BBC Mundo

“Todos creen que sólo los hombres se unen a las pandillas”: la temida pandillera que dice que la cárcel cambió su vida

Nequela Whittaker fue la temida líder de una pandilla en el sur de Londres. Ahora se dedica a tratar de evitar que otras niñas sigan ese mismo camino.

Nequela Whittaker fue la temida líder de una pandilla en las calles del sur de Londres. Ahora trabaja con jóvenes en esas mismas calles para tratar de evitar que sigan ese mismo camino, especialmente las niñas. Esta es su historia.

"Me llamaban Mouthy (Bocona)", dice Nequela describiendo su nombre callejero.

Se ganó el apodo siendo adolescente por su arrogancia y su costumbre de involucrarse en peleas.

"Realmente sabía cómo humillar o ‘darle cuerda’ a la gente", dice. "Mi reputación por pelear era bien conocida. Durante mucho tiempo me encantaron los conflictos".

Para cuando cumplió 14 años, Whittaker ya había sido arrestada por delito de lesiones corporales y lesiones corporales graves.

  1. "Gang City", las imágenes de las marcas que deja la violencia pandillera
  2. "Fui líder de una pandilla en Corea del Norte": la dura historia de un niño que robó en las calles del país más hermético del mundo

"Salvaje"

"Era una salvaje", cuenta. "Vi a amigos asesinados, gente herida. Peleas masivas. Apuñalamientos. Tiroteos que ocurrían frente a mi".

"Tienes a gente que te sigue, tu pandilla. Y haces cualquier cosa, robar, patear las puertas de la gente".

A medida que pasaban los años la joven se involucraba en cada vez más problemas. Pero dice que era muy difícil escaparse de ese mundo.

"Una vez que entras allí, no puedes salir. Tienes que pensar en lo que pensarán tus pares cuando les digas: ‘estoy arrepentida. Esta no soy yo’".

Tags

Lo Último


Te recomendamos