Inmobiliarias amenazan 15 hectáreas de Bosques de Aragón y Chapultepec

10 litigios se mantienen abiertos por particulares e inmobiliarias quienes buscan hacerse de miles de metros cuadrados de los dos bosques más importantes de la capital del país

Por Daniel Flores

Los dos pulmones más grandes de la Ciudad de México se encuentran en peligro. En los últimos 12 años se han abierto una decena de procesos por constructoras y particulares para hacerse de aproximadamente 15 hectáreas de los Bosques de Chapultepec y San Juan de Aragón.

Datos de la Oficialía Mayor y la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) capitalinas, obtenidos por A Priori vía Ley Transparencia, revelan que la Tercera y Segunda Sección de Chapultepec, y la zona sur de Aragón son los sitios asediados por el sector privado.

Los 10 litigios que se mantienen abiertos —en caso de que los particulares obtengan el fallo a su favor— podrían ocasionar un daño irreparable a dos de los sistemas ecológicos más importantes de la capital del país.

De las 15 hectáreas, nueve pertenecen al Bosque de Chapultepec, las cuales se ubican en Cumbres de Acultzingo, colonia Loma Altas, también Montes Apalaches, esquina Joaquín Clausell, colonia Lomas de Chapultepec, ambos en la delegación Miguel Hidalgo.

Así como Cuchilla de Garitón, colonia Loma de Solís. Santa fe y la fracción de terreno, ubicado en la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, colonia San Miguel Chapultepec.

Mientras que tres particulares y un desarrollador inmobiliario mantienen la mira en 4.5 hectáreas de la parte sur del Bosque de Chapultepec.

La Oficialía Mayor del Gobierno capitalino reservó los nombres de las personas que buscan obtener el fallo a su favor, bajo el argumento de protección a datos personales.

Según el decreto de 2003, el Bosque de Chapultepec es Área de Valor Ambiental por ser de utilidad pública e interés social, así como es parte de un régimen tendiente a la conservación, restauración y rehabilitación de los recursos naturales.

Y en 2008 a través de la Gaceta Oficial de la Ciudad de México se declaró también Área de Valor Ambiental al Bosque de San Juan de Aragón.

 

Se asfixia la CDMX

Paloma Neumann, coordinadora de la campaña Revolución Urbana de Greenpeace México sostuvo que la desaparición de las áreas verdes de la capital del país ha provocado un efecto invernadero y el aumento de la temperatura en los últimos años.

En entrevista con esta casa editorial, detalló que la tala de árboles que se registra durante varias administraciones ocasionó el deterioro de la calidad de vida y del medio ambiente en prácticamente toda la ciudad.

“Hemos notado la presencia del fenómeno llamado Islas de Calor, debido a la falta de espacios verdes en la ciudad, que además ayudan a regular la temperatura entre otras cosas de suma importancia”, externó.

Por ello, el ceder más espacios verdes, sobre todo de los dos bosques más importantes de la ciudad, consideró Neuman, sería catastrófico, pues significaría perder cientos de árboles y oxígeno en una ciudad que se ahoga en contaminación.

“Es lamentable este tipo de posturas, francamente no entiendo cómo se da prioridad a este tipo de proyectos que van en contra de la política ambiental”, advirtió.

El estudio Tendencias Territoriales determinantes del futuro de la Ciudad de México advierte que en la última década el sur de la capital experimenta la fragmentación urbana, debido a que el norte, oriente y poniente están al 100% de su ocupación urbana.

Las delegaciones Tlalpan, Xochimilco y Tláhuac están a un paso de perder su suelo de conservación y zona arbolada que aún proporciona oxígeno a los habitantes de esta metrópoli.

Incluso, para 2030 la Ciudad habrá perdido varios pulmones, pues la mancha urbana gana terreno porque existen malas prácticas de manejo forestal, falta de vigilancia de los bosques, deficiente seguimiento de las políticas ambientales y programas de ordenación territorial.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo