Farmacéuticas proponen que derechohabientes compren su propio medicamento

Instituciones de salud pública en México podrían ahorrarse hasta 11.8% del presupuesto anual si dejan de atender enfermedades como el resfriado, dolores musculares y diarrea aguda

Por Lidia Sánchez

Anualmente se podrían ahorrar hasta 43 mil 538 millones de pesos si los 15 millones de personas que han padecido un resfriado, dolor muscular, de cabeza o estomacal leve adquirieran su medicamento de manera directa en una farmacia y no acudieran a consulta a una de las instituciones de salud pública.

La Asociación de Fabricantes de Medicamentos de Libre Acceso (Afamela) aseguró que el uso responsable y adecuado de medicamentos de venta sin receta u otc, por sus siglas en inglés (over the counter) para el tratamiento de enfermedades de fácil diagnóstico podrían impactar en 11.8% del presupuesto anual del sector salud público en México.

Dicho monto podría emplearse en la atención de padecimientos crónicos prioritarios como la diabetes, que actualmente es la causa de muerte número uno en el país.

"Nuestro propósito no es decirles a los derechohabientes que no vayan al doctor, porque están en todo su derecho; simplemente es comentarle a toda la población que identifique claramente cuándo es necesario o no acudir a este tipo de servicios", comento el director de Afamela, Ricardo Ramírez.

De acuerdo con el estudio El valor y el potencial ahorro económico en el presupuesto de salud de México, presentado este martes, en promedio, una enfermedad de fácil diagnóstico que se atiende con la compra de medicamentos sin receta tiene un costo anual de 199 pesos per cápita; mientras que las instituciones de salud pública como la Secretaría de Salud, el IMSS o ISSSTE pueden destinar hasta 954 pesos anuales per cápita.

Lo anterior representa un gasto 13.88% del presupuesto anual de la Secretaría de Salud, 5.06% del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y 9.81 del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Ricardo Ramírez aseguró que la mayoría de los medicamentos de libre acceso no forman parte del cuadro de fármacos del sector salud público.

Por su parte, el presidente de Afamela, Benni Boruchowski, explicó que existen muchos medicamentos que pueden ser de libre acceso, que lo son en otros países, pero que en México aún requieren receta médica. Todos los fármacos que se pueden adquirir de manera directa en una farmacia o establecimiento ya se encuentran avalados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Los medicamentos de libre acceso representan el 50% del total de fármacos que se comercializan en México, entre los que se encuentran medicamentos genéricos, y esta industria representa el 20% del total de venta del sector.

"En efecto se necesita una campaña de educación por parte de las autoridades para que la población conozca este tipo de opciones; sin embargo, no dejamos de aclarar que, después del proceso de medicación, si el paciente continúa con su malestar, no deje de acudir a atención médica", concluyó Benni Boruchowski.

DATOS 

* Mil 25 pesos cuesta la atención médica y tratamiento de una persona que acude al médico del sector público por un resfriado; si adquiriera su medicamento de forma directa gastaría 35 pesos

*Por cada peso que una persona pueda gastar en una enfermedad de fácil autodiagnóstico, el sector público de salud gasta 7.5 pesos

*La automedicación es reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En cambio, la autoprescripción se entiende como ingerir fármacos que sólo deberían ser recetados por un médico.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo