Homicidas confundieron a estudiantes de cine con narcos rivales

El color de los vehículos de los jóvenes y su estancia en la granja de la colonia Los Amiales fueron factores para que fueran confundidos con miembros de un grupo rival

Por Publimetro

Por medio de las noticias, los responsables del homicidio de los tres estudiantes de cine desaparecidos en Tonalá el pasado 19 de marzo se habrían percatado que cometieron un error y que las personas a quienes habían privado de la vida no eran los miembros de la agrupación La Nueva Plaza a quienes pretendían interceptar.

Puedes leer también: Asesinato de estudiantes revive la técnica de El Pozolero

Según las declaraciones de los dos detenidos, Omar “N” alias “El QBA” y Gerardo “N” “El Cochi”, el jueves 22 de marzo por la mañana recibieron llamadas de una persona identificada como “El Chaparro” quien los coordinó para llevar un perfil bajo y evitaran acercarse a Tonalá porque la plaza “estaba caliente” y “se habían equivocado” con los tres muchachos. Les sugirió que estuvieran al pendiente de nuevas instrucciones.

Esta llamada se habría originado después que la noticia se expandió en medios de comunicación y comenzaron las movilizaciones reclamando justicia.

Presuntamente, los homicidas pensaron que los jóvenes eran gente de Diego Gabriel Mejía, ex propietario de la casa e integrante de La Nueva Plaza, organización criminal en disputa con el Cártel de Jalisco Nueva Generación y liderado por una persona identificada como “El Cholo”.

Autos blancos 

Trascendió que la gente de Diego Gabriel Mejía se transportaba en carros blancos, igual al color de los vehículos en los que viajaban los estudiantes y por ello supusieron que sí se trataba de ellos.

Los detenidos señalan, según datos de la carpeta de investigación, que, aunque comenzaron a vigilar la casa de Los Amiales, donde los jóvenes realizaban su grabación, desde principios de marzo, intensificaron la supervisión tarde del domingo 18 de marzo. Pensaron que Diego Gabriel había retornado después de haber sido liberado de la prisión.

Según las declaraciones, Javier Salomón fue torturado por un sujeto apodado "El Grillo" y "El Canzón” en la casa de este último en Lechuza número 89, Pinar de las Palomas en Tonalá. Lo habrían matado a golpes.

Los otros jóvenes estaban bajo resguardo de “El Kalimba”, "El Choco", "El Cochi", “El Pimpollo” y "El Fierros" y habrían sido asfixiados.

En la casa de “El Choco” en Amapola 450 de Prados de la Reina, los cuerpos fueron disueltos la madrugada del 20 de marzo.

Según la declaración de los dos detenidos, "El Cochi", "El Canzón", "El Choco" y “QBA” prepararon los tinacos con ácido sulfúrico al 98% para disolver los cuerpos, pero fueron “El Choco” y “El Chaparro” quienes introdujeron los cuerpos, dos en un contenedor, otro en otro.

VIDEO RECOMENDADO EN PUBLIMETRO TV

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo