El gobierno no puede ser juez y parte, afirma Miguel Castro

El candidato del PRI a la gubernatura adelantó que, de llegar al poder, impulsará una reestructura de la administración pública para combatir la corrupción

Por Héctor Escamilla

Miguel Castro Reynoso generó sorpresa al ser electo por unanimidad como candidato a gobernador por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Político joven con amplia trayectoria, pues ha sido dos veces alcalde de San Pedro Tlaquepaque y titular de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (Sedis), dejó en el camino a otros pesos pesados dentro del tricolor que también buscaban el abanderamiento: el secretario de Educación, Francisco Ayón; al mismo ex dirigente estatal, Héctor Pizano, o al ex fiscal Eduardo Almaguer.

Castro sabe que tiene un camino aún muy largo para seguir ganando voluntades, y es por ello que su estrategia consiste en retomar el acercamiento con los sectores sociales, algunos de ellos resentidos con el PRI y que le cobraron factura al tricolor en los comicios intermedios de 2015. Castro afirma que el “Tú mandas”, que adoptó como slogan de su campaña, debe ser el mantra de todo político, no sólo en tiempos electorales.

¿Cuáles considera que son sus principales propuestas?

— Te diría que hay tres temas fundamentales para la entidad: el tema de la seguridad, el combate a la corrupción y la impunidad y, muy importante, combatir la desigualdad social.

La riqueza se concentra sólo en unos cuantos en Jalisco, ¿cómo revertir la situación?

— Tenemos que aplicar una estrategia de inclusión social de forma efectiva, con los tres niveles de gobierno e impulsar un combate frontal a la corrupción, que permita hacer un buen uso de los recursos públicos. Debemos combatir las carencias para que toda familia salga adelante.

Debemos atender primero que todas las familias tengan un piso firme, un muro sólido enjarrado, todos los servicios necesarios al pie de la vivienda como drenaje, agua potable, pavimentación, electricidad y que esa familia tenga servicio de seguridad social, un centro de salud cercano a la vivienda, una escuela cercana donde sus hijos puedan estudiar y que adicionalmente esta familia tenga un ingreso económico por encima de la canasta básica.

Hoy en Jalisco hay 1.7 millones de jaliscienses que tienen por lo menos una carencia. A ellos debemos de abocarnos con una estrategia quirúrgica que permita al gobierno atender con sus programas operativos, de apoyo social, u otras alternativas de ingreso. Debemos generar elementos para combatir las carencias… generar programas que ayuden e impacten a las familias de forma positiva, que les permitan ahorrar agua o energía.

Decir ‘Tú mandas’ es la estrategia única que debe existir. No puede un gobernante tomar una decisión
si antes no toma en cuenta la voluntad del pueblo

Mi mayor preocupación será que las familias puedan recurrir a la tecnología de última generación que les permita mejorar sus condiciones de vida y reducir sus consumos, de forma eficaz y eficiente. Trataremos de generar apoyos para que las familias más vulnerables tengan contadores de litros, tazas ahorradoras o paneles solares. Nuestro deber es generar opciones para que las familias puedan mejorar sus condiciones de vida.

¿En qué áreas habrá impulso económico?

Vamos a fortalecer las industrias creativas, Jalisco es líder en innovación, ciencia y tecnología. Mi mayor deseo es que Jaime Reyes pueda seguir en esa secretaría los próximos seis años. Creo que en esta secretaría se han hecho grandes cosas y buenos resultados. No lo he consultado con él, pero quiero dejar en claro que reconozco su trabajo.

En materia de movilidad, ¿cuál sería la propuesta?

— Hay que fortalecer MiBici Pública, programas de movilidad no motorizada dentro de la zona metropolitana de Guadalajara. Hay que impulsarla también fuera del área metropolitana, por ejemplo, en Lagos de Morenos, donde acabamos de lanzar esta propuesta. Debemos desincentivar el transporte privado, porque hay zonas donde es un problema e, incluso, ya afecta el aspecto turístico.

Debemos establecer planes municipales en el manejo de la movilidad como Mazamitla o Puerto Vallarta.

En la zona metropolitana estamos trabajando en un plan maestro que daremos a conocer pronto. Son líneas estratégicas en las que deberemos trabajar. Una de ellas es la consolidación del Peribus.

Además implementaremos una ruta de BRT desde la Barranca (de Huentitán) hasta el aeropuerto Miguel Hidalgo. Esto es algo que urge, porque es un gran circuito que mueve diariamente a cientos de miles de personas y además desincentivaría el uso de vehículos de motor, porque representaría una alternativa de movilidad.

También terminaríamos de impulsar las rutas alimentadoras en todo lo que es la Línea 3, pero una estructura integral y completa; un esquema de PreTren desde Tesistán, las zonas más alejadas y que conecten hasta la primera estación del tren. Por último, una línea de tranvía, efectiva y moderna, hasta Tlajomulco. Son los compromisos que pretendo consolidar en este plan de gobierno.

Finalmente daríamos continuidad a la reorganización de las troncales de transporte público y al tema de la bicicleta y la movilidad no motorizada.

Sobre la presa El Zapotillo, ¿qué van a proponer?

— La cortina a 80 metros y salvaguardar la integridad de los pueblos. Que no se inunde Temacapulín y apostar con todo por El Purgatorio y que ésta sea una opción que beneficie a la región Altos y que la zona metropolitana tenga el abastecimiento de agua que requiere. Además, el objetivo es cuidar el lago de Chapala. Nosotros tenemos que sentarnos a plantear un acuerdo que permita salvaguardar los derechos de los jaliscienses en materia de agua.

¿Cómo frenar la proliferación de la delincuencia organizada y combatir las desapariciones?

— Primero, debemos reconocer que existe el problema. Estoy planteando la creación de la Secretaría de Seguridad, Prevención y Protección Civil, con el interés de combatir ambos problemas, pero también los feminicidios. Habremos de crear una fiscalía especializada en atender la violencia de género.

El gobierno no puede ser juez y parte, afirma Miguel Castro FOTO: Cortesía

Además, hay un tema sensible: seis de cada 10 delitos en Jalisco son cometidos por personas que se encuentran bajo los influjos de alguna droga. Por ello he propuesto la creación de 13 centros de adicción que atiendan el tema desde la prevención y la atención. En cada región de Jalisco habremos de contar con centros para atender este problema. Sobre la legalización de la marihuana, pienso que hay un falso debate mientras que el gobierno no consolide una política pública contundente para combatir las adicciones. Estaré dispuesto a dialogar y debatir este tema cuando exista infraestructura para atender las adicciones.

¿Y cómo frenar la corrupción?

— Debemos trabajar en cuatro líneas de acción: una estrategia de ética y buen gobierno, estrategia de contabilidad gubernamental, una de rendición de cuentas y mejores acciones en materia de transparencia.

Debemos plantear que la labor de la contraloría del estado no sea decisión del gobernador. No podemos ser juez y parte. La Contraloría no debe ser rehén del gobierno, sino que trabaje de la mano con la sociedad civil organizada, a través de un diseño elaborado en conjunto.

La fiscalía general debe ser impulsada a través del modelo que plantea el nuevo sistema estatal anticorrupción. Reitero, no puede haber un gobierno juez y parte.

Botepronto

Lo primero que le llegue a la mente:

  • Anaya: mentira
  • López Obrador: retroceso
  • Peña Nieto: presidente
  • Donald Trump: charlatán
  • Jalisco: mi tierra
  • Inseguridad: grave problema
  • Marihuana: en contra
  • Aristóteles: gobernador
  • Corrupción: cero tolerancia

A fondo

  • Libro favorito: La Sombra del Galileo de Gerd Theissen y Jesús de Hans Küng.
  • Película favorita: El ciudadano Kane y me gustó mucho Las horas más oscuras. También me gusta mucho La vida es bella y El Padrecito, de Cantinflas.
  • Comida favorita: los tacos y los mariscos.
  • Deporte favorito: correr.
  • Equipo: Atlas.
  • Género musical: me gusta de todo, ahorita escucho mucho la música de mariachi.

¿Última vez que…

  • …se arrepintió de algo? Es tonto, no me compré mi banco para  hacer abdominales, pero algo que sí me pesa es no darme un día a la semana para estar más con mi papá.
  • …se puso una buena guarapeta? Hace cinco o seis años. No me quedaron ganas de hacerlo de nuevo. Hasta me puse una regla para no volver a excederme.
  • se enojó por algo? Trato de no enojarme tanto, pero fue un problema de agenda el que me hizo molestar.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo