Forenses defienden peritaje pese a falta de pruebas genéticas de estudiantes de cine

El titular del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses reconoció que no hay huellas genéticas que permitan identificar los restos de los tres estudiantes de cine presuntamente disueltos en ácido, pero insistió que existen los elementos para determinar este desenlace

Por Héctor Escamilla

El titular del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), Saúl Cotero Bernal, afirma que si bien no se han encontrado perfiles genéticos en los tambos con ácido donde presuntamente disolvieron los cuerpos de los tres estudiantes de cine desaparecidos el pasado 19 de marzo, sí existen elementos que sustentarían los resultados de la investigación elaborada por la Fiscalía.

Este jueves un diario local publicó declaraciones del funcionario donde se afirmaba que no existían evidencias científicas para corroborar el homicidio de los jóvenes, a lo que Cotero Bernal ofreció una rueda de prensa para acusar imprecisiones en la información. En dicha rueda no se aceptaron cuestionamientos de los reporteros.

Cotero explicó que en la casa de Lechuza de Pinar de las Palomas se hallaron residuos del ADN de Jesús Daniel Díaz García y que dieron positivo al ser cotejados con sus familiares. Los rastros de ADN de Marco Francisco García Ávalos, encontrados en la casa de Amapola, también dieron positivo al ser contrastados.

El funcionario explicó que de momento han recibido más de 150 indicios o datos de prueba y no se ha encontrado ningún perfil genético propio de Javier Salomón Aceves Gastélum, pero aseguró que “la Policía Científica Federal, que también colabora en la investigación, está realizando otras pruebas adicionales”. Añadió que la misma instancia federal ayuda a analizar los residuos hallados en los tinacos de la casa de Amapola y cuando haya resultados se darán a conocer.

“La nota dice que no hay elementos que permitan confirmar científicamente la muerte de los tres estudiantes. Aclaro, un servidor, en ningún momento, ha dicho que en la finca tres, donde se encontraban los tinacos, no se hayan disuelto los cuerpos de las personas, como se ha asentado en las declaraciones de las dos personas detenidas. Lo que he dicho es que nosotros, como instituto científico no hemos encontrado pruebas que nos permitan corroborar el ADN de los jóvenes, de entre los residuos de esos contenedores”.

Cotero mencionó que la investigación sigue su curso. Señaló que hallar restos orgánicos en ácido sulfúrico es complicado, ya que desintegra el ADN, sobre todo si se usa en alta concentración. “Esto hace que la labor de los especialistas lleve aún más tiempo en concluirse”.

Los padres de los tres estudiantes han desestimado los resultados de la invesigación, afirmando que no hay evidencias científicas que conprueben que en efecto, sus hijos fueron disueltos en ácido como señala la Fiscalía.

Te recomendamos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo