Reino Unido expulsa a 23 diplomáticos rusos por caso de exespía

Países miembros de la OTAN instaron a Rusia a aclarar el caso y dar una explicación "completa" del programa que creó el exespía

Por EFE

El Reino Unido expulsará a 23 diplomáticos rusos después de que Moscú no haya aclarado por qué el exespía Sergei Skripal y su hija Julia fueron envenenados en Salisbury (Inglaterra) con un agente nervioso de fabricación rusa, anunció hoy la primera ministra, Theresa May.

En una declaración ante el Parlamento, la jefa del Ejecutivo británico consideró que Rusia ha reaccionado "con un completo desprecio" ante la "gravedad" del incidente ocurrido el pasado día 4, pese a que este país les ofreció una "oportunidad" de que proporcionaran una explicación.

Reino Unido canceló todos los contactos bilaterales de alto nivel con Rusia hasta que se esclarezca el caso.

OTAN pide a Rusia aclarar caso

Los países miembros de la OTAN instaron a Rusia a "abordar" las cuestiones que le ha planteado el Reino Unido, incluyendo una explicación "completa" del programa que creó el agente empleado en el ataque.

La Alianza comunicó que el Reino Unido había informado al resto de sus socios del uso de una sustancia "de grado militar" desarrollada por Rusia y señalado como "altamente probable" que este país estuviera detrás del envenenamiento de Skripal, que trabajó para el espionaje ruso antes de ser condenado en 2006 a 13 años de prisión por trabajar para los servicios secretos británicos.

"El Reino Unido confirmó que este ha sido un ataque indiscriminado y temerario contra el Reino Unido, que ha puesto en riesgo las vidas de civiles inocentes", señaló la OTAN en un comunicado.

El resto de aliados "expresaron solidaridad con el Reino Unido, ofrecieron su apoyo en la investigación en curso y pidieron a Rusia que aborde las cuestiones del Reino Unido", al tiempo que coincidieron en que este ataque "es una clara ruptura de acuerdos y normas internacionales".

La OTAN recordó la Convención sobre Armas Químicas, en vigor desde 1997 y a la que Rusia está adherida, que describió como "uno de los pilares del régimen global de no proliferación".

"Los países que forman parte se comprometen a no desarrollar, producir, adquirir, almacenar o retener armas químicas, y tampoco a transferir, directa o indirectamente, armas químicas a nadie", insistió la OTAN, que subrayó su condena al uso de armas químicas en Siria.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo