Conflictos amenazan la elección en la zona Norte de Jalisco

El INE anuncia que, de momento, el proceso está suspendido en dos comunidades por disputas con grupos indígenas con gobiernos de Nayarit y Jalisco

Por Héctor Escamilla

El norte de Jalisco se ha convertido en un foco amarillo para el próximo proceso electoral. El Instituto Nacional Electoral (INE) adelantó que, de momento, se suspendió el proceso en dos comunidades indígenas wixárikas: San Andrés Cohamiata y San Sebastián Teponahuaxtlan, en el municipio de Mezquitic, ya que se encuentran en pie de lucha, debido a que sufren un despojo de tierras.

Los habitantes de ambos pueblos mantienen una confrontación con autoridades estatales de Nayarit y Jalisco. En el caso de Nayarit, el conflicto inició después que el Congreso de ese estado avaló un decreto en el que 25 mil hectáreas que pertenecen a indígenas de Jalisco pasarían a territorio nayarita, mientras que al gobierno de Jalisco lo acusan de no preocuparse de su situación social y de ceder a los intereses del gobierno nayarita.

Los indígenas amenazaron que si el gobierno de Jalisco no interviene, no permitirían a los candidatos ingresar al municipio para realizar campaña y boicotearían las elecciones del 1 de julio. Estos grupos hasta el momento han cumplido su promesa y, además, advierten que hay otras comunidades que podrían unirse a la lucha.

La Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE) en Jalisco alertó sobre esta situación y afirmó que las reacciones de las comunidades impiden continuar con la preparación del proceso electoral.

En sesión del consejo estatal del INE, la consejera electoral María Rosa Guzmán Valdés pidió al organismo intervenir ante las autoridades encargadas de resolver el conflicto por territorios y evitar que esto afecte el desarrollo del proceso.

Además de las dos comunidades, existen otros focos amarillos en otros pueblos de Mezquitic y Tuxpan de Bolaños.

Carlos Manuel Rodríguez Morales, titular de la junta local del INE, informó que no entra en las facultades del INE mediar en el conflicto territorial, pero buscarán dialogar con los líderes de las comunidades indígenas para que permitan seguir con el proceso y capacitación electoral e instalar casillas para realizar los comicios. En la zona se piensan instalar cinco mesas de casilla.

Cabe señalar que en la zona norte de Jalisco también se ha reportado la presencia de grupos de la delincuencia organizada. Si bien la autoridad electoral no ha reconocido este riesgo, algunos organismos han reportado su preocupación ante la posibilidad de que puedan llegar a afectar el desarrollo de los comicios del 1 de julio.

Te recomendamos

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo