Noticias

Fiscalía de Jalisco confirma muerte de estudiantes de cine desaparecidos

Los muchachos habrían sido asesinados por miembros de la delincuencia organizada tras ser confundidos con integrantes de un grupo rival

Por Héctor Escamilla

La Fiscalía estatal ofreció una rueda de prensa donde confirmó que los tres estudiantes de cine desaparecidos el pasado 19 de marzo fueron victimados por integrantes de un grupo criminal y sus cuerpos disueltos en ácido.

De momento hay dos personas detenidas por estos hechos, quienes ya fueron presentados ante un juez de control. Además hay otras seis personas que están siendo buscadas.

La dependencia estatal informó que los jóvenes habrían sido asesinados la misma noche en la que fueron desaparecidos. Según un video presentado y donde se narra el proceso pericial, los jóvenes pudieron haber sido confundidos por el Cártel de Jalisco Nueva Generación como integrantes de un grupo rival y ello derivó en el homicidio.

Las autoridades confirmaron que ya se platicó con los familiares de Javier Salomón Aceves Gastélum, Daniel Díaz y Marcos Ávalos, para explicarles los avances de las investigaciones.

El gobernador, Aristóteles Sandoval, lamentó la muerte de los jóvenes y aseguró que su gobierno trabajará hasta esclarecer a fondo el crimen.

Casa 1

En tres casas se desarrolló el crimen: primero en la finca donde los estudiantes, junto con unos compañeros, hicieron una grabación y que era una casa de seguridad para la delincuencia organizada.

En dicha finca, en 2015, fue detenido Diego Gabriel Mejía junto con cinco personas más en posesión de un arsenal. Diego Gabriel Mejía trabajaba para una persona identificada como “El Cholo” y quien ahora mantiene una disputa contra el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Se informó que entre Diego y la tía de Salomón, Edna Judith, había varias vinculaciones. Diego usaba testaferros para adquirir propiedades y Edna Judith aparecía como propietaria de esa casa. Además, una pareja sentimental de Diego le transfirió a Edna el control de estéticas masculinas donde se ejercía la prostitución.

En todo caso, la investigación confirma que Edna fue quien prestó ese inmueble a su sobrino para que realizarán la grabación.

Cuando dos “halcones” (los ahora detenidos) vieron movimiento en la casa de Diego Gabriel el 18 de marzo, dieron aviso a sus superiores y se ordenó el “levantón” de los jóvenes al confundirlos con gente de Diego Gabriel Mejía y la agrupación La Nueva Plaza, con quienes existe una disputa.

Casa 2 y 3

Después de ser privados de la libertad el 19 de marzo en Nuevo Periférico, los jóvenes fueron trasladaos a la finca 8991 de la calle Lechuza en la colonia Pinar de las Palomas donde los tres jóvenes fueron torturados e interrogados. En la casa se encontraron rastros de sangre que corresponden a dos de los estudiantes.La vivienda pertenece a una persona identificada como Daniel Mejía “El Canzón”, asesinado el pasado 2 de abril.

Los jóvenes habrían sido enviados después a la casa 450 de la calle Amapola en Haciendas de la Reina donde habrían sido colocados dentro de tambos con ácido y disueltos.

Se encontraron restos de ADN de Daniel Díaz y Marcos Ávalos, aunque se cree que los tres muchachos fueron asesinados de la misma manera.

La Fiscalía informó que hay por ejecutar otras dos órdenes de aprehensión en contra de personas implicados en la desaparición forzada y homicidio de los jóvenes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo