Comité 'crucifica’ la Pasión de Cristo en Iztapalapa

Uno de los viacrucis más famosos del país es operado por un grupo civil que se niega a rendir cuentas y transparentar los recursos que ha gastado en la última década

Por Daniel Flores

En la última década, el Comité Organizador de la Semana Santa en Iztapalapa (Cossiac) desapareció más de 15 millones de los 100 millones de pesos que se han destinado para esta conmemoración.

Sin justificar y con una serie de acusaciones por irregularidades, el comité organizador se encarga de realizar la representación de la muerte de Jesucristo en la demarcación, una de las más importantes del país.

A través de colectas en los ocho barrios de la delegación, peticiones a la Asamblea Legislativa (ALDF) y apoyos del gobierno de la Ciudad de México, el Cossiac consiguió hacerse de varias bolsas millonarias para costear la representación católica. Sin embargo, sigue sin presentar ningún informe sobre dichos gastos ante las autoridades locales y legislativas.

Incluso, representantes de grupos vecinales de la demarcación acusan opacidad y desvío de recursos por el comité organizador, ya que recibe anualmente un presupuesto para realizar la representación de la Semana Santa en Iztapalapa, pero no transparenta los gastos que efectúa.

Los estatutos de la organización civil, en poder de Publimetro, especifica en su artículo décimo cuarto que la asociación no tendrá fines de lucro, por lo que la colecta y eventos para recaudar dinero es ilegal.

A ello, se le suman las diferencias que mantiene con las autoridades delegacionales, organizaciones civiles y diputados locales, quienes recriminan a la organización su falta de transparencia.

Agonizan finanzas

A pesar de los recursos locales y federales que reciben cada año, el Cossiac se encuentra en números rojos. Desde hace dos años el grupo civil trata de evitar la quiebra con recaudaciones y donaciones del gobierno capitalino y federal.

Es más, para sanear sus finanzas el comité ha solicitado a los participantes y actores de la representación vender productos como chocolates y dulces, hasta boletos de los bailes que organizan en días previos al Viacrucis.

Ángel de la Rosa, habitante de uno de los ocho barrios de la delegación, acusó al Cossiac de no tener transparencia de los recursos que se les otorgan cada año. En entrevista con esta casa editorial, aseguró que no han reportado ingresos y egresos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) desde hace años.

“Son nueve personas que tienen el control de la organización y, de ellos, dos son los que administran y gastan el dinero sin que nadie los fiscalice”, externó de la Rosa.

Violan costumbres

Sin respetar usos y costumbres, el Cossiac nombró como presidente de la organización a Miguel Ángel Morales Larrauri, quien no ha podido acreditar –hasta la fecha– ser nativo de los ocho barrios de la delegación.

“Ahorita el que preside el Cossiac es Miguel Ángel Morales, quien no es nativo de los barrios, de la colonia Leyes de Reforma o del Ejido, del pueblo de Iztapalapa”, sostuvo Ángel de la Rosa.

Por si fuera poco, el grupo civil ha ido de más a menos en los últimos años, debido a cuestiones políticas, mala administración y roces entre los organizadores y los habitantes de la demarcación.

Semana Santa Gráfico: Irene Hernández

Dato:

2 millones de personas asisten al Viacrucis en Iztapalapa anualmente.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo