Dan la vuelta a prohibición de ‘perla negra’ en bares

Para evitar la sanción, los centros nocturnos venden por separado el alcohol y las bebidas adicionadas con cafeína, ya que la mezcla de ambas está prohibida

Por Israel Zamarrón

La venta del famoso coctel perla negra o jägerbomb puede ameritar una sanción para los bares que lo comercialicen; sin embargo, darle la vuelta a esta prohibición requiere de un paso muy sencillo: vender el licor de hierbas por un lado y la bebida adicionada con cafeína por otro.

De esta manera, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitario (Cofepris) -instancia encargada de vigilar que se evite la venta de las perla negra– no puede intervenir, ya que será el consumidor el que decide mezclar o no las bebidas.

En octubre de 2016, la Cofepris lanzó una alerta en la que advierte que la combinación de alcohol y bebidas adicionadas con cafeína provocan ansiedad, insomnio, trastornos del ritmo cardiaco y en ciertos casos, intoxicación, náuseas y vómito.

El comisionado de Operación Sanitaria de la Cofepris, Álvaro Pérez, explicó a Publimetro que las perla negra también generan euforia, aceleran la ingesta de alcohol y retrasan los efectos del mismo, debido a las dosis de cafeína.

El funcionario admitió que pese a que no deben venderse las perla negra, hay establecimientos que todavía lo hacen, aunque de manera disfrazada; incluso Publimetro comprobó que algunos bares de la colonia Condesa realizan promociones de este trago, popularizado desde hace ocho años, por lo menos.

De hecho el gancho es ofrecer la perla negra al dos por uno, por algunas horas, por alrededor de 300 pesos, según lo pudo constatar este diario.

Inspecciones

Pérez Vega informó que de octubre de 2016 a la fecha se han realizado mil 232 visitas de verificación en centros nocturnos de todo el país, las cuales derivaron en la imposición de 83 suspensiones de actividades y multas acumuladas por 120 mil pesos.

En un principio, dijo, las sanciones fueron altas debido a que debía generarse un proceso de ajuste de ventas por parte de los bares y antros, por lo que a la fecha han disminuido; de hecho en lo que va de este año no se han impuesto sanciones.

De octubre a diciembre de 2016 se realizaron 835 visitas de verificación que derivaron en 64 suspensiones; en 2017 fueron 397 inspecciones que resultaron en 19 suspensiones.

Los estados con mayor incidencia son Quintana Roo, Jalisco, Estado de México, Nuevo Léon, Ciudad de México y Baja California.

Las revisiones se dan, en su mayoría, de jueves a sábado, que son los días en los que los jóvenes salen más a divertirse por las noches a bares y antros.

Los riesgos

De acuerdo con la Cofepris, el límite máximo de cafeína recomendado para un adulto es de 300 mg diarios y la ingesta de bebidas adicionadas con cafeína no debe rebasar los 165 mg por día.

El exceso en el consumo de este ingrediente puede generar efectos adversos en el sistema nervioso, la presión arterial y el sistema cardiovascular.

La combinación con alcohol puede causar una sensación momentánea de bienestar que se encuentra asociada a riesgos a la salud porque puede provocar ansiedad, insomnio, trastornos del ritmo cardiaco y en ciertos casos, intoxicación, náuseas y vómito.

La Cofepris recomienda que las bebidas adicionadas con cafeína o energizantes no deben consumirse por mujeres embarazadas, menores de edad, personas sensibles a la cafeína y con padecimientos cardíacos.

Se estima que en México, de jueves a sábado por la noche cerca de 200 mil personas conducen bajo los efectos del alcohol, motivo por el cual mueren 24 mil personas al año en todo el país.

DATOS

83

Suspensiones de actividades desde 2016

45

Mil pesos, la multa impuesta más alta

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo