastante fuertes, donde se dicen las cosas muy claras con respeto, yo respetaré mucho a mis adversarios, no me meteré ni en su vida privada ni en lo personal, pero todos tenemos una trayectoria pública que esa sí es sujeta de análisis.

Verán a un Enrique Doger que no se deja, todos los ataques tendrán una puntual respuesta.

¿Usted se siente cobijado por la gente?

—Sí claro, me siento cobijado por la gente, apoyado. Por ejemplo me decían hoy en un programa de radio “Va sólo como partido”. No, voy con miles de poblanos, porque además no es sólo una cuestión de partido, el reto principal es convencer a la gente que no tiene partido. Ocho de cada diez poblanos en todo el estado no militan en algún partido político. Debemos tener un discurso, una acción, y una propuesta no sólo para los que son tricolores; también para la gente que no está, en ningún partido.

El candidato del PRI a la gubernatura del estado conversó con Publimetro sobre su trayectoria política y los desafíos que enfrenta Puebla en el marco del actual proceso electoral, en el cual se renovarán cargos públicos en todos los niveles de gobierno

¿En qué momento de su vida se dio cuenta que su vocación era el servicio público?

—Para mí el servicio público es una pasión, yo me formé en una universidad pública, la BUAP, de la cual tuve el honor de llegar a ser rector, es una de las satisfacciones más grandes de mi vida personal y profesional. Por ejemplo cuando iba a las graduaciones, entregar a la sociedad un profesionista con nivel y capacidad fue una gran satisfacción. Como presidente municipal, desde la campaña cuando iba a una colonia y ver que les hacía falta el pavimento y después regresar, hacer la obra y entregar la calle pavimentada, era una gran satisfacción.

Mi carrera en la universidad se fue dando, yo inicié como académico, formé parte del sistema Nacional de Investigadores, me dedicaba a la investigación en Neurofisiología, recibí una invitación para estar en la administración universitaria, después fui rector y me invitaron a ser candidato a presidente municipal, competí, gané, fui honrosamente presidente municipal de esta gran ciudad y después otros retos como el de ser legislador local, diputado federal, delegado del Seguro Social y por supuesto, quien está en la política y ama a su estado tiene aspiraciones, pero no sólo es el deseo personal ¿La gente realmente quiere que seas? ¿Tienes el respaldo de la ciudadanía? Eso es lo importante y eso es en lo que debemos trabajar

TAMBIÉN PUEDES LEER: Puebla hizo el Día de la Candelaria su favorito

¿Cuáles fueron los retos que afrontó cuando estuvo a cargo de la capital?

—Uno de los retos fue la seguridad, no estaba tan grave como ahora, pero sí encontré una ciudad con poca infraestructura, sin patrullas, sin policías suficientes, con índices delictivos serios, con falta de pavimentación en colonias, con deuda, en fin.

Representé al gobierno municipal que más obra pública había hecho en esa época, sin haber pedido un solo centavo de deuda pública, hicimos once puentes vehiculares, pavimentamos miles de calles y lo más importante, dimos seguridad pública a la ciudadanía, fundamos el Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI), fuimos los primeros en poner cámaras de vigilancia para la ciudad, los primeros en usar el helicóptero para vigilancia, lo que ahora el gobierno ha replicado. Para mí es un gran honor y un reto poder atender las necesidades de Puebla.

¿Cómo plantear soluciones en intercampaña sin quebrantar la ley?

—Tengo que ser muy respetuoso de la ley, créanme que ya tenemos un planteamiento muy serio, en campaña vamos a hablar de los cómo, o sea no sólo decir hay inseguridad, todos podemos decir, el tema es cómo la vas a enfrentar, en efecto es lo más importante pero la ley me impide en este momento decirlo. Sin embargo lo que sí puedo señalar es que la gente pueda ver la experiencia previa porque no es lo mismo hablar de seguridad cuando nunca has gobernado y a mi me tocó ser edil en la cuarta ciudad más grande del país.

¿El PRI está unido para enfrentar el proceso electoral?

—El PRI está listo para dar la batalla, para apoyar a Pepe Meade, quien va a ser el próximo Presidente de la República y el partido tricolor está unido para convencer en el caso de mi estado, a los poblanos.

¿Cree que la guerra sucia pueda influir en el abstencionismo de los ciudadanos?

—La gente está cansada de los pleitos y sobre todo, está más cansada de la falta de resultados, pero no hay que perder de vista que una campaña también se trata de contrastes, una campaña es debate, en los países más avanzados las campañas son bastante fuertes, donde se dicen las cosas muy claras con respeto, yo respetaré mucho a mis adversarios, no me meteré ni en su vida privada ni en lo personal, pero todos tenemos una trayectoria pública que esa sí es sujeta de análisis.

Verán a un Enrique Doger que no se deja, todos los ataques tendrán una puntual respuesta.

¿Usted se siente cobijado por la gente?

—Sí claro, me siento cobijado por la gente, apoyado. Por ejemplo me decían hoy en un programa de radio “Va sólo como partido”. No, voy con miles de poblanos, porque además no es sólo una cuestión de partido, el reto principal es convencer a la gente que no tiene partido. Ocho de cada diez poblanos en todo el estado no militan en algún partido político. Debemos tener un discurso, una acción, y una propuesta no sólo para los que son tricolores; también para la gente que no está, en ningún partido.

 

AA

Loading...
Revisa el siguiente artículo