Surge nueva disputa por terrenos alrededor del aeropuerto tapatío

Ejidatarios de El Zapote acusan el despojo de un predio a un costado de la terminal aérea; el GAP afirma que desde hace muchos años tienen la propiedad de este terreno

Por Héctor Escamilla

Ejidatarios de El Zapote, quienes demandan a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) los indemnice por el uso de sus tierras para la construcción del aeropuerto de Guadalajara, enfrentan una nueva disputa, ahora contra el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), concesionaria de la terminal aérea, luego que presuntamente se apoderaron de 51 hectáreas propiedad de 35 ejidatarios y ubicadas a un costado del aeropuerto.

El pasado sábado, ejidatarios acusaron que el GAP invadió los terrenos e incluso se colocó una malla ciclónica para cercar la zona. El GAP justificó la acción señalando que el terreno es propiedad del gobierno federal y se encuentra comprendido dentro del polígono concesionado al aeropuerto. “Esta fracción de terreno es de suma importancia para la seguridad del recinto aeroportuario y futura ampliación de las infraestructuras”, informó el GAP en un comunicado.

Sin embargo, los ejidatarios acusaron que el terreno que cercado por el GAP en realidad no forma parte de los planes de expansión de la terminal y tiene propietarios que le han dado uso agrícola.

La mañana de este lunes, los ejidatarios acudieron al predio conocido como San José de la Presa, retiraron la malla ciclónica y anunciaron que habrá un plantón permanente para resguardar el predio.

“(Los terrenos) tienen dueño, hay títulos, certificados posesionarios, documentos (…) que se sienten con los legítimos dueños y se los venden, pero primero que nos pague lo que nos debe”, afirmó Nicolás Vega, líder moral de los ejidatarios.

Roberto Illanes, abogado del GAP, negó que se tratara de un despojo el acto ejecutado el pasado sábado y afirmó que los terrenos están escriturados a nombre del GAP desde 1982. Por la mañana, otro representante del aeropuerto anunció que se procederá penalmente con los implicados en el retiro de las mallas.

“Todo lo que dicen los señores ejidatarios es falso, se tiene esa posesión y se tiene esa propiedad desde 1982 y desde 1998, están los documentos, está la concesión y este tipo de actos serán sancionados por la Ley desde luego serán interpuestas las denuncias penales contra quien resulte responsable”, anunció Juan Carlos Ruvalcaba, apoderado legal del GAP.

Te recomendamos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo