Error en asalto causó impacto de trenes en Veracruz

Trabajadores de la empresa Ferromex afirmaron tener las pruebas del error que causó la colisión de trenes en Río Blanco, Veracruz

Por La Silla Rota

Un error milimétrico de una banda asaltatrenes puso al borde de la muerte a cuatro trabajadores de Ferromex y a cinco migrantes centroamericanos, entre ellos a un niño de 10 años que saltó junto a su madre a las vías minutos antes del impacto entre dos ferrocarriles en Río Blanco, Veracruz.

Con un récord de seis descarrilamientos de trenes en 20 días y sin ninguna detención, presuntos integrantes de la delincuencia organizada habrían puesto en marcha un nuevo golpe en la zona de Las Altas Montañas que tenía como botín cientos de toneladas de trigo que serían distribuidas en factorías de Puebla.

Corrían las 3:29 horas del 19 de mayo; un ferrocarril compuesto por 47 vagones circulaba a 20 kilómetros a la altura del balneario del Rincón de las Doncellas, en Nogales, un escenario inmejorable para que dicha agrupación cometiera el atraco.

La Silla Rota entrevistó a un grupo de trabajadores de la empresa Ferromex, quienes, "fastidiados" por una estampida de asaltos que han provocado lesiones a compañeros suyos, explicaron un "error de los delincuentes" que dejó pérdidas cuantiosas al sector privado y agravios a ocho personas.

Los "maleantes", dijeron, se habrían aprovechado de la baja velocidad del ferrocarril para correr y montarlo en movimiento. Como en otras ocasiones, cerraron las llaves angulares de las líneas de aire para frenar el tren y tiraron de una palanca para separar los vagones.

"El propósito de estos canijos era descarrilar el ferrocarril para saquearlo con tranquilidad, pero esta vez les falló porque el tren iba ascenso y solo ocho vagones se quedaron parados, los otros 39, debido a la topografía del terreno, retrocedieron con una velocidad impresionante hasta impactarse en el patio ferroviario de Río Blanco", explicaron. , .

De acuerdo con los trabajadores, los 39 vagones alcanzaron una velocidad de 110 kilómetros por hora, y recorrieron una distancia de 11 kilómetros en seis minutos aproximadamente. Aseguraron que la trayectoria en línea recta, permitió que el impacto contra más vagones estacionados en el patio ferroviario, se diera a hasta ese lugar.

Juan Pablo Ramos Huerta, director de la Unidad Municipal de Protección Civil de Río Blanco, confirmó que por estos hechos resultaron heridos cuatro empleados de Ferromex un maquinista, un conductor y dos garroteros; y cinco centroamericanos, quienes fueron canalizados a hospitales de Río Blanco y Orizaba, Veracruz.

Migrantes que se trasladaban a la Ciudad de México saltaron para no morir

El dueño de la tienda de abarrotes El Marroco, comparte que alrededor de las 23:30 horas un grupo de 20 migrantes centroamericanos se surtieron en su negocio con víveres y cartones que tenderían sobre los vagones para adaptarlos como camas.

"Había hombres y mujeres; para mi era un grupo más que se acomodó en los vagones y que tomaría la ruta Veracruz-Ciudad de México. Ya en la madrugada cuando escuchamos el estruendo tan canijo y sentimos como que tembló, nos acordamos de todos ellos", comparte el despachador.

Esta versión, que fue replicada en medios de comunicación y redes sociales, fue confirmada por el director de Protección Civil Juan Pablo Ramos Huerta, quien dijo que alrededor de 20 migrantes saltaron a las vías férreas, una vez que el tren retrocedía a gran velocidad y con el sistema de frenos averiado.

"Nos coordinamos los equipos de Protección Civil de Río Blanco, Nogales y Camerino Z. Mendoza para dar con estas personas y efectivamente encontramos a cinco; tres en Nogales y dos en Río Blanco. Dos presentan lesiones más graves, en la cadera y en el pie, cuando cayeron a las vías", agregó.

Los migrantes lesionados son: Cristian Javier Ramos Hernández, de 21 años; Marco Antonio Zamora Díaz, de 37; José Abdul Cid, de 19; Elisa Padilla Ayala, de 33; y Juan Ramón Chinchilla, de 10 años, todos trasladados al Hospital Regional de Río Blanco.

El director de Protección Civil, Pablo Ramos Huerta, informó que en el patio ferroviario fue designado un agente canino, que hasta el momento no ha olfateado restos humanos; aunque reconoció que la tarea del perro es complicada pues "se estresa" al confundirse con el olor que despide el trigo regado sobre los rieles.

A lo lejos de las diligencias forenses, un pequeño grupo de centroamericanos se miran entre sí y se preguntan qué sigue en su plan con miras al país norteamericano. "Yo apenas pueda cojo un tren y me regreso a mi país", comparte un joven de cabello rizado, mientras espera una última gota de refresco de su botella de 600 mililitros.

En Publimetro TV

Continúan las erupciones volcánicas en Hawai

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo