Cárteles trafican armas de 
EU a México en paquetería

La gestión de Donald Trump ha dejado temas en el olvido como la regulación de armas y medidas más eficientes en la frontera

Por Daniel Flores

 

Para abastecer sus arsenales e incrementar su poder de fuego, organizaciones criminales de México optaron por un nuevo modus operandi: enviarlas a través de paquetería y en pedazos.

De esta forma los cárteles burlan la seguridad de ambos países y evitan ser detectados, de acuerdo con el estudio Center For American Progress y reportes de inteligencia de las autoridades estadounidenses.

Incluso, especialistas consultados por Publimetro confirman este nuevo modus operandi, el cual se ha afianzado en los últimos meses.

A esto se le suma reportes de dependencias federales como la Procuraduría General de la República (PGR) que revelan que armas como el AK-47 y M-16, así como de granadas de alto poder, son con las que más se trafica en la frontera sur del país.

Y es que el envío de este tipo de piezas no se considera un delito grave y las armas terminan de ensamblarse en territorio mexicano sin posibilidad de ser identificadas. Es más, según la Ley de Control de Armas la pedacería no es considerada arma de fuego, por lo que su envío no está controlado por la legislación federal.

En 2016, la Oficina de Fiscalización Superior del Gobierno de los Estados Unidos (Government Accountability Office, GAO) reveló un informe sobre el tráfico de armas de Estados Unidos a México donde reconoció que el envío de piezas es actualmente un factor que complica la tarea para frenar ese delito.

La Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés) reveló que no existen datos sobre cuántas piezas son enviadas a México y cuántas de éstas terminan siendo un arma de fuego en uso.

Sólo de 2009 a 2014 en México se decomisaron 104 mil 850 armas que tuvieron algún tipo de registro para rastrear su origen, de las cuales el 70% se compraron en Estados Unidos y posteriormente fueron a parar a varios estados de México.

En tanto, el resto fueron llevadas a países como España donde se registraron tres mil 786; China, tres mil 027; Italia, dos mil 186; Alemania, mil 522; y Rumania, mil 287, sólo el 13% de los casos no se pudo determinar el origen.

Negocio redituable

Una investigación de la Universidad de San Diego muestra que la mitad de los vendedores de armas estadounidenses se benefician económicamente del comercio de armas entre Estados Unidos y México, donde llegan a ganar hasta más de 100 millones de dólares al año.

“En 2017 México registró el nivel más alto de homicidios cometidos en los últimos 20 años, con un promedio de 20.5 homicidios por cada 100 mil habitantes. El acceso a las armas de fuego es uno de los factores que lo han disparado”, subraya el informe.

A detalle:

La ATF rastreó las armas entre las 50 entidades estadounidenses y encontró que la mayoría se compraron en Texas (41%), California (19%) y Arizona (15%).

ENTREVISTA

Ángel Armando Rodríguez Luna, Coordinador de programas y proyectos del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia, A.C (Casede)
Informes de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) revelan que existen al menos 6 mil 700 traficantes de armas a lo largo de la frontera norteamericana con México.

¿Se debe considerar un foco rojo el envío de armas a través de paquetes entre ambos países?

—A pesar de los filtros y mecanismos en la frontera se sigue traficando con armas por estos medios. No tenemos una dimensión clara de cuántas armas se trafican por estos lugares. La frontera sigue siendo muy porosa, y el tráfico de armas sigue incrementándose sin que las autoridades tomen medidas al respecto.

¿De qué manera impacta el flujo de miles de armas en la frontera?

—Impulsa un mercado negro de armas, en México se ha atomizado la delincuencia organizada como en Guerrero, Estado de México, y otras entidades donde la violencia homicida es una constante. Es una responsabilidad compartida y en un tema de alto interes, el propio ex presidente Felipe Calderón dijo que era fundamental que Estados Unidos regulara la compra y venta de armas de alto poder.

¿El gobierno federal ha fallado en frenar el tráfico de armas?

Es un problema que se debe atender de manera frontal y compartida, el problema es que a nivel federal la estrategia no ha sido la adecuada. A esto se le suma que estados fronterizos clave siguen incrementado la venta de armas. Muchos criminales sobornan a muchos ciudadanos estadounidenses para que compren armas y así poderlas traficar sin ningún problema en varios estados del país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo