¿Por qué marcharon los médicos este domingo en todo el país?

Los médicos exigen que el delito de homicidio por el que se acusa a un colega sea reclasificado como culposo y no doloso

Por La Silla Rota

El domingo 26 de noviembre del 2017, Edward, un niño de tres años se fracturó un brazo cuando jugaba con sus amigos, durante una tranquila tarde. Sus padres, Daniela Trujillo y Husseim Luna lo llevaron de inmediato al hospital Dr. Aurelio Valdivieso, de la Secretaría de Salud de Oaxaca.

La lucha por el agua es real en algunas zonas de Oaxaca Sin embargo, debido a la tardanza de los médicos para la atención de su pequeño, decidieron ir a un hospital privado, con la esperanza de recibir un trato más eficiente. Edward fue atendido de inmediato por el doctor Luis Alberto Pérez y la anestesióloga Gabriela Cruz en el Hospital Del Valle, quienes lo ingresaron al quirófano para operarle su brazo fracturado.

La cirugía fue exitosa. Lograron intervenir su fractura y colocarle los aparatos correctivos necesarios. Su salud era estable. Pero el pequeño ya no despertó. No reaccionaba y después de esa operación no volvió a abrir sus ojos.

De acuerdo con los informes médicos, a Edward se le aplicó incorrectamente la dosis de anestesia por parte de Gabriela Cruz, lo que le provocó un paro respiratorio y perdió la vida.

Los padres, Daniela y Husseim demandaron a los responsables de la cirugía de su hijo, así como a la clínica particular. Cinco meses después de la tragedia, el pasado jueves 5 de abril, autoridades detuvieron a Luis Alberto Pérez, el médico que atendió al menor por el delito de homicidio doloso con agravante de responsabilidad médica.

El juez de control de dictó prisión preventiva en lo que se llevan a cabo las investigaciones correspondientes a todos los responsables del caso y fue recluido en el Penal Santa María Ixcotel, en Oaxaca. De ser declarado culpable, Luis Alberto podría pasar de dos a ocho años de cárcel, por la agravante de responsabilidad como médico.

Compañeros médicos de todo el país se han unido a la defensa con el movimiento #YoSoyMédico17. Los doctores afirman que se trata de un caso más de criminalización de un caso médico, ya que, en ningún momento, la intensión de los trabajadores de la salud es que su paciente muera, por lo que consideran injusto el encarcelamiento de Luis Alberto Pérez.

En las calles, y con más de 19 mil firmas exigen que el delito de homicidio por el que se le acusa sea reclasificado como culposo y no doloso, ya que no pretendía que el pequeño Edward muriera en el quirófano.

Cabe recordar que el movimiento #YoSoyMédico17 surgió en 2014, cuando 16 médicos de un hospital del IMSS en Jalisco fueron detenidos por la muerte de una paciente que llegó por el padecimiento de influenza AH1N1 pero en realidad murió por tuberculosis intestinal.

Por su parte, los padres de Edward, Daniela y Hussein exigen justicia por la muerte de su hijo de tres años de edad y castigo a quienes consideran responsables: el médico Luis Alberto Pérez y la anestesióloga Gabriela Cruz.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo