Tips para hacer que tu trabajo valga cada minuto

"Si ya trabajas tanto por ganar cada peso, asegúrate de que ese dinero valga minuto de esfuerzo", escribe Ilse Santa Rita, de GBM.

Por Ilse Santa Rita

El primero de mayo se conmemora el Día del Trabajo y es una buena oportunidad para pensar en cómo aprovechamos el dinero que ganamos con él.

Evita a toda costa vivir la típica historia de terror en la que, a pesar de prácticamente vivir en la oficina, nunca tienes dinero para cumplir tus planes de vida porque te lo gastas en cosas que no necesitas y que ni siquiera tienes en tu radar.

Nunca tienes tiempo ni dinero para irte de viaje, seguir estudiando o hacer cualquiera de las cosas que te apasionan. Ah, pero quizá tienes gastos excesivos en cafés caros, taxis o quizá una renta excesiva comparada con tu salario.

Por eso, si ya trabajas tanto por ganar cada peso, asegúrate de que ese dinero valga minuto de esfuerzo.

  • El dinero que ganas lo pagas con tiempo.

Recuerda que el dinero que ganas lo pagas con tiempo de vida. El dinero es el tiempo de tu vida que te dedicas a ganarlo, el tiempo que estás en la oficina en lugar de estar con tu familia, tus amigos o tu perro. El dinero es ese tiempo que dedicas al trabajo mientras tu familia celebra el cumpleaños de tu mamá, tu papá o la abuela. Por eso, así como cuidas tu tiempo, sé responsable con el dinero que ganas con él.

  • Usa tu dinero en cosas o experiencias que le agreguen valor a tu vida.

Ya dijimos que el dinero lo pagamos con tiempo. Entonces, procura usar tu dinero en cosas relevantes para ti. El dinero se vuelve valioso cuando realmente lo usas para cosas que te agregan valor. Úsalo para vivir más, para irte de viaje, estudiar, comprarte algo que realmente quieres. Cuando te gastas el dinero y al final de la quincena no supiste ni en qué, es como tirar tu tiempo a la basura.

  • Haz algo significativo para ti y para los demás.

Existen encuestas que dicen que las personas entre 20 y 35 años, considerados la generación millennial, hoy prefiere gastar su dinero en vivir experiencias significativas y entretenimiento que en objetos.

Personalmente, mi gasto está balanceado. Ni lo gasto todo en objetos ni lo gasto todo en experiencias. Lo que sí he aprendido es que un buen recuerdo con las personas que te importan como familia o amigos vale mucho más que cualquier fortuna.

Eso sí, cuando gastes en experiencias, solamente asegúrate de no descuidar o comprometer otros planes o compromisos importantes como pago de deudas.

  • También ahorra para el futuro.

¿Te acuerdas de ese peinado que te encantaba en los noventa? ¿O ese pantalón con el que te sentías la reina de la colonia, pero que hoy juras que jamás volverías a ponerte? Nuestros gustos cambian, y nuestras metas en la vida también. Por eso siempre debes tener un ahorro para el futuro. ¿Y si mañana se te antoja emprender tu propio negocio? ¿Y si mañana lo que quieres es irte de viaje y no volver? ¿Y si quieres hacer la maestría? Ahorra desde hoy y estarás listo para cumplir los sueños de tu “Yo del futuro”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo