Acusan desdén para atender desapariciones en Jalisco

Académicos afirman que familiares de las víctimas tuvieron que ocupar las actividades e investigaciones que los tres niveles de gobierno dejaron de atender

Por Héctor Escamilla

A las autoridades de los tres niveles de gobierno les ha faltado sensibilidad para atender el tema de las desapariciones, advierten académicos y especialistas de la Universidad de Guadalajara (UdeG), quienes afirman que ante la apatía oficial, han sido las madres y familiares de las víctimas quienes toman la iniciativa de encabezar las acciones para localizarlos.

Te recomendamos: Madres de desaparecidos en México marchan para que sus hijos no caigan en el olvido

Según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), en Jalisco hay, hasta el 31 de enero de 2018, tres mil 060 carpetas de investigación abiertas en el fuero común por desaparecidos y 26 del fuero federal.

“La desaparición de un ser amado produce un tipo de pérdida específica, no se consuma como tal porque no hay certeza sobre la suerte del desaparecido, sobre todo, en qué circunstancias”, señaló Flavio Meléndez Zermeño, especialista en salud mental de la UdeG, quien mencionó que los familiares de los desaparecidos tampoco pueden vivir un duelo porque existe la esperanza de la localización de su familiar.

El académico destacó que los perpetradores de las desapariciones en México se han multiplicado y comparó la situación con las dictaduras de América del Sur, donde sólo estaba identificada la fuerza del Estado como causante; en México, las desapariciones son responsabilidad de diversos actores: delincuencia organizada, entes políticos, empresas o la policía.

Madres marchan en la CDMX por sus hijos desaparecidos Miles de personas se sumaron a las protestas por los miles de desaparecidos en México. / Foto: Especial/Facebook

El especialista destacó el derecho a la ira y al reclamo: “El dolor de estas madres se convierte en rabia y eso les permite protestar colectivamente, buscar a sus hijos, convertirse en investigadores y activistas, aprender de leyes”.

Meléndez Zermeño fue muy crítico con las declaraciones de José Raúl Rivera, recientemente nombrado fiscal especializado para personas desaparecidas. El funcionario mencionó en una entrevista que las marchas y movilizaciones generaban un gran dolor a las familias y revivían sus traumas. “El funcionario no se da cuenta que es todo lo contrario. Eso es lo que les permite un sostén subjetivo para sostener la vida en un sufrimiento más atrás”, destacó Meléndez.

"La nueva Fiscalía no ha cambiado mucho el panorama de la atención a desaparecidos. Hay mamás que tienen ocho, diez años pidiendo una sábana de las llamadas de sus hijos (es cosa de sólo mandar un oficio a la empresa proveedora), pero ni eso han hecho. Las autoridades no han hecho su parte (…) El nuevo fiscal para personas desaparecidas (José Raúl Rivera) y eso lo digo a título personal, tendría que renunciar ya. El señor no tiene la más remota idea, no conoce el problema y en la entrevista que le hicieron el fin de semana dijo cosas verdaderamente graves, por ejemplo, que para las familias es peor salir a protestar. Él utiliza una etiqueta psiquiátrica para las familias, el síndrome de estrés postraumático, de la cual se ve que no tiene idea de qué se trata", agregó el académico.

Te recomendamos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo