La historia de Marco, uno de los jóvenes disueltos en ácido por el narco

Este lunes se confirmó la muerte de los tres estudiantes de cine de Tonalá, Jalisco, los cuales presuntamente fueron asesinados por integrantes del CJNG

Por letraroja

Este lunes se confirmó la muerte de los tres estudiantes de cine de Tonalá, Jalisco, los cuales presuntamente fueron asesinados por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), luego de ser privados de su libertad.

Los jóvenes fueron identificados como Javier Salomón Aceves Gastélum, Marco Ávalos y Jesús Daniel García Díaz, alumnos de la Universidad de Medios Audiovisuales CAAV.

Se sabe que los tres estudiantes fueron a realizar una tarea escolar en una casa identificada como ‘La Cabaña’, en Periférico y Colina Central en el fraccionamiento Colinas, usada como casa de seguridad por el CJNG.

La historia de Marco Ávalos

Aylín, mejor amiga de Marco Ávalos, de apenas 20 años cumplidos, compartió en redes sociales su historia con el joven estudiante, de quien dijo fue su "cómplice y compañero de vida".

Ambos jóvenes originario de Tepic, Nayarit, se conocieron en la secundaria en la clase de Artes, ahí comenzó su amistad.

Señaló que Marco era un chico sonriente, talentoso, que le gustaba hacer bromas, con ganas de salir adelante, carismático, ocurrente, una de las personas de las que jamás quería estar alejada. Además, le gustaba realizar videos, pues desde muy chico estaba consciente que quería ser director de cine.

En la secundaria grabó su primer cortometraje que tituló “La Cuarentena”. En sus tiempos libres y creativos cantaba rap y doblaba películas como las de Harry Potter, le salían muy chistoso narra Aylín.

Uno de los días inolvidables para Aylín fue su fiesta de XV años, en donde Marco la acompañó como su chambelán; la joven recuerda que ese día hasta él estaba muy nervioso.

Marco Foto: Letraroja

Aylín recuerda que el joven de 20 años era muy hiperactivo, su tic cuando estaba nervioso era mover la pierna, así uno se podía dar cuenta, refirió.

Después de su época de adolescentes, pasaron a la prepa en donde también pasaron tiempo juntos. Posteriormente, cuenta, Marco se fue a otra escuela especializada en cine para seguir con sus sueños de ser un gran productor.

En la prepa pasaron más tiempo juntos, tenían más libertad de ir a varios lugares, conocer y disfrutar sanamente de esta linda amistad.

Cuando Marco se cambió de escuela se enfocó más en su carrera, pues era más dedicado.

Aylín cuenta que de Marco nadie tiene un mal recuerdo, era un hombre estupendo y asegura que cada persona que lo conoció tiene una buena historia que contar.

En 2017, la fiesta de despedida llegó, pues Marco iría a Guadalajara a estudiar cine, su mayor sueño en esta vida. Después de eso la relación siguió a distancia.

La última vez que la joven vio a Marco fue el pasado 23 de diciembre, aquel día comieron juntos y pasaron un día feliz como todos los que pasaba con él, sin imaginar que aquel sería el último beso y abrazo.

Marco Foto: Letraroja

Secuestro

El 21 de marzo, Aylín recuerda que fue uno de los peores días de su vida, tenía miles de mensajes en su teléfono y todos decían lo mismo: “Secuestraron a Marco”.

“Mi memoria recorrió en tres segundos todos los momentos felices a lado de Marco y sentí un vacío enorme, estaba muy confundida, pensaba que era un error y que Marco regresaría pronto".

“El 26 de marzo sus ex maestros y compañeros del Cedart organizaron una marcha para exigir su aparición, obviamente asistieron todos sus amigos, al grado de que estuvieron a punto de correr a dos porque fueron en horario laboral”, recuerda Aylín.

Aylín recuerda que toda la marcha se aguantó el llanto, pero el momento que escuchó la frase “vivos se los llevaron, y vivos los queremos” reaccionó y se dio cuenta que el chico que salía en la tele, en las noticias, en internet era él… su mejor amigo.

Aylín tiene tantas preguntas en su cabeza entre ellas:

“¿Por qué él?, si lo único que hacía era estudiar para cumplir su sueño”, indica la joven.

Ahora, Marco siempre será recordado por Aylín como el amigo que la enseñó a cumplir sus sueños, él que la inspiró a no tener límites y le promete que cumplirá cada uno de ellos y que el próximo año irá al Tomorowland como algún día ambos prometieron ir.

TE RECOMENDAMOS:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo